Los años que te ame...

Capítulo 27 — La confianza se ha perdido

Samuel se quedó mirando a su esposa sonriendo y tocando, le dolió el corazón no verla desde el principio. ¿Por qué siempre era tan idiota? ¿Por qué rompía sus promesas? Estaba decidido a llegar temprano y justo se atravesó algo que no dudo en atender.

¿Cómo podía dejar que su amiga se fuera sola al hospital en ese estado? Cuando recibió la llamada supo que era algo malo así que, sin pensarlo dos veces fue con ella a ver a su madre. Su plan era dejar a Mitzy con su madre, revisar que todo estuviera bien y salir directo al teatro.

Desafortunadamente la madre de Mitzy se emocionó tanto al verlo que quiso charlar un buen rato con él, preguntándole de su vida, de su trabajo. Este chico era su adoración y siempre quiso que su hija y él se casarán en el futuro. Pero el destino no lo quiso así, Samuel se había casado con alguien más lo que la decepcionó un poco pero no lo mostró.

— Querida Leona me tengo que ir, después te vendré a visitas ¿Esta bien? —— explico Samuel apenado, pero ya era increíblemente tarde y la presentación de su esposa era en minutos.

— Está bien, cuídate mucho. Por favor cuida de mi Mitzy, ella aún debe aprender mucho, quizás deban pasar más tiempo juntos y seguir con su amistad — dijo Leona, la madre de Mitzy de manera indirecta para hacerle prometer que siempre pondría a su hija antes que todo, de todas formas, de tal palo tal astilla.

— Cuidare de los no se preocupe — prometió sin notar el destello de alegría en las dos mujeres.

— Bien, vete antes de que se te haga tarde — Mitzy no quería que se fuera, pero su madre ya lo había despedido, así que solo tuvo que tragarse sus palabras y verlo irse a ver a su estúpida esposa.

— Gracias , nos vemos luego — Samuel salió corriendo sin despedirse de Mitzy, cosa que le dolió a ella. Quería buscar otra forma de retenerlo, pero él no le dio tiempo.

— ¿Por qué tienes esa cara hija? — pregunto su madre.

— Nada mamá, estoy feliz de que Samuel me haya acompañado y de que tú estés bien — respondió sentándose a su lado.

— ¿Estás enamorada de Samuel cierto?

— Mamá, siempre lo he amado y él ahora se está divorciando de su esposa así que, pensé en qué tengo una oportunidad — mintió ante su madre pues, aunque sabía que a ella le gustaba Samuel como yerno, si ella le mencionara que él estaba bien con su esposa no la apoyaría.

— ¿Enserio? Si ese es el caso mamá te apoyará en todo, conquístalo sé que él te corresponderá hija — su madre la abrazo y oro en su corazón por qué Samuel pudiera ser su yerno, si se estaba divorciando no había impedimentos para que el estuviera con su hija. Sonrió ante la idea y ambas comenzaron a divagar sobre como serían sus vidas si él fuera de la familia.

Leona hacía tiempo se había divorciado del padre de Mitzy, había perdido su trabajo y mucho dinero en el proceso. Así que no lo soporto y prefirió deshacer ese matrimonio que sufrir monetariamente. Sabía que Samuel tenía un buen puesto así que podía cuidar de ella y de su hija en el futuro.

Para su triste destino, Samuel no supo lo que estás dos mujeres charlaban, si hubiera sido así quizás habría cortado toda relación con ellas. Pero eso jamás lo podremos saber.

Al finalizar el evento los aplausos duraron más de 5 minutos, el público estaba encantado con la participación de Summer Park y Henry Spark. Las dos estrellas recibieron innumerables elogios y aplausos, dieron una reverencia al público y después se abrazaron, este acto no pasó desapercibido por Samuel, quien se sintió incómodo al ver la interacción de ambos. No sabía quién era ese tal Henry, pero, por la forma en que ellos se trataban sabía que no eran simples compañeros y que se conocían desde hace tiempo.

Las personas comenzaron a levantarse de sus asientos y salir de la sala, él se hizo a un lado y comenzó a bajar hasta el escenario. Quería ver a Summer y darle las flores que había comprado, quizás ella no se había dado cuenta de su ausencia y lo pasaría por algo.

« Oh quizás no es tan tonta y despistada como piensas » Le replicó su conciencia, cosa el que acepto como verdadera, pero en el fondo esperaba que no fuera así. Mientras caminaba se topó con Daniel, quien lo miraba molesto.

— Hasta que apareces, pensé que te habías olvidado de ella. Oh, espera, si lo hiciste... — dijo en tono de burla pues él se dio cuenta cuando entro al salón y se quedó en la oscuridad.

— Tuve un contratiempo es todo — sin ánimos de pelear solo se excusó, quería ver a su esposa quien se veía increíblemente bella con ese vestido azul rey.

— Aja si claro, en fin. Espero que prestes atención a tu esposa y te alejes de aquellas personas que solo te quieren separar de ella — le advirtió y lo dejo solo, Ricky le había contado sobre su asistente y el más que nadie conocía a ese tipo de mujeres. Por lo que solo le advirtió sin decir nombres tal como le había pedido su esposo que lo hiciera.

Samuel frunció el ceño pues más o menos entendió el trasfondo de sus palabras. Pero, se preguntaba ¿A quién de refería? Casi no tenía amistades femeninas a su alrededor más que Mitzy y estaba seguro de que ella lo era.

« O quizás sí, no lo sabes realmente » Nuevamente su conciencia le advirtió, alejo esos pensamientos y se acercó a Summer con una sonrisa. Cuando ella lo vio sus ojos se abrieron de par en par.

«  ¡Si vino! ¿Pero a qué hora llego? »  Se preguntó algo emocionada, pero, recordó que de reojo pudo notar a alguien entrando al teatro cuando estaba tocando junto con Henry. Algo decepcionada creyó firmemente que era el, así que, al final, si llego tarde.

— ¡Cariño felicidades! — exclamó Samuel al verla bajar y la abrazo con fuerza. Su corazón se sentía sumamente culpable pero no lo quiso hacer notar.

— Gracias, pensé que no llegarías — respondió, buscando descubrir la verdad de el por qué no llego.

— Te dije que lo haría amor, que cumpliría mi promesa.



#3341 en Novela romántica

En el texto hay: tragedia, amor dolor

Editado: 20.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.