Insert Coins

Una nueva realidad

- ¿ que es todo esto ? - pregunte - tan sorprendido como asustado. 
Ninguno de mis amigos podía responderme, vivíamos en el año 5321 y jamás habíamos visto  un monstruo como aquel, era un enorme figura de metal, arruinada por el tiempo y el clima.   A estas alturas nos encontrábamos a los limites de la ciudad y si hacíamos silencio se escuchaba el ruido del acantilado, que corría entre las rocas.  Luego de rodear esa extraña figura de metal,  que parecía la cabeza de un extraño robot cómico, vimos un camino de madera que atravesaba el bosque y envueltos por la curiosidad decidimos avanzar hasta el final.  El camino crujía sin parar y con cada paso sentíamos que se desmoronaría sin mas, pero resistió hasta que llegamos al acantilado.  Inmediatamente un sentimiento abrumador de miedo y sorpresa nos invadió debido a que a nuestro alrededor aparecieron mas criaturas de metal, recuerdo una en particular, un rostro adorable y diabólico a la vez, como si fuera la cara de un ratón con ojos saltones rodeados de color piel como si fuera una persona. Esa figura me revolvió el estomago, pero no podía dejar de mirarla.  En ese momento yo estaba a los pies del riachuelo y mis amigos se separaron de mi y empezaron a recorrer el lugar. 
Henry giro 180 grados y se detuvo frente a una figura cuadrada, parecida a una esponja pero esta tenía zapatos y brazos, nunca habíamos visto algo así, además estaba llena de agujeros  y era de un color amarillo fuerte, parecido al sol. A diferencia de Rick que era el mas aventurero,  se adentro en lo poquito de bosque que quedaba y encontró lo que parecía el casco de un robot o un extraño astronauta del año  2000 o algo de ese estilo, el sabía que era algo de aquellas épocas , pues gracias a la actual tecnología medica la comunicación con los muertos ya no era un problema y en los últimos meses había estado hablando con su tátara, tátara,  tátara abuelo, llamado Han. A la vez, franco era un poco mas curioso que el resto y encontró un Pasadizo que se dirigía hacia abajo de la tierra, mediante un extraño túnel  poco iluminado y encontró allí   enormes esferas blancas y rojas divididas exactamente a la mitad, con un  punto gris en el medio, franco recordaba haber visto esas esferas en alguna foto  vieja, de su abuelo en vacaciones , mientras existía Disney por el 2000 o por esas épocas, cuando la gente todavía moría y se peleaban en guerras.  De la nada apareció una tortuguita de color azul y caparazón marrón, quien le pidió amablemente que lo siguiera  y como el era de lo mas curioso lo siguió sin dudar.  Frank dio unos pasos mas haya de donde me encontraba y se encontró con  un camino de cajitas, flotando en el agua con signos de preguntas en las caras que se dirigían hacia dos honguitos de colores, uno verde y uno rojo , Frank era gran fan del color rojo y sin pensarlo dos veces se fue atrás del honguito rojo.  Por ultimo Mato y Filip volvieron a través del puente , no se si fue por miedo o por el pánico de saber que no debíamos estar allí, debido a que estaba prohibido a nivel nacional ingresar a ese bosque,  pero ambos se marcharon sin razón. Pero  Mato se entretuvo mirando la enorme cabeza de robot que habíamos encontrado al principio y Filip continuo insistiendo para que lo acompañáramos,  pero no hubo caso a nosotros nos consumía la curiosidad y la emoción, deseábamos demasiado resolver ese misterio,  así que Filip  se volvió solo a casa.   De repente y del fondo de la tierra escuche gritar mi nombre, de una forma tan desgarradora que el corazón paso a latirme a mil por hora - ¡¡¡ Dan ven rápido !!! - corrí tan rápido como pude pero la puerta hacia el oscuro túnel,  se cerro inmediatamente. Franco empezó a asustarse, a gritar como loco y a llorar, diciendo: 
_¿Dan que esta pasando?¿Donde estas? 
_No lo se Franco, no puedo verte-  grite asustado y nervioso 
_Estoy debajo tuyo Dan, ¡¡¡ ayúdame !!! 

Empecé a cavar tan rápido como pude mientras escuchaba los gritos de todos mis amigos, auxilio!!!, auxilio!!!,ayúdame Dan!!! Y de repente todo se silencio y solo se Escuchaban pasos que venían hacia mi, pero antes de saber de quien se trataba también me desvanecí. 
Ingrese en un tubo de colores cambiantes completamente en todos los sentidos, lo único que puede ver fue como mis manos se tornaban de un color negro oscuro, mi ropa cambiaba a blanco , en mi cabeza crecían dos grandes orejas, luego de ver esas orejas ,solo deseaba que fuera un sueño y del susto quede inconsciente. Lo ultimo que vi en ese momento fue el cuerpo de Dan desvaneciéndose dentro de los ojos de ese ratón al igual que Mati en los ojos de ese estúpido robot. 

Salí corriendo lo mas rápido que pude, cogí mi bici y pedalee tan rápido que las piernas me quemaban , frene de golpe frente a la puerta de mi casa , deje la bici tirada en el medio del patio, subí a mi habitación y me metí en mi cama tapándome hasta las orejas, no paraba de llorar y de tanto llanto me quede dormido. 
Luego de un rato de sueño sentí un fuerte samaréo  todo el cuerpo, era mi mama, junto con todo el pueblo, todos los padres de mis amigos e incluso el sheriff local, sus caras eran de susto y yo no entendía porque, resulta que eran las dos de la madrugada y ninguno de mis amigos había vuelto a excepción de mi. 
No paraban de preguntarme donde estaban los chicos y algunos me llamaban accesión , yo no sabía que responder, así que lo pensé por unos segundos y les conté lo que había visto aunque sabía que era imposible que alguien me creyera. De repente con una voz dura y grave el alguacil me ordeno que me levante de la cama, me vistiera y que lo acompañara, no pasaron dos segundos que mi madre empezó. 
a gritar como loca -¿Willy que haces ?-¿a donde lo llevas ?- pero Willy con una actitud tranquila y una voz aun mas grave respondió le are unas preguntas en la comisaria, mi madre quedo pálida mientras yo bajaba por las escaleras, cruzamos el hol y luego de cruzar la puerta principal corrí hacia mi bicicleta, subí y volví a pedalear lo mas rápido que pude en dirección al lugar donde paso todo. 
Antes de que girara mi cabeza, escuche la sirena del alguacil, junto con un montón de autos que lo seguían atrás, estuvieron por alcanzarme en varias ocasiones, pero yo no cesaba de pedalear. Cuando por fin llegue al bosque me metí con bici y todo, pero luego de unos metros mi bici se quedo trabada en el barro, así que agarre mi linterna y mi gelatina que brilla en la oscuridad para que no me perdieran el rastro, corrí y corrí mientras ellos me seguían hasta que me choque con la cabeza del robot gigante, me asuste y grite tan fuerte que penaron que me había sucedido algo malo. 
Cuando me encontraron ya faltaba poco para el amanecer y lo primero que sentí fue un cálido abrazo de mi madre que entre sus llantos y los míos, me decía que todo estaría bien y que nada malo pasaría ,pero yo no estaba muy seguro, ya que ahora tenía que ver como reaccionaban los demás. 
Todos quedaron atónitos frente a la cabeza de ese gigante robot y nadie podía creer lo que estaba viendo, así que los guie hasta el final del camino de madera. Nadie recordaba esas criaturas, incluso los ancianos no sabían nada. 
Encontramos una carta , que al parecer decía que en el año 4000 alguien había borrado la memoria de todos y por eso nadie sabia quienes eran esas bestias, yo solo que esas cosas se llevaron a mis amigos y que tendría que recuperarlos cueste lo que cueste. 
 



Kaiba

Editado: 30.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar