Lo que nunca te dije

Primera Carta

Querido Papito:

Desde que era muy pequeña siempre noté un cambio en mi vida. No estaba muy segura de cuál era la razón por la que me sentía sola muy a menudo; tampoco entendía por qué mi mamá siempre lloraba en las esquinas. Sé que eso rompía mi corazón de a poco.

Al llegar a la primaria, me fijé en varias cosas. Como una vez al salir de clase sólo iba mi mamá a buscarme, pero a mis compañeros solían ir los papás también. Nunca te vi por allí y eso me entristeció mucho.

Siempre me hacía estas preguntas: ¿por qué no estabas con mami?, ¿por qué no estabas allí conmigo?, ¿por qué nunca podías ir a buscarme al colegio?

¿Fue algo qué dije?

Tal vez me quejé de algo tonto y lo tomaste mal. Solía meter la pata en muchas ocasiones, solamente no pensé que eso podría afectarte de esa manera.

Siempre dijiste que me amabas y que estabas orgulloso de mí.

Pero todo el tiempo ponías una excusa para no venir. Y entiendo que siendo tan pequeña e ingenua, me la creía y era más fácil de engañarme.

Eso se llama jugar con los sentimientos y no es bueno hacerlo, ¿sabes? duele mucho saber que vivía engañada por ti.

Grace Hale

  Te echo de menos 



#29973 en Otros
#2456 en No ficción
#9707 en Relatos cortos

En el texto hay: cartas

Editado: 09.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.