La coleccionista de estrellas

cap4

La pequeña caja fue lo primero que vio al entrar a la cocina en la mañana

Miró a Anita quien estaba demasiado ensimismada preparando el café. Pero de todas maneras sabía que ella estaba allí.

_Lo encontró Moncho en las caballerizas y lo trajo…algún admirador secreto, tiene una nota para vos. _Venecia abrió sus ojos con preocupación.-Tranquila no l leería soy chusma pero tengo limites-le dijo guiñándole un ojo.

_Buenos días a todos-la voz de la abuela Frida hizo que rápidamente ocultara la caja detrás de su espalda. Movimiento que no pasó desapercibido por ella.

_Escondiendo cartitas Venecia-lo dijo como broma, Venecia estaba al borde del ataque.

_No abue…es…

_Estoy bromeando criatura, anda apúrate debemos ir al pueblo a llevar los encargues y buscar lo necesario para la escuela, dentro de una semana comienzas.

_Claro abue, ya tengo todo anotado…

_A y esta noche iremos a cenar a lo del doctor Mendoza me insistió demasiado.

_Yo, preferiría quedarme abuela, no me siento bien…creo que estoy por engriparme.

La abuela Frida tocó su frente y negó con su cabeza. _Estás más fría que un iceberg, anda déjate de niñadas vamos.

Cualquiera excusa que pusiera su abuela la omitiría, conocía demasiado bien a Venecia y sabía que estaba escapándose de alguna situación.

Subió a su habitación por la mochila y leyó la nota que contenía la caja.

“Perdón…”

Estrujo el papel entre sus manos y lo lanzo a la basura…regresó corriendo y buscó el pequeño papel estirándolo sobre su escritorio, lo doblo en cuatro partes y lo guardo entre las páginas de su diario de estrellas. La abuela era la décima vez que tocaba bocina, se miró al espejo y se dijo a si misma: “eres tan tonta Venecia”

 



#45154 en Novela romántica

En el texto hay: fantasia

Editado: 26.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.