La Canción Del Duende

La Canción Del Duende

Del infierno escucharas

Una canción que te alarmara

La canción del duende

Con sus notas locas

Y llenas de las extensas melodías

Que suenan cuando cae el sol

 

La luna te llena de curiosidad

Cuando te resuene la verdad

Es la canción del duende

 

Entre paredes

Veras la sangre de inocentes

Escurrir como gotas de lluvia

Pensaras reflexionar

Pero no podrás escapar

 

Cuando escuches la canción del duende

Te llenas de temores

Y tus recuerdos

Se estremecen entre pintores

Clama por tu vida

Así queda la deuda

 

Del infierno escucharas

Una canción que te alarmara

Tus pelos de punta se pondrán

Tus temores revelaran

Recuerdos de subconsciente

Adelante esta el ausente

Como lamentar

Lo que alguna vez fue a pasar

Soñar por no llorar

La canción del duende

Dentro de tu mente sonara

Como una melodía infernal

No tienes donde esconderte

No tienes por donde escapar

De todas formas, te encontrará

Sin la necesidad de buscar

 

Tus temores, Dolores, Ambiciones y representaciones

Con tu mente jugara

Síntomas de la culpabilidad

Querer escapar de la verdad

Es tan tonto como el luto

De los lamentos y los sueños rotos

 

Cenizas en orilla del mar

Sin nada más que lamentar

Que no fuiste capaz de ganar

El fracaso en tu sangre esta

Si no logras cambiar tu estado de esclavitud

¿dime de ti que sera?

 

Caballos con trenzas aparecerán

Niños en cascadas despertaran

Piedras de la nada volaran

Y la risa maldita se escuchará

De entre las sombras sonara

Con la voluntad de matar

Tus sueños y anhelos destruirán

 

Sin nada más que preocuparte

Por enfrente detenerte

Como rocas en la arena

La nota tinta derramada

 

Por no reír sufrir

Por no vivir morir

Por no luchar perder

 

Del infierno escucharas

Una canción que te alarmara

La canción del duende

 

Estas son las notas

Que traen una guitarra

Notas exactas

De esta canción

La canción del duende

Tres veces diré su nombre

Y sabrás cuál es tu duende

Que te persigue y te aqueja

Fracaso, derrota, conformismo

 

Miras con prisa

Hacia el monte más alto

Mientras en tu rostro cae la brisa

Y la luna rojo sangre se pondrá

la montaña más alta, es la vara que te encamina a soñar

 

Entre sus rocas y sus montes veras

Una pequeña sombra que observa

Y una canción que invocara

Al maldito duende

La canción del duende sonara

 

Cuerdas y acordes lentos sonaran

El duende la guitarra tocara



Albert Peiz

#20958 en Otros
#7247 en Relatos cortos
#2102 en Terror

En el texto hay: poesia, terror psicológico

Editado: 25.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar