Liberty Man

Liberty Man

“Un nuevo defensor enmascarado deslumbra a la nación” rezaba el encabezado del diario, en la fotografía se veía a un muchacho rubio y alto con antifaz y traje tricolor que sostenía a un maleante al tiempo que dedicaba una sonrisa triunfal a la cámara.

 

“Su nombre es liberty Man y es el más reciente en unirse al fenómeno de los héroes enmascarados desatado hace unos años con la aparición de Ink, el miércoles anterior Liberty Man frustro el robo de un banco enfrentándose a un hombre armado y esa fue solo la última de una serie de hazañas heroicas durante los últimos dos meses, un testigo declaro: Desarmo al ladrón y lo golpeo con una bandera, y no dejaba de sonreír, parece tan joven e inocente…”

 

-Y que lo digan-dijo Ink, doblando el periódico.

 

Ella misma había tenido un encuentro con el debutante la noche anterior, tras dejar a un abusador frente a la comisaria se sintió seguida y lo embosco.

 

-¿Qué quieres de mi?

-¡Hey, calma!, ¿no sabes quién soy?

-Sé quién eres-se le quito de encima-el rey de los bufones, has durado más que el resto.

-Error, señorita-se incorporo e hizo pose-¡Yo soy Liberty Man!, ¡El héroe de América!

-No vas a vivir demasiado-dijo, dándole la espalda.

-¡Espera, no te vayas!-se le puso al paso-ya se eso, hubiera durado tan poco como los otros bufones que tú dices si no me quedara claro lo peligroso que es lo que hago, que cualquier día de estos me van a matar.

-¿Entonces porque lo haces?-pregunto, mirándole con renovado interés.

-Porque alguien debe, hay males en este mundo que los medios usuales no pueden enfrentar, si las personas ven a alguien arriesgándose por hacer lo correcto eso les motiva a hacer lo correcto también y es cuando los verdaderos cambios suceden.

-Eres un idealista.

-Y tú una vengadora pragmática, por eso te estaba buscando-sonrió-creo que haríamos un gran equipo.

-…No gracias-lo evadió.

-¡Oh, vamos!-se fue detrás de ella-¡Al menos dime como haces lo de los textos!, ¡Es genial!

 

Lo perdió con facilidad, como bien decían los periódicos el chico era el último en la fila de idiotas e inadaptados que salían a jugar al héroe vestidos de carnaval, le irritaba que le consideraran responsable, no tenia paciencia para esos payasos, le irritaba aun más que todos, sin importar de donde vinieran, acabaran convergiendo en su ciudad, California tenía una taza alarmante de justicieros enmascarados.

 

Ok, siendo justos no todos eran idiotas, estaban los que habían durando más de dos meses, los que evidentemente sabían lo que estaban haciendo, como Atlas, un gigante que aseguraba haber sido Marine, tenía una armadura antimotines entera e iba armado hasta los dientes, estaba segura de que no trabajaba solo porque no creía que nadie de ese tamaño y con tantos recursos pudiera ir libremente por la vida, estaba May Mary, dios, si que la detestaba, con su ridículo báculo, su ridículo disfraz y su actitud de niña frívola, aun así era demasiado inteligente para subestimarla y había resuelto varios casos de secuestro y corrupción, estaban los Hermanos Dan, Big Dan y Little Dan, con sus bates de beisbol causaban casi tantos destrozos como las pandillas a las que perseguían, y estaba Lady Stell, la de los machetes, lo suyo eran los narcotraficantes, habían tenido una pelea por un malentendido que termino en empate y se guardaban respetuosamente las distancias desde entonces; a esos los podía respetar y mientras no se metieran con ella, ella no se metía con ellos, pero por debajo de esos cinco había más de cien niñitos faltos de supervisión que habían sentido el amargo sabor de la realidad, los más listos, los más afortunados, con el primer golpe se iban, pero al resto les pasaba de todo, salían de la carrera heroica traumados, incapacitados de por vida o muertos, ¿y ella debía sentirse responsable de aquello?, no era su culpa, y ahora llegaba otro niño sonriente, ¿en cuál de las dos listas terminaría?

 

Si insistía en asediarle ella misma le pondría en la segunda.

 

-¡Hola!-lo miro de soslayo, estaba al otro lado de la calle-hermosa noche para patrullar, ¿no crees?-tres puntos suspensivos aparecieron sobre la cabeza de Ink-se que comenzamos con el pie izquierdo ayer, ¿comenzamos de nuevo?



#29253 en Otros
#4098 en Acción

En el texto hay: entes, heroes y romance, california

Editado: 14.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.