La caída de los Seroji

Rega

Días después de la aventura en el Monte Mico, el grupo llega a la ciudad libre de Ueltra, ubicada cerca del rio Remel, gracias a esto es una rica ciudad mercante, ya que es parte del dominio de Nográd ed Avuec ninguna nación se atreve a atacarla, desde aquí tomaremos un barco-dice Malacasán- y nos reuniremos con el resto, Kralot, trae comida, Raesher, busca un mapa, Caidron, consigue un barco, Aliat y yo veremos donde quedarnos esta noche, nos vemos aquí al atardecer. Si señora, responden todos antes de separarse. Tras varias horas todos se reúnen el lugar acordado con lo prometido y parten a la posada para dormir, al dia siguiente parten al oeste, hacia la ciudad de Rega.

La republica mercantil de Rega, es una ciudad estado, ex colonia humana y antes de esto una ciudad de elfossituada en la desembocadura del río Teura, la frontera  entre dos poderosas naciones, la Federacion Yrar y los Nouan, una union de varias decenas de tribus orcas, lider de la Liga de Boi, una union comercial de las 7 principales ciudades libres, un pueblo diverso y alegre, cada dia se reunen hombres, elfos, enanos, orcos y otras razas para comerciar, una vez al año se realiza el festival de la hermandad, donde se honran a todos los pueblos y naciones como hermanos.

A siete kilómetros de la ciudad, en el puerto auxiliar, el cual fue arrendado temporalmente a los rebeldes, se libra una batalla entre Arafrót el Centauro y los rebeldes liderados por Husif, los soldados del primero resisten en una situación desesperada, siendo superados en número dos a uno tratando de tomar el puerto de la ciudad, Señor Husif, a este ritmo haremos colapsar su ala derecha-dice un oficial-. Excelente, envíen a los centauros-responde el elfo- para aumentar la presión y releven a los ogros con los minotauros, en ese momento una saeta estuvo a punto de quitarle la vida ¿¡dónde están los Ratrat y por qué aún quedan ballesteros!? En ese momento llega un mensajero. Señor, los Ratrat han sido aniquilados por el enemigo. Demonios-maldice mientras golpea la mesa, mientras tanto, Oronal, que se encarga de todas las unidades aéreas se bate en duelo contra el que fue su mentor.

Has mejorado mucho niño-dice el anciano comandante-pero te falta una vida para poder retarme, ambos chocan lanzas tratando de matar al otro, Petro (el guiverno de Oronal) escupe acido en la cara del guiverno enemigo, este chilla y se retuerce del dolor, haciendo a su amo perder el equilibrio, a pesar de esto se mantiene de pie y sigue luchando, de pronto apunta su lanza contra Petro, haciéndole perder el ojo derecho, Oronal aprovecha esa fracción de segundo atravesando su garganta, en anciano lo mira con orgullo y rabia mientras le señala su espalda, no puede creer lo que ve.

Al mismo tiempo los centauros cargan contra el campamento de Arafrót, pero son detenidos por un muro de picas y saetas, muchos de ellos caen muertos o heridos, estos se retiran y se preparan para una segunda carga cuando miran el terrible espectáculo.

En ese momento suena una trompeta, las tropas de Arafrót se retiran aprovechando la confusión de las filas rebeldes, en menos de diez minutos el ejercito de 3,000 hombres desaparece, no sin fuertes bajas.

Ninguno puede o al menos no quiere creer lo que ve, todo el puerto está ardiendo y con él toda la flota y sus trabajadores, una hora después las ninfas lograron apagar el incendio, pero más de la mitad de los barcos y suministros se quemaron.



#9796 en Fantasía
#4810 en Joven Adulto

En el texto hay: aventura epica, romance, magia acción

Editado: 27.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.