La caída de los Seroji

Jochad

A los 2 meses de viaje el gran ejército llegó a los campos de Jochad al anochecer, también conocidos como el valle del amor, ya que ahí los grandes señores casaban a sus hijos e hijas, los pájaros Cain-tao (unos pájaros con el vientre celeste y el lomo verde para confundir a los cazadores, los machos tienen una cola roja con blanco) llegaban a cantar sus canciones de amor y los tulipanes plateados florecían ahí solo en el mes de jul, una belleza lejana a finales de mor.

Aaaaahh –dice Malacasán respirando profundo- jochad el valle del amor, quisiera casarme aquí algún día. lástima que pronto será la tumba tuya-dice un demonio que aparece de repente a sus espaldas- y de tu patético ejército ¿qué haces aquí? -dice ella sobresaltada- demonio inmundo, él se pasea por la tienda de campaña y sirve dos copas con licor del inframundo, los guardias en la tienda se preparan para luchar, aunque sean inútiles ante él, le ofrece la copa y uno de los guardias bebe de ella, no tiene veneno, acto seguido se la da a su señora, ella bebe de la copa es dulce y a la vez ardiente, como un buen brandy, los dos toman asiento cara a cara. Solo vine a decirte que mis alimantroc –sonrisa maliciosa- están del otro lado del valle, esperando a aplastar tu intento de rebelión, pero soy un demonio generoso, si se rinden solo mataré a la mitad de tus soldados, los cabecillas tendrán una muerte rápida y ustedes dos volverán al palacio, no es un mal trato. Ella se levanta y abofetea al demonio- Crac, ven con tus hordas si crees que pueden acabar con miles de guerreros, - Crac se levanta furioso- ¡maldita perra, como te atreves a hacer eso! -levanta su mano para golpearla, pero se abstiene- esta insolencia la pagarás mil veces cuando te tenga en mis manos, por ahora me iré- sale de la tienda, los guardias lo siguen, pero desaparece, solo dejó atrás el licor y un circulo con runas en el suelo.

Mucho antes de que llegasen había llovido por 5 días seguidos, esa lluvia se convirtió en un gran diluvio, el valle quedo convertido en un pantano y un lago que se encontraba en el valle creció enormemente, al amanecer casi nadie podía luchar. Pero lucharon, los rebeldes enviaron sirenas/tritones, hadas y ninfas. Y Crac movilizó sangac, mosquiag y moscot, 1,500 alimantrocs, 1,000 en el cielo y 500 en el lago, contra 1,500 rebeldes, 500 en cielo y 1,000 en el lago.

Sidrat la sirena junto con Tricoc y Nif comandan aquel ataque en el agua y Snadrul dirige el ataque aéreo, gritos y silencio, ansiedad y miedo, eso define el campo de batalla previo al combate. Al dar la señal ambos ejércitos cargaron uno contra el otro en una lucha sin cuartel, en cuestión de segundos chocan, los jefes de ambos bandos van al frente para animar a sus tropas, cadáveres caen del cielo y el lago se tiñe de rojo, al pasar el día Sidrat se enfrenta Sangrak, jefe de los sangac, Snadrul a Moscar, jefe de los moscot y a Mosqueta, jefa de los mosquiag, Snadrul los combate su doble espada y lanza un corte doble sin efecto, ya que lo esquivaron, Moscar lo ataca por abajo, pero él lo bloquea con su arma y Mosqueta lo ataca con su hacha desde arriba, lo esquiva con dificultad y la ataca desde la derecha, Moscar lo ataca con su lanza y de no ser por su armadura hubiera muerto, Mosqueta ataca por atrás pero un hada la detiene, el combate de tres se convierte en un duelo.

Se miran cara a cara e intercambian palabras, peleas bien para ser un hada, y tu muy mal, para ser jefe de los temibles moscot. Moscar ataca lleno de ira, Snadrul huye hacia abajo (o eso quería aparentar) llegaron al agua y se pararon en esta, Moscar ataca, sin saberlo cayó en la trampa de Snadrul, este bloquea su ataque e hizo que se mantuviera cerca del agua, al poco rato Tricoc, conde de los tritones y hermano de Sidrat (dentro de la coalición rebelde ella tiene un rango mayor debido a que ella convenció a los tritones a entrar, pero dentro de su facción él es superior) con su tridente sale del agua similar a un tiburón y lo atraviesa en el punto donde se unen la cabeza y el tórax, así murió Moscar II, VIII jefe de los moscot. Mosqueta al ver lo que pasó con él, reta a Snadrul a subir porque sabía lo le qué pasaría si bajaba.

Los dos se miran y Snadrul dice unas palabras- ¿qué pasa, acaso tienes miedo? Ella lo mira con desdén antes de responder- ¿Estás tan asustado para subir? En ese caso masacraré hasta la última de tus patéticas hadas, al ver el enjambre arremolinándose sobre su ejército mordió el anzuelo, mosqueta desaparece en la nube de soldados, Snadrul se une de nuevo a la batalla matando algunos moscot, en ese momento Mosqueta aparece atrás de él cortándole las alas, Snadrul cayó precipitado en el agua y su cuerpo colapsó debido a la caída, Snadrul V Titanim, XVI barón de las hadas de Elenheim había muerto.

Mientras, Sidrat se enfrenta a Sangrak, este la ataca con su martillo y ella apenas se defiende con su lanza, Sangrak crea con su magía un remolino en las profundidades, Sidrat apenas si puede resistir la fuerte corriente, escapa de la trampa llegando al límite de sus fuerzas, pero Sangrak apenas había terminado de calentar, Tricoc y Nif estaban muy lejos como para ayudarla y se habían separado de los demás, estaba sola con un enemigo muy superior a ella, entonces recordó las palabras de su padre "si tu oponente es superior a ti, muévelo a tu elemento", ella sabía lo que debía hacer.

Si crees que puedes vencerme con eso estás muy equivocado-dice ella con voz altiva- tus ataques no me hacen ni cosquillas, podría ganarte con los ojos cerrados, cierra sus ojos azul marino y se va al fondo, Sangrak la sigue. En esa área hay una cueva que conecta con un río subterráneo, Sidrat entra y Sangrak la sigue, ella se esconde como un insecto y espera el momento perfecto. ¿qué te pasa princesa-dice con voz irritada- tienes demasiado miedo como para salir?

Él se adentró más cueva hasta quedar algo lejos de la entrada, en ese momento Sidrat ataca sus branquias con un chorro de agua a presión, él ve su sangre y se retuerce del dolor, ella ataca sus manos para que suelte el martillo, sale y con magia crea un torbellino cerrando la entrada de la cueva dejándolo adentro para que muera.



#9870 en Fantasía
#4817 en Joven Adulto

En el texto hay: aventura epica, romance, magia acción

Editado: 27.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.