La leyenda del loto dorado

Mi guardian

Un nuevo día, abro los ojos, los vuelvo a cerrar debido al dolor de cabeza que me atormenta, me siento en la cama aún con los ojos cerrados, los abro lentamente y veo a Noa frente a mi
--tu tía ya se fue a su trabajo, tu entrenamiento empieza, cámbiate con algo comodo--se levanta y camina hacia la puerta--te espero en el patio trasero
Luego de observarlo irse, me levanto y hago lo que dijo, después voy a la cocina y veo una nota de mi tía junto a mi desayuno
"Hoy llego tarde, cuídate
Pdta: mañana me voy a un viaje de trabajo"
Termino mi desayuno y voy a dónde Noa, está sentado en el tronco dónde me sentaba a ver los atardeceres, parece estar perdido en sus pensamientos, del cual sale cuando le hablo
--¿a dónde vamos?
--al lago que está a unos kilómetros
--¿Cómo piensas que iremos hasta allá?
--teletransportandonos--dice al momento que toma mi mano y una luz aparece, cierro los ojos debido al mareo que me ataca y al abrirlos estamos frente al lago
--wow-- es lo único que logró decir
--lo primero que haremos es buscar a tu ente guardian 
--¿y como haremos eso?
--haras, tú serás quien lo busque!!
--¿Cómo?
--primero sientate, cierra los ojos, relájate, imagina que estás en un lugar que te cause paz y llamalos, di que estás en busca de tu guardian, solo va a parecer, quizás en un principio solo lo veas cómo una sombra humanoide, no le tengas miedo...
Hago lo que el me dice, cierro los ojos e imagino que estoy en ese prado donde iba de niña, veo las flores, siento el aire acariciando mi rostro, ese olor fresco, acaricio el césped y me levanto, camino, me siento observada, escucho murmullos
-¿Hola?, Estoy en busca de mi guardián
De entre los árboles sale una sombra, se aclarando a cada paso hasta mostrarme a una muner, su piel morena, sus ojos grises al igual que su cabello hacen un buen contraste
- yo seré tu guardiana, mi deber será ayudarte y aconsejarte en tú camino, mi primer consejoe es que no confíes en nadie- dice para luego tocar mi frente y que todo se vuelva negro.
Abro lentamente los ojos, estoy acostada a la orilla del río, Noa está sentado a mi lado observandome
-tu guardiana de llama Tala, fue una mujer lobo muy poderosa, al ser una híbrida, era mitad lobo mitad bruja, una combinación muy poco común- se levanta- vamos 
Entra al rio, conmigo siguiendolo
-toca el agua, siente la, siente su energía
Me relajo y siento una vibración del agua, el sigue hablandome diciendo que el agua es mi amiga, que me ayuda, que le hable, me dice que le diga que tome forma, que haga algo, sigo andando en el agua la vibración se hace más fuerte, pido que se forme un remolino y casi lo logro
-bien, para ser la primera vez, vas bastante bien-sonrio ante sus palabras, me emociono con todo lo que estoy viviendo.
Pasamos toda la tarde en el agua practicando, cuando ya va a anochecer nos teletransportamos hasta la entrada del bosque ubicado atrás de mi casa
-mañana practicaremos otro elemento- dice para después desaparecer 
Creo que puedo acostumbrarme a esto...
 



#12500 en Fantasía
#2624 en Magia

En el texto hay: magia y hechizos

Editado: 20.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.