La lycoris que nació esa tarde de diciembre

Por si un día lo lees...

 

 

 

 

 

 

Realmente deseo que estés aquí, conmigo,

Desde lo más profundo de mi corazón

Me arrepiento de no haberte amado como me amaste.

En esta vida o en la otra, prometo que serás feliz, Noelle.

Sonia.



Alenna Schwarz

Editado: 30.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar