Los años que te ame...

Capítulo 9 — Alegría desbordada

Actualidad...

— Samuel ¿Dónde estabas? — preguntó algo inquieta Mitzy al verlo llegar tan tarde a la oficina. Le pareció extraño ya que, el proyecto debía entregarse en 4 meses así que ella estaba aprovechando este tiempo a su lado, buscando la manera de alejarlo de Summer — hay muchísimo trabajo Sam...

— Tranquila Mitzy, estaba con mi esposa. Le debía una cena así que la lleve a desayunar está mañana — respondió alegremente y con una sonrisa que iluminó todo su atractivo rostro.

Mitzy sintió un dolor en su corazón, pensaba que los estaba alejando y a propósito había enviado un mensaje Summer la noche anterior, haciéndole ver qué él prefería estar con ella que en casa con esa mojigata.

— Oh y... ¿La pasaron bien? — pregunto con cautela, odiaba hablar de ella, pero debía mantener las apariencias.

— ¡De maravilla! — exclamó alegremente mientras se sentaba en su escritorio y encendía todas las pantallas.

— Felicidades Samuel — musitó algo molesta, pero Sam estaba demasiado feliz para notarlo. — Toca Toca Toc — el sonido de la puerta los atrajo y vieron a Ricky entrar igual de alegré que Samuel.

Mitzy lo odiaba por qué el la trataba muy mal y muchas veces evito que ella pudiera emborracharlo y llevarlo a su cama «¿Cómo se atrevía este tonto? » pensó y quería encontrar una forma de alejarlo de Samuel pues sabía que el sospechaba de ella.

— ¡¿Cómo te la pasaste?! — pregunto emocionado por verlo llegar a esta hora así que supuso que había pasado la mañana con Summer.

— ¡Increíble Ricky! — se levantó y abrazo a su buen amigo — gracias por el consejo, me sirvió mucho. Summer y yo estamos mejor.

— Me parece fascinante Sam — correspondió el abrazo y le dio una palmada en la espalda — Daniel me dijo que si no dejaste a tu esposa tambaleando te cortará las bolas ya que no servían de nada — ambos soltaron una carcajada y Sam solo le devolvió el golpe en el hombro.

Mitzy fue testigo de estás palabras antes de salir silenciosamente de la oficina, una punzada de celos e irá creció en su corazón pues no espera que ambos hubieran tenido sexo. Por eso estaba muy feliz, por eso irradiaba un atractivo mayor que el que había visto hace días.

Molesta golpeo el suelo con sus delicados tacones y camino a su escritorio, tenía que calmarse y pensar en que quizás ella lo obligó y el correspondió al verde acorralado.

« Si eso debe ser... ¡Maldita seas Summer! Eres realmente astuta » maldijo ella en su mente, debía ya darle una lección para que aprendiera quien merecía a Samuel Martínez.

En la oficina Ricky y Sam siguieron charlando como si nada, pues no notaron que Mitzy se había ido.

— Ya enserio Sam, debes de cuidar a Summer. Aunque el trabajo nos tiene agarrados de las malditas bolas... Es importante — explico tratando de ayudar a su amigo.

— Lo sé, dile a Daniel que los invitaré un día a cenar — respondió entusiasmado — Summer ha estado siempre apoyándome, ayer le expliqué levemente pues quiero darle la sorpresa cuando lancemos el programa en la reunión dentro de 4 meses en Washington D.C.

— Bueno, pero recuérdale siempre que la amas. Eso me funciona con Daniel y valla que sabes cómo es de caprichoso — ambos sonrieron al recordar cómo sus parejas adoraban ser consentidos.

— Si, pero no Summer es más reservada y no hace escándalos como tú comprenderás — Samuel quiso burlarse un poco del temperamento del esposo de Ricky pues a veces hacia una tormenta en un vaso de agua. Pero el entendía que así era su carácter, solo le gustaba que Ricky lo mimara por completo.

— Si, pero ella no deja de ser aquella esposa que anhela la atención de su esposo — afirmó y Samuel asintió — bueno tengo que seguir con mi trabajo, Beta está como loca con los archivos que tenemos pendientes — está era la secretaria de Ricky, ya que los dos al ser líderes en el proyecto tenían la oportunidad de tener asistentes junto con los gerentes a cargo del proyecto militar.

— Ni que lo digas Mitzy está igual — respondió Samuel sin pensar.

— Por cierto.... — antes de salir Ricky se detuvo en el umbral de la puerta y miro a su buen colega — ten cuidado con tu asistente, no es lo que piensas — antes de que si quiera Samuel pudiera decir algo, Ricky ya había cerrado la puerta y desaparecido por el pasillo.

Samuel no entendía por qué su comentario, pero supuso que algo debió de haber malinterpretado. Aunque Mitzy era su amiga y estaba feliz de trabajar con ella, tenía que guardar una imagen y un reglamento en la empresa. Todos sabían que Summer Park la gran pianista era su esposa así que es obvio que si el tuviera una aventura todos lo señalarían.

Decidió mantener más al margen su relación con Mitzy, no quería tener ningún problema en el futuro. Además, sabía que ella estaba recién conociendo a alguien por lo que se propuso cuidar ambas reputaciones.

Mientras tanto Summer había regresado al conservatorio con una energía sin igual. Una que, ya hacía algún tiempo, nadie había notado en ella.

— Amiga ¿Que te paso? — pregunto Paula al notar la inusual sonrisa de su amiga.

— ¡Paula! ¡Soy tan feliz! — se acercó y la abrazo con todas sus fuerzas, se sentía viva y alegre. Sentía que sus días serían mejores a partir de ahora.

— ¡Cuéntame! — la llevo a un rincón del salón y comenzó a interrogarla — Quiero saberlo todo — Summer soltó una ligera risa llena de felicidad contagiando a todo aquel que la viera.

— Pues déjame te digo... — Summer le platico todo lo que había pasado la noche anterior, excluyendo su pasional encuentro con esposo, solo dándole algunos indicios de él.

— Con razón andas feliz, te dio hasta para llevar Summer — bromeó Paula.

— ¡Paula! — exclamó avergonzado Summer — bueno si algo así — agrego sin querer ocultar la alegría de haber disfrutado de su amado después de tanto tiempo.

Summer no era una chica cohibida en cuestión de temas sexuales, para ella era una muestra de afecto normal entre una pareja así que siempre había sigo abierta al hablarlo y más en la práctica con su marido, llegando a tener ciertos juegos juntos con el consentimiento de ambos claro y obviamente solo ellos dos.



#21225 en Novela romántica

En el texto hay: tragedia, amor dolor

Editado: 20.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.