La caída de los Seroji

Reunión

Al día siguiente llegaron a Empra y entregaron los materiales al herrero y la armadura al armero, varios días después le entregó al joven una magnifica espada del color del bronce, pero dura como el acero. Y una armadura cobriza que parecía brillar con luz propia.

Salieron de la forja y fueron a la arena de entrenamiento, estaba vacío, se colocaron en extremos opuestos y avanzaron uno contra el otro blandiendo sus poderosas espadas, chocando metal con metal, fuerza con fuerza, orgullo con orgullo. Los dos lucharon con gran rudeza,(con cuidado de no herirse mucho) Kralot lanzó un golpe con Protat, pero Caidron lo evitó, la espada de Kralot se clavó en la tierra cuando la levantó, Kralot inconscientemente generó una onda de poder que rompió la tierra con una fuerza titánica casi sepultando a Caidron, este lo evitó a duras penas, lanzó una ráfaga de viento que creó un campo de vació alrededor de Kralot, lo dejó sin aire y a los 2 minutos estaba inconsciente, Ograt lo levantó y llevó a la enfermería, estaba a punto de anochecer.

Justo cuando se fueron llegan dos mujeres y miran a Caidron fijamente-Llegas tarde, tres días tarde-dice la mayor de ellas- debiste reportarte con nosotras tras tu llegada. Diría que llego a tiempo para mi ritmo-responde Caidron esbozando una sonrisa, estuve un par de días en el hospital y pedí que no les avisaran-ni llegas bien y ya mandas al hospital a los reclutas, con gente como tú, nuestro ejército estará acabado antes de la primera batalla-responde la mujer-solo probaba al novato, cuando despierte verás su potencial-responde-eso lo veremos-dice con burla la menor- al despertar Kralot queda asombrado por la belleza de la mujer, pelo largo y lacio, rojo como llamas, ojos azules como el mar, piel blanca como la nieve, una nariz perfilada, labios moderados (ni muy carnosos ni muy finos), altura promedio (1.55m), llevaba un traje de civil (camisa blanca, pantalón negro y zapatos blancos) que perfilaban su silueta sin exhibir demás (aunque se notaban un poco sus senos) una diadema plateada con un zafiro en el centro un cinturón con una espada de guarda plateada, empuñadura de fresno y un pomo en forma de serpiente, tras ella ve a la segunda mujer, cabello ondulado y largo, dorado como el trigo ojos color ámbar, piel blanca como la nieve, nariz pequeña y coqueta, labios moderados, un poco más baja que la anterior (1.50m), vestía igual que la anterior solo que con un brazalete dorado en el brazo izquierdo y una diadema color bronce con un rubí, un cinturón con la cabeza de un león gravada la guarda de su espada era como el fuego ardiente y un pomo con la forma de la cabeza de un demonio.

Al día siguiente Caidron lleva a Kralot a la sala del trono y le dice. ellas son la princesa Malacasán de Invar y Aliat la indómita-dice Caidron mientras se arrodilla ante ellas- acto seguido Kralot hace lo mismo, ambas se quedan examinando al nuevo recluta elegido por uno de sus mejores hombres, pelo castaño, ojos marrón oscuro, piel tostada por el sol, bastante alto(1.80m) ,fornido, nariz algo ancha, labios finos, manos maltratadas por el campo vestido con la típica ropa de los siervos (camiseta y pantalón marrones y unos zapatos de cuero barato) ya que todavía no se armaba, en su cintura estaba Protat envainada, se ve su guarda cobriza, empuñadura de pino y su pomo en forma cabeza de dragón, contrastaba bastante con Caidron, piel un poco más clara, pelo negro, ojos café, algo más bajo(1.70m), más esbelto, nariz chata, labios moderados, vestido con su uniforme de viaje (cota de malla, camiseta celeste con el emblema de la tormenta en un brazo, capa blanca, pantalón marrón y botas de campaña) un escudo pequeño, su espada envainada, con una guarda azul eléctrico, empuñadura de abeto y un pomo en forma de huracán. Tiene buenos músculos-comenta Aliat- ¡lo quiero listo para el combate antes de la primavera! ¡Si su alteza! -responde Caidron- ¡yo mismo voy a entrenarlo! Solo no exageres y lo mates-dice Malacasán-no quiero que pase lo mismo que con tu anterior equipo. Ellos murieron debido a mi descuido, no pensé que nos lo encontraríamos ahí... ¡Compórtese comandante, esa no es actitud para un guerrero! Los entrenaste bien, sabían que podían morir en esa misión, te recuerdo que a partir de ahora estarás al mando de un nuevo batallón, compórtate a la altura. Si señora, las acompañaré a sus aposentos, ¡soldado, mañana empieza tu entrenamiento! ¡Si señor!

Al día siguiente en la ciudadela de Empra, rodeada de colinas se celebra la reunión de los jefes de la rebelión humana, Los Ogros de Narania, el reino enano de Cratkor, el Imperio tritón, los reinos elficos de Niule y Kanai y El Gran bosque, todos los representantes de estos grupos estaban ahí, la líder de la rebelión Malacasán de Invar, Husifs el Poderoso, Fidf la Bella, Snadrul el Osado, Rigolas el Veloz, Oronar Artatot, Ogre del Mico, Jilin de Cratkor, y muchos otros más.

La ciudadela de Empra, se encuentra protegida por con murallas de caliza, una fosa sencilla para alejar a bestias menores y algunas torres de vigilancia, en su interior se encuentran, calles de tierra y roca, casas, negocios y talleres hechos de madrera y piedra, humildes y simples, pero duraderas, cerca del centro se encuentran el mercado y la casa del alcalde, en el centro se extiende una poderosa fortaleza, imponentes almenas y murallas se extienden encima de la colina, un edificio para dominar toda la ciudad y las villas a su alrededor.

Damas y caballeros los he traído hasta aquí para hablar sobre la situación de la guerra-dijo Malacasán-nuestras tropas han ganado terreno en las tierras del norte de Usur y un enclave en el noreste de Hertras, tenemos fuerza suficiente para atacar la isla Invap por mar y tomar la capital, Invar, crearemos un nuevo país, mientras tanto esta ciudadela será nuestra capital y desde aquí gobernaremos el nuevo reino de Elantria.

Lo lograremos-dijo Oronar (un hombre musculoso, con 1.76m de alto, pelo canoso, ojos azules y una fornida barba, vestido con la típica armadura escamada decorada con un emblema de copo de nieve) - con nuestra fuerza militar, determinación e inteligencia, seremos capaces de instaurar un nuevo orden en el continente. Mientras los humanos cumplan su palabra-comentó Husifs (un anciano elfo de cabellera pelirroja, ojos verdes, 1.64m de alto, facciones delicadas, vestido con una túnica y un cayado en mano) no tengo problemas en una campaña tan larga



#9957 en Fantasía
#4845 en Joven Adulto

En el texto hay: aventura epica, romance, magia acción

Editado: 27.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.