La prueba

La prueba

Manuel esperaba impaciente la prueba más importante de su vida. Estaba nervioso. Ya era un veterano superando castings en su profesión. Atrás habían quedado las dificultades del pasado, arremolinadas en alguna parte remota, junto al miedo y la desesperanza. En esos momentos podía considerarse un actor profesional. Sabía llevarse a su terreno a un productor exigente, cuando tenía que demostrar tablas; o cómo darle la vuelta a los silbidos de un público hostil, en una aciaga tarde de teatro. Había luchado con los demonios más feroces y en numerosas ocasiones había vencido; a pesar de que para algunos era un gran pesimista. Manuel tan solo pensaba que era alguien exigente, y que algunas personas nacían con más suerte que otras.

A él le había tocado cruz. Todo lo que intentaba le costaba el doble, le hería el doble, le consumía mucho más que a la mayoría. Y ese agravio comparativo desembocaba en todo lo demás: la insoportable hipocondría, la molesta timidez, la inseparable ansiedad… esas eran las cartas que le había tocado jugar. Manuel lo asumía, lo llevaba asumiendo toda su existencia. Sin embargo, hacía unos pocos días había ocurrido algo que le había dado la vuelta a todo, un suceso que ahora se burlaba de las zancadillas sufridas, que amenazaba irreverente sus ideas, como si lo vivido fuera un mal chiste, como si fuera fácil y corriente, o una burda mentira de espejos encontrados.

En esas estaba Manuel, en esa lucha de impresiones contrapuestas, en aquella sala de espera de su primera visita al oncólogo, dando gracias por aquella insulsa vida, pidiendo que esa prueba no fuera el final de todas sus penurias.



Sr rosa

#11388 en Otros
#4008 en Relatos cortos

En el texto hay: miedo, ansiedad, incertidumbre

Editado: 15.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar