La Promesa

Capítulo I

Abril de 1666.

kyla dio unos pasos atrás horrorizada. Era tanto el miedo que sentía, que se quedó muda e inmóvil. La pequeña cabaña de madera pareció aún más estrecha por la figura de gran tamaño, con cabello azulado e igual el color de su piel escamosa, por sus rasgos, mujer ¡El Demonio! Pero eso no era lo que la petrificaba, era la habitación, bañada por la sangre de sus padres y hermanos, esparcidos por el cuarto en posturas anormales.

Notó como su madre empezó a mover la mano hacía ella, sus ojos inyectados en sangre la apuraron para que se marchara, que huyera lo más rápido posible, pero su cuerpo no respondía.

Su madre a la que le faltaban las piernas y su brazo izquierdo dejó de moverse, mirándola aun fijamente con unos ojos ahora sin vida.

La bestia, que estuvo en reposo mientras Kyla veía la escena espantada, comenzó a brotar sangre sin parar por su boca, menguando su cuerpo, soltando tal cantidad de sangre que pareciera que no la necesitara, que esto solo había sido consumado por el simple disfrute, un juego.

Una vez acabó de expulsar lo que no necesitaba y que no iba a empequeñecer más, adquirió rasgos más humanos.

Kyla sintió sorpresa y rabia al mismo tiempo. Apretó los puños con tanta fuerza que no se dio cuenta de que llevaba la muñeca de madera de su hermana pequeña en su mano derecha. La cabeza de madera cayó al suelo de la ahora silenciosa habitación, haciendo que el ruido retumbase por el espacio. Aunque su familia acababa de ser asesinada, su ira, no era por ello ni la sorpresa porque fuera la asesina una humana, la única razón de ello, era el hecho de que la conocía y supo entonces que esto era por venganza y no por diversión.

"Todo es culpa mía" 



Vanessa Ring

#10715 en Fantasía
#4785 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, sirenas, promesa

Editado: 04.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar