La Princesa Infernal

LLEGO EL DÍA...

 

 

Llego el día de la entrevista; estoy muy nerviosa aunque no es la primera ni la última pero de lo que hablare hoy podría cambiar mi vida, aun así debo ser  valiente y aclarar todo solo así quizás mi padre me deje en paz.

-Señorita Leila Hell sale en 30 segundos

Agacho mi cabeza y asiento.

-Hoy tenemos a una invitada muy especial amada y adorada por todos desde el más pequeño al más grande démosle la bienvenida con un aplauso a Leila Hell.

Entro y todos aplauden es una gran público la luz de los reflectores me apuntan y todos me miran con una sonrisa.

-Gracias Mary por invitarme a tu programa

- El gusto es nuestro ya que hoy sabremos  tus secretos…

-Jjaj siii… digo casi susurrado

Mary me mira intimidándome pero eso no funciona conmigo

-Cuéntanos Leila ¿cómo fue tu niñez?

Trago en seco doy un gran suspiro y comienzo a hablar.

-Antes que todo debo decir que estoy nerviosa (todos ríen levemente) quizás sea una pregunta muy sencilla pero la verdad nadie sabe nada de mi pasado y mucho menos de mi niñez espero me presten atención, no interrumpan y me crean todo.

 

CAPITULO I.

EL INICIO DEL INFIERNO

Todos conocen la historia del señor del infierno que fue desterrado junto a otros ángeles por no obedecer a su padre; Lucifer el diablo tiene una historia de maldad a la humanidad por lo cual es aborrecido y maldecido por más de la mitad de la población del planeta pero resulta y pasa que como todos él también se enamoró,  se enamoró de Ferina la reina de la noche una demonia nivel 9 mientras él era nivel 10 ambos eran muy parecidos les gustaba la maldad el engaño y crear sufrimiento al malo pero su belleza también era increíble una mujer cabello negro, lacio, ojos grises, nariz y labios perfectos, cuerpo escultural tez blanca, alas grandes y negras  cuernos arqueados y con una gran marca de la noche una luna sangrienta en su espalda. Pero había un problema él no tenía permitido esto del amor el solo debía tener mente para el sufrimiento pero como es el diablo le dio igual en una noche oscura  ferina se entregó a el dejándose llevar por la pasión y el amor sin pensar en la consecuencias luego de un tiempo ella empezó a notar algo muy extraño tenia síntomas de un embarazo pero era imposible.

-Lucifer crees que pueda ser posible es que ósea soy una demonia no una humana como podría pasar algo así.

-Tranquila solo esperemos estoy más que seguro que no es nada de eso.

-LUCIFER Y FERINA TENGO UN MESAJE DE NUESTRO PADRE

-Que es tisani (ángel de la luz)

Con una sonrisa de gusto dice algo que deja perplejo a lucifer y ferina

-SI ESTAS EMBARAZADA PERO NO POR LO QUE HICIERON SI NO POR QUE EL PADRE ASI LO DECIDIO DE TI FERINA NACERA EL HIJO Y SUSESOR DE LUCIFER PERO NO TODO ES BUENO AQUÍ JAJA CUANDO ESA CRIATURA NAZCA TU FERINA MORIRAS Y NO HAY NADA QUE PUEDAN HACER.

Ferina cae al suelo en shock no sabe que decir o que sentir su mente quedo en blanco y solos cayeron lágrimas de sus ojos.

-Lagrimas! Es imposible…  (Resoplo Lucifer)

Abrió sus alas la tomo en brazos y la llevo a su habitación luego de una rato ella se dejó ganar del sueño y descanso.

No había nada que hacer solo esperar.

Pasaba el tiempo y el embarazo transcurría con normalidad pero los demonios repudiaban lo que pasaba; Ferina cada vez amaba más a la vida que crecía en ella y a la vez tenia tristeza.

Nueve meses después bajo una luna sangrienta nació la criatura.

-Qué significa esto…es una niña! (Grito en tono enojado Lucifer)

Ferina cerraba sus ojos mientras tenía a su bebe en brazos y decía te amo mi niña demonius hell… Lucifer cuídala como yo lo haría sabes muy bien que deje todo para ella te amo adiós… en medio de lágrimas un gran beso  y poco aire ferina fue cerrando sus ojos y murió. Lucifer solo deseaba poder llorar pero no, solamente sentía una gran presión es su pecho.                                                                                                                                                                    – Los humanos ven el infierno como sufrimiento, para mí es un lugar más,  pero mi infierno apenas empezó con la muerte de mi amada.

Le dijo a su demonio principal lumius  con una voz casi de susurro y entrecortada.

-Pero por otra parte mi señor ha nacido una muy hermosa demonia y sucesora.

-sí,  hare el último deseo de ferina la cuidare más que a mí mismo a ella no la pienso perder también. Aunque esperaba un demonio pero debí suponerlo él padre jamás me daría lo que quiero.

 

 

 

 

 



jofisa

Editado: 11.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar