La Carta de Chernóbil.

La carta.

Jack C. Domínguez Presenta.

"La carta de Chernóbil"

 

Mi nombre es Luke realmente no importa mi vida, pero hoy mi compañero y yo vamos hacer una pequeña investigación en Chernóbil Ucrania, obviamente no iremos a la central nuclear ya que la radiación nos afectaría mucho, pero estamos con trajes especiales para ir a Prípiat la ciudad fantasma por los desastres del año 86, íbamos equipado con un mini robot con ruedas y una pequeña "mano" con cámara infrarroja para ir a los alrededores de esa ciudad, el robot estaba equipado con llantas para cualquier terreno, estando en el auto de mi compañero simplemente le pregunté.

— ¿Tú crees que va haber algo interesante ahí? —  dije en un tono burlón.

— Mira la verdad este lugar encierra muchos secretos y no te burles, sé que valdrá la pena. — respondió Hector.

— Si tú lo dices. — Dije con pocos ánimos.

Después de un pequeño viaje llegamos a la entrada de dicha ciudad, mi compañero me dijo que no podíamos acercarnos mas ya que nos arriesgaríamos a morir.

— Bueno es hora de soltar a este bebé. — dijo Hector tomando el robot y poniéndolo en el suelo para comenzar a manejarlo.

— Bueno no sé si sea interesante buscar ahí. — Le dije.

— Bueno al menos un pájaro de dos cabezas encontraremos. — Dijo Hector riéndose.

Yo le devolví la risa y después de unos ajustes soltamos al pequeño robot, era un viaje largo y no deberíamos desperdiciarlo, estábamos en el auto observando la cámara, después de un rato observé que esa ciudad estaba sin nada mas que plantas y estructuras sin usar, hasta una rueda de la fortuna había ahí, después de 2 horas de ver puros escombros y mas plantas me estaba quedando dormido, hasta que mi compañero me hablo de golpe.

— ¡Luke despierta! — dijo desesperadamente Hector.

— ¿Qué...? Parece que viste un muerto. — le dije.

— Obvio no, pero mira eso. —  apuntó Hector a una hoja que parecía tener algo escrito.

Yo me quede impactado, Hector la tomó y esperamos a que viniera el robot, Hector lo manejaba y yo, bueno, estaba con sueño, después de un gran rato llegó con esa nota.

Hector y yo la tomamos, teníamos trajes especiales pero no nos subimos al auto podría, es mas tiene radiación o algo así, Hector cuidadosamente la abrió y vio que era una especie de relato que alguien dejó el día del desastre.

— ¿La leemos? — le dije curioso.

— Claro, solo que tenemos que abrirlo con cuidado, tiene tiempo y puede romperse, se ven casi todas las letras, aunque hay algunas que no se distinguen. — dijo Hector observando la nota.

— Ya léelo, tengo sueño. — Le dije con mucha curiosidad.

— Okey, tranquilo, ahí voy. — Héctor al decir eso comenzó a leer.

...

25 de Abril de 1986.

Todo comenzó el 25 de Abril, yo junto con mi hijo estábamos trabajando en la planta nuclear de Chernóbil, a la hora de 12:30, yo como siempre salia a las 1:00 ya que me tocaba turno matutino, mi reemplazo llegaría dentro de media hora, yo verificaba los reactores, todo iba a lo planeado, como un día común llego mi reemplazo, antes de irme apareció el jefe de la planta diciéndome que cualquier inconformidad me hablaría mediante un trabajador, yo le dije que si, aunque Prípiat estaba a 3 kilómetros de la central nuclear, yo tomé el autobús de regreso pero antes de subir mi hijo me habló, me dijo que se quedaría esa noche pues tenia una esposa y un poco de dinero extra no le vendría mal, después de hablar conmigo se fue pues me dijo que lo necesitaban ya que hubo una reducción de nivel de potencia en el reactor, yo solo me subí en el autobús y me fui.

Prípiat:
Eran las 23:10 horas, yo solo veía la luz que emitía la central, mi esposa subió y me dijo que no me preocupara que todo iba a estar bien, realmente lo que me preocupaba era la reducción del reactor, podría ser peligroso, le dije pero ella solo me dijo que ellos eran profesionales, eran las 00:00 horas yo sabia que había cambio de turno nocturno pero mi hijo se quedaría, eso me preocupaba aun mas ya que sabia que los de ese turno no eran tan experimentados, yo traté de dormir pero no podía presentía algo.

26 de Abril de 1986.
01:19 horas.

Tocaron a la puerta, rápidamente me levanté y observé a un trabajador.

— Señor necesitamos que vuelva rápidamente a la central. — me dijo angustiado.

— Pero ¿qué pasó? — le dije preocupado.

— Son los reactores, están en el nivel de emergencia, pero no hay que causar pánico a la gente — dijo el trabajador.

— ¿Qué? Tenemos que avisarles si se produce una catástrofe. — le dije furioso.

Él solo me pregunto si iría ¿si o no?, yo le dije que si y rápidamente fuimos a la central pero mi esposa me detuvo, asustada escuchó lo que pasaba, yo le dije que fuera a dormir que todo estaría bien, ella solo me soltó y me preguntó si volvería, yo le afirme con la cabeza y me fui.

1:23 horas.

Empezó a sonar una gran alarma y del reactor solo se escuchó un estruendo, el autobús se detuvo en seco y empezó a retroceder, yo le dije que no se detuviera pero él me dijo que no quería arriesgarse.
(Letras no entendibles)

Después de ver el desastre yo vi a mi hijo corriendo pues una gran bola de radiación caía de una de las chimeneas, yo corrí rápidamente con mi hijo y le pregunté que había pasado, él me dijo que era tarde, que no quedaba mas que hacer, la radiación era demasiada, empezamos a correr y un auto iba detrás y se detuvo, era mi compañero, me dijo que subieramos al auto, rápidamente fuimos a Prípiat, me dijo que dentro de 36 horas iban a evacuar pero que la policía local ya estaba evacuando algunas personas,  cuando vi a mi esposa, rápidamente fui a hablarle pero un oficial me detuvo, diciéndome que yo era un peligro que me esperara la evacuación y que ahora eran los niños y mujeres, observaba a los oficiales diciendo que no había peligro, yo enojado sabía que si había y mucho, pero bueno, después de que fueron llevados esperamos, vimos a lo lejos helicópteros yendo hacia la central, yo solo me quede pensando, eran las 06:00 horas el amanecer era tenue, y todo se veía desolado los oficiales detenían a la multitud diciendo que todo estaba bajo control lo cual era falso, un compañero mio se acerco y me dijo que realmente él sabía que nosotros no teníamos esperanza alguna, estuvimos expuestos a la radiación mucho tiempo, 06:15 sentía que el tiempo iba lento, al menos supe que mi esposa se fue y también la de mi hijo, él estaba con lágrimas, yo le dije que ella estaría bien, él me dijo gracias por que yo fui alguien que nunca lo dejó solo, después cayó al suelo, yo rápidamente lo trate de levantar, "¡hijo!, ¡hijo!" gritaba con todas mis fuerzas, tenía lágrimas estaba destrozado, él solo me vio y me dijo en voz baja "gracias", los oficiales se acercaron y me tomaron, yo trate de quitarmelos de encima, les dije que él era mi hijo, pero ellos solo repetían que era peligroso, uno de ellos me gritó diciéndome que esto era el fin para los que vivían en esa ciudad, que era tarde, yo solo caí al suelo y rompí en llanto mi compañero trato de consolarme, pero yo sabia que seria el fin de esta vida, lo que hice después fue irme a mi casa, estaba tal y como lo dejé tomé una hoja y empecé a escribir esta nota, se que me queda poco tiempo todo esta perdido, nadie nos salvara del destino que tenemos marcado, me despido soy Richard un trabajador y una víctima mas de aquel incidente.



jacKCD

#11785 en Otros
#4182 en Relatos cortos

En el texto hay: no ficcion

Editado: 28.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar