La Llamada de Marcel

Capítulo 5: Lobo, ¿Estás?

Sylvia Casey estaba sentada en el porche de su casa, acababa de despedir al padre de Grunt.

<<Vaya tipo...>>

No se agradaban mutuamente, era evidente que el muy correcto y ultraconservador pastor y miembro del consejo de la pequeña aldea costera no veía con buenos ojos a la terapista local.


 


Quizá desaprobaba los métodos naturales new age... o así los había llamado despectivamente, como si la palabra misma fuese ofensiva o, tal vez, como otros miembros de la comunidad la consideraban una "bruja, farsante y charlatana"... Sylvia no dejó de notar como el hombre recorría con la mirada cada espacio de la pequeña casa de tres habitaciones. Al menos este humillante recorrido visual y una llamada oportuna telefónica, la madre del chico evidentemente, permitieron a Sylvia culminar su trabajo de "limpieza".

<<Viejo palurdo, ¡si sólo supieras!>>

No importaba, era evidente que el "tratamiento" estaba funcionando, el chico estaba en mejor estado. Habría que esperar a que pasara una noche siquiera, pero al menos ya no tenia perdida la mirada, ni parecía tan obsesionado con el pequeño camino que conducia al bosque, ese camino donde horas antes su amiga, su mejor amiga, había desaparecido en búsqueda del pequeño Alexander.

Sylvia contuvo, por enésima vez ese día, un profundo y terrible llanto. Sentía que en cuanto dejase correr las lágrimas, que si exteriorizaba por un momento su dolor simplemente no podría detenerse.

Desde su enorme silla de mimbre siguió con la mirada al hombre y su hijo hasta que se perdieron tras la esquina. Luego perdió su mirada en el jardín, forzandose, inultimente, a no pensar.

El pequeño jardín, con pequeñas plantas de diverso origen, era distinto al de sus vecinos. No poseía la cuidada belleza que exhibían las casas de la calle donde vivía.
Cada planta tenia un uso medicinal, terapéutico y claro... ritualístico.

¿Por qué nunca fue honesta con su nieto?

Cada segundo desde esa mañana, cuando fué a levantar al pequeño Alex para desayunar juntos se hizo la misma pregunta.
¿Habria cambiado algo con ello?
Probablemente no, Alex era impulsivo y la idea de poder hacer algo, de saber, de siquiera tener la posibilidad de salvar o al menos traerle paz a unos padres debía serle insoportable... 
A veces se parecía tanto a ese otro Alexander...

Quizá si... quizá de saber la verdad, sobre quién era, sobre quién era realmente su familia, tal vez se habría acercado a su abuela, le habría dicho lo que vió, lo que sabía o creía saber...

Porque Alex entendía que allí, en el bosque, se ocultaba algo, lo había sentido y para salvar a Grunt, a un niño que ni siquiera apreciaba, para salvar a ese chico se habia enfrentado a un terror ancestral, inhumano.
Si, definitivamente ambos Alexander eran demasiado parecidos.

¿Acaso había un asomo de dudas?

Cuando Alex volviera, de la mano de Frances, con vida... sólo esperaba que Frances no le soltara el "te lo dije" mas grande y merecido de la historia.

Si es que volvían... le susurró una voz mórbida y desagradable en el fondo de su mente.

¡No! El debía volver... debía estar vivo y debía seguir su propio camino... no le importaba si ese camino era el de Frances o el de ella o el de su padre y todos los ancestros de Sylvia y Alex...

No sabia que era peor.

Una negra camioneta cruzó la esquina, venía de la carretera... un hombre pelirrojo la conducía.

<<La Oficina...>>

Sylvia confiaba en ellos aun menos que en los Troyes... y a pesar de todo creía en Frances, seguiría sus instrucciones. No intervendria.
Ya había hecho mucho daño.

Hacia dos horas, en el peor de los casos, que Alex dejó el campamento. Frances recorrió con la mirada el lugar, no podía permitirse perder una sola pista, una sola señal que le alejase de su ahijado. Pero la intención del chico era obvia.
Ya no buscaba a la chica... estaba cazando a la criatura. Descubrir que podia lastimarla, que un simple mortal podía hacer sangrar a algo tan monstruoso debió darle una sensación de seguridad...
Si hubiese podido gritarle, si hubiese podido... le habría advertido que ahora estaba en mayor peligro que antes. 
La criatura ya no cazaría a un niño.
Estaría cazando a un Extraño. Y no le dejaría huir ni le daría una segunda oportunidad.

Unos cientos de metros mas adelante encontró la quebrada. Era un caudal lo bastante fuerte como para arrastrar incluso a Frances. La bestia habría cruzado con facilidad y el rastro del chico dejaba claro que el al menos lo habia intentado. ¿Habria caído al río?.
Después de todo lo ocurrido no podia permitirse ese pensamiento. Alex debía haber encontrado la forma de cruzar.
De golpe un pequeño mareo invadió su mente. Le costó mucho concentrarse en el otro lado de la corriente.

Frances miró su reloj, la pequeña brújula adherida a él comenzó a oscilar, lentamente al principio, luego empezó a girar sin control.
<<Confusión, el espécimen debe haber recuperado la cabeza>> Frances meneó la suya... habían dos cazadores en el bosque, buscandose mutuamente. Solo que uno estaba dotado de un poder maligno y oscuro que hacia siglos atormentaba al mundo.
El otro era un niño, fuerte, valiente y con mucho potencial... pero tan inmaduro... los números no estarían a su favor. Todo dependia de que Frances les ganara a ambos. Después de todo ella también era una cazadora.

Morris se encontraba en la camioneta frente a la casa de los Casey. Sostenía en su mano un móvil pequeño mientras su compañero, un joven afroamericano de dura mirada estudiaba un block de notas en el asiento del copiloto.

- Si señor, un pedofago tipo 2 al menos... necesito registros de desapariciones entre Boston y Candle Cove... No señor, si es un codigo 3 puede haber pasado décadas durmiendo pero lo dudo... así es, sí, la joven Stella podria no ser la primera, tengo registro de actividad psíquica de tipo Primario. Si señor, espero la información. También puedo requerir apoyo aéreo. No señor, OX envió a un sólo efectivo señor, aunque se trata de un directivo. Si señor. Espero.



#784 en Paranormal
#6144 en Fantasía

En el texto hay: misterio, lucha, primigenios

Editado: 05.08.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.