La Voz De Mi Mejor Amiga...

Presentacion.

Me dirijo a mi trabajo para pedirle vacaciones a mi jefe para visitar a mi madre en la pequeña cabaña que tenemos en el campo, los días han sido un poco cansados y estresantes por tanto trabajo que he tenido, los criminales no van a parar de hacer sus maldades y le hacen difícil la vida a los policías y a los detectives… bueno… me lo busque siendo una de las mejores detectives.

El trafico también está hecho un asco, parece que hubo un accidente adelante, se me va a dificultar demasiado ir al trabajo esta mañana... son las 5:40, espero que esto dure 10 minutos, la estación está más o menos cerca, no debo molestarme es temprano.

DESPUES.

Pude llegar por fin, deje mi auto estacionado afuera de la estación, estaba haciendo frio habían pasado 15 minutos, llegue justo a tiempo. Mi vida se basa en este pequeño reloj, lo tengo en la muñeca de mi mano derecha, nunca me lo quito… bueno… para algunas cosas sí, pero de resto nunca me lo quito, tiene un significado especial.

Mi pequeña oficina me estaba esperando con un agradable aroma a limón, delicioso. Mi caso es algo difícil, los testigos no son de gran ayuda, tampoco tengo muchas pistas… dije que, si me podían asignar a otro caso, pero… no… es totalmente imposible convencer a mi jefe.

-Señorita María, el jefe la busca- me dijo Carlos pasando por mi oficina mirando unos papeles –Claro, ya voy- acomodé mis cosas y prendí mi computador, mientras prende decidí ir a ver a mi jefe.

Toqué la puerta lentamente para luego escuchar un pase desde el otro lado, abrí la puerta y la cerré –María, te tengo que decir algo importante- me dijo… será que… no… no es posible –Te daré vacaciones, tu hija está molesta conmigo porque no te dejo dormir ¿es verdad? – pregunto al final… Abby… -La verdad es que si, no he podido dormir y cuando lo hago, olvido todo lo que repase para el caso en el que estoy- me dio una seña para que me sentara en la pequeña silla que estaba al frente de su escritorio –Te daré vacaciones por eso, diste tu mejor esfuerzo el año pasado una de las mejores de verdad- puso sus codos en la mesa y sus manos en sus mejillas –Claro, le iba a pedir eso también, ¿Cuándo… entro a…- me interrumpió –Puedes irte mañana si lo deseas-

Algo le pasa… humm… no sé qué… ahhh…  el anillo en su mano izquierda.

-Está de buen humor jefe, ya vi el anillo ¿nos va a invitar? – sonreí y el me de volvió la sonrisa nerviosa –Sabia que te darías cuenta, será en dos meses, por eso te di vacaciones para que vuelvas para ese día, eres como mi mano derecha, claro que te voy a invitar- sonreí y le di un beso en beso en la mejilla de buena onda, ósea… tengo esposo y también una hija, mi jefe no es una opción –Felicidades, adivinare quien es- hummm… - ¿Anna? –

-Si… es Anna- susurro… awww… ya lo sabía.

-Bueno… espero que te vaya bien con esa toxica- dio una pequeña risa al igual que yo –Ya vete, vete, vete- me dijo con movimientos en su mano para que me vaya, bueno… iré a ver a mi madre, no puedo esperar.

Fui otra vez a mi oficina y el computador ya había prendido totalmente en esos 4 minutos de conversación, pobrecito… tengo que apagarlo, él dijo que ya entre a vacaciones así que… me voy de aquí.

-Adiós compañeros-

Todos hicieron “ahhhh, no te vayas María” yo soy la amiga que anima a todos cuando están aburridos así que… no me imagino la vida de ellos sin mí. Me despedí con un pequeño movimiento de mano y salí, muchas personas estaban llorando, traumadas, por noticias, casos y demás cosas… no es para gente normal este tipo de casos fuertes. - ¿Ya te vas? – me alcanzo una amiga llamada Mariam  -Si, ¿no es obvio? – le dije con ironía –Ay, lastimaste mis sentimientos-

Estuve dos horas con 7 minutos hablando con aquella chica, ósea que…  son las 8:07, me subí a mi auto de nuevo, tengo 4 hora para preparar maletas y llamar a mi esposo para que nos vayamos a la 1 de la tarde, se encuentra en casa de su padre, lo siento, pero es que casi no voy a visitar a mi madre, además… quiero revivir aquellos momentos en esa cabaña.

DESPUES.

-Tengo que darle comida a los animales y listo, wow, hice todo en una hora, ahora –Suspiro- a llamar a mi esposo, a las 12 en punto ir a recoger a Abby de la escuela-

Sip, planeo todo, mi reloj me ayuda somos iguales, si hubiera sido posible me hubiera casado con este pequeño reloj, sin él no viviría.

DESPUES.

- ¡mami! – mi pequeña hija me vino a saludar como siempre, un abrazo y un pequeño beso en la mejilla –Vamos a ir a ver a la abuela- le dije sacudiéndola un poco con una sonrisa - ¿en serio? – dijo emocionada con pequeños saltos –entonces… tengo 1 hora para arreglarme- si… la estoy entrenando para que sea organizada dice que quiere ser como yo de organizada –Si cariño, tenemos que irnos ya, papá está esperando-

Subió al auto, parte trasera, y yo me subí al asiento del piloto obviamente, puse la radio para estar atenta, varios atentados, secuestros, asesinatos y demás en el país y… mi hija empieza hacer teorías de todo, con los detalles que dicen los reporteros… ella se entretiene un poco con ellos.

-Que buena teoría, eres igual a tu madre-

Espera… espera…

Esa es…

- ¡MAMÁ! –

Freno el auto rápidamente, me había pasado el semáforo en rojo y varios carros pararon por mi negligencia… que vergüenza…

-Lo siento… yo…-

-Calma mami, ya el semáforo paso a verde, puedes seguir- me respondió pacíficamente, uff… que susto…  pero… la vi, la vi… estaba en la otra calle, al lado del semáforo, y… me… estaba sonriendo como lo hacía antes, volví a ver el semáforo y no estaba, - ¿estás bien mami? – Mi pequeña hija tiene 8 años está en edad para hablar y calcular lo que paso en esos segundos –Si, solo que… vi a alguien es todo- le dije mirándola por el retrovisor con una pequeña sonrisa sincera y ella me regalo la misma sonrisa.

-Mami, una niña nueva de mi salón dice que tiene una amiga, pero que no la podemos ver- me explico Abby, -Ahh… es una… amiga imaginaria, como yo la tenía- “aunque esta niña no era imaginaria” -ahh… ¿en serio mami? – me pregunto emocionada –Dime, cuéntame-



Isabelsofia

Editado: 16.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar