La Nota

La Nota

Durante Estos Apagones En Mi País, Pude Notar Varias Cosas, Una De Ellas Es Que Vivimos Atrapados En Un Mundo Virtual, Esclavos Conscientes De Ello.

La Tv, La Internet, Las Computadoras, Los Móviles ETC Son Tantas Cosas Tecnológicas Que Nos Tiene Esclavizados, Tanto Que Sin Un Poco De Energía Eléctrica Nos Echamos A Morir.

¡Ya Basta! Veamos Mas Allá De Lo Que Vemos, Estas Noches A Oscura, Hemos Compartido Mas Como Familia, Como Amigos Y Como Vecinos, Hemos Conocidos Personas Que Se Encontraban A Nuestro Alrededor, Personas Que No Notábamos, Personas Que Vivian Allí, Cerca De Nosotros, Pero Que Por Estar Esclavizados No Veíamos.

Pude Ver Siluetas En Los Arboles, Darle Forma A Aquello Que No Tenía Forma O Vida Con La Luz, Utilizar Mi Imaginación De Una Forma Diferente a La Cotidiana.

Pude Detenerme Un Momento Y Ver Que El Mundo, Que El Universo Es Inmenso, Pude Darme Cuenta De Cuan Pequeños Somos Y De Cuan Grandioso Es Poder Mirar A Nuestro Alrededor De Una Forma Totalmente Distinta.

Mirar La Noche, Mirar El Cielo Nocturno, Mirar Las Estrellas Y Más Que Solo Mirarlas Es Admirarlas, Admirar Su Grandeza, Su Belleza Y Su Majestuosidad, Aquella Que No Lográbamos Ver Con Luz.

Pude Tan bien Cerrar Mis Ojos Y Solo Escuchar, Escuchar El Verdadero Sonido De La Felicidad, Aquellas Risas En La Lejanía, De Aquel Fuego De Aquella Fogata Que Encendimos Y Estamos A Su Alrededor, Aquellas Personas Hablando Recordando Momentos Felices Y Cómicos en Familia, Pude Escuchar Aquellos Pequeños Grillos, Que Alegremente Entonaban sus Canciones, Pude Escuchar Aquellas Pequeñas Ranas Cantar Al Son De Los Grillos, Pude Escuchar Aquellos Murciélagos Volando Al Son De La Música, Pude Escuchar el Sonido Que Emiten Cada Aleteo De Sus Alas En Equilibrio Con La Noche. Pude Escuchar Aquella Lechuza Blanca, Aquella Que Se Posa En La Misma Rama Todas Estas Noches, Siempre A La Misma Hora, Y Su Llamado Avisando Su Llegada, Pude Escuchar Aquel Chirrido De Los Ratones, Pude Escuchar El Inquietante Y Nervioso Aleteos De Las Polillas. Aquellas Mariposas Nocturnas.

Tras Poder Ver, Escuchar Y Sentir Todas Estas Emociones Que Alimenta De Verdadera Energía Pura Y Limpia Mi Alma, Me Pregunto.

¿De Verdad Deberíamos De Quejarnos? O Deberíamos De Vivir Mas Momentos Así, Tan Perfectos.

Nunca Había Visto, Escuchado Y Sentido, De Esta Manera, Donde Fuimos Capaces De Agudizar Nuestros Sentidos Y Que Estos No Fuesen Opacados Por El Avance Que Llevamos, Aquel Avance Que Solo Nos Lleva A Través De Una Felicidad Pasajera Que Aun A Sabiendas De Que Solo Es Un Espejismo Que Nos Encamina Llevando Con Nosotros A Este Hermoso Planeta Y Las Criaturas Inocentes  Que Viven En El A La Destrucción.

Destrucción Que Llego A Consecuencia De Una guerra Nuclear Que Conllevo A Casi La Extinción De Todos Los Seres Vivos En La Tierra, Acabando Así Con El Mundo De Ese Entonces Y Dando Paso A La Creación De Uno Nuevo.

Hoy, Si Encuentra Este Escrito, Espero  Tenga La Tecnología Para Leerla Y Comprenderla, También Quiere Decir Que La Humanidad Consiguió Su Propia Autodestrucción, Mediante Esta Nota Quiero Ayudar Y Hacer Entender A La Raza Poseedora De Este Escrito, Que A Diferencia De Nosotros Los Humanos, Aun Hay Posibilidades Allá Afuera Para Sobrevivir Y Que No Cometan Los Mismo Errores Que Nosotros, Nuestro Egocentrismo No Destruyo, Muriendo y Dejando De Existir Creyendo Que Éramos Perfectos.



Arcila

Editado: 27.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar