Los años que te ame...

Capítulo 29 — Comienzan las quimioterapias

Al cabo de unas horas Michelle logro estabilizar a Summer, la llevo a una habitación y, junto con una colega muy amiga de él la revisaron.

— ¿Esta es la chica de quién me contaste? — pregunto Molly Jordán quien era una médico especializada en el campo de la Leucemia.

— Si, por favor debes ayudarme a llevar su caso. El cáncer avanza rápido y me temo que su esperanza de vida se acorta más — respondió bastante angustiado, había tenido cierto afecto por Summer durante el tiempo que llevaba tratándola, pero, ella siempre le recordó que estaba casada y amaba a su esposo, desistió de la idea de amarla y se propuso ser un buen amigo para ella.

— Sabes que sí, siempre te ayudaré en lo que me pidas. Por lo viejos tiempos. — Molly era una excelente médico, y una mujer con un enorme corazón, miro a la chica postrada en la cama y supo que era especial para el hombre que tanto le gustaba. Quizás si la ayudaba él podía voltear a verla y no solo ser su amiga. Miro la alianza en el dedo de Summer y se alivió de que fuera casada, ya que, aunque era hermosa se sentía un poco inferior ante la belleza morena de Summer quien se veía extremadamente pálida en la cama.

— Gracias Molly, de verdad te lo agradeceré mucho — sonrió y tomo su mano para acariciarla, apreciaba mucho a esta chica y escucharla decir que lo ayudaría creo una calidez en su corazón de manera inigualable pero que oculto por el momento.

— Iré por sus amigos — dijo Michelle.

— ¿Y su familia? — pregunto algo confundida mientras salían de la habitación dejándola a cargo de una enfermera.

— No lo sé, solo sé que quienes la acompañan son sus amigos, nadie más sabe y ella lo pidió así. Solo respeto la confidencialidad de mi paciente — ambos sonrieron y se apresuraron a buscar a los chicos.

Daniel justo había llegado en ese momento, había estado dejando a sus suplentes en la estética con tal de ayudar a su amiga, evadiendo las preguntas de su esposo quien se había dado cuenta de sus ausencias en el trabajo, el solo se excusó que tenía a algunos clientes que atender fuera y Ricky le creyó, amaba a Summer y si ella pedía que así fueran las cosas, el las aceptaría.

— ¿Cómo está mi amiga doctor? — pregunto sin saludar a los demás, pues estaba muy asustado por su amiga del alma.

— Ya está mejor, que bueno que la trajiste Henry — dijo Michelle a las tres personas que tenía frente a el — les presento a la doctora Molly Jordán, ella estará junto conmigo en el caso de Summer, como les dije las quimioterapias deben empezar ya, así que debemos crear un calendario, Summer debe recibir de dos a tres sesiones por semana.

— ¿Que? ¿Eso no es mucho? — pregunto Paula, tenía un ligero conocimiento médico y sentía que era demasiado para su amiga.

— El cáncer se Summer debo decirles que es agresivo, está avanzando considerablemente. Se que el doctor Michelle les dijo que iba lento, pero, en el examen que realice el día de hoy, note que las células cancerígenas se están expandiendo con rapidez — explico Molly con piensa, también le parecía extraño el caso se Summer, pero así era en ocasiones el campo de la medicina.

— ¿Ahorita tuvo una sesión? — pregunto Daniel.

— Si, la siguiente debe de ser el jueves y después el sábado, quizás podemos hacerla solo dos veces por semana y ver cómo resulta, si no mejora aumentaremos a tres — todos asintieron, los chicos debían ponerse de acuerdo para tratar a Summer y ayudarla.

— ¿Qué es lo que debemos hacer doctora? Puedes explicarnos el procedimiento por favor — dijo Henry y Molly asintió.

Les explico cómo debían cuidar de la paciente, los alimentos, el descanso que debe de tener después de la quimioterapia. Les dio recomendaciones, folletos e información detallada. No sería fácil para estos tres chicos, pero lo que sea por Summer lo harían hasta que ella decidiera decirles a los demás sobre lo que le sucedía.

Summer se despertó más adelante algo aturdida, le dolía el cuerpo y su cabeza parecía querer estallar.

— Amiga, despertaste — susurró Paula al ver a Summer abrir los ojos lentamente.

— ¿Dónde estoy? — musitó con voz ronca, quiso levantarse, pero no tenía fuerzas.

— En el hospital amiga — Paula se acercó a ayudarla y le ofreció agua de beber.

— ¿Me desmaye cierto? — con una cara de pocos amigos le pregunto.

— Oye ni me veas así, que tienes suerte de tener alumnos fuertes que se sostuvieron como princesa — Summer río ligera y vagamente recordó que perdió el conocimiento justo en medio de sus clases.

— Lo sé, perdón amiga. Lamento asustarlos. — Summer se disculpó, en ese se abrió la puerta y miro al Michelle entrar al lado de una chica muy bonita, blanca y de cabello castaño, sonrió con calidez y supo que era una buena chica. Después entro Henry y Daniel quienes sonrieron al verla despierta.

— Summer que bueno que despiertas, te presento a la doctora Molly Jordán, ella estará junto conmigo en tu proceso para recuperarte — Summer asintió y les agradeció — Debes saber que ya es necesario darte las quimioterapias, hemos hablado con tus amigos y ellos saben las cosas que deben hacer para apoyarte en el proceso.

— Gracias doctor, ¿Cuándo comienzan? — pregunto algo nerviosa, había estado leyendo mucho sobre las quimioterapias, sabía que eran difíciles de sobrellevar y dolorosas, pero sería valiente y las enfrentaría.

— Ya comenzamos con la primera, la siguiente debe ser el jueves y si todo sale bien solo serían dos veces por semana, si no, serían tres Summer. Debes saber que tú cáncer se está poniendo agresivo y nosotros haremos lo mejor por ti, para que salgas victoriosa de esto — explico Molly, quería levantarle el ánimo a la chica pues notaba que estaba algo triste y más cuando supo que ninguno de estos chicos era su esposo. Lo que le pareció algo extraño y doloroso.

— Está bien, gracias por ello doctores — agradeció y ambos salieron de la habitación dejando a Summer con sus amigos.



#3358 en Novela romántica

En el texto hay: tragedia, amor dolor

Editado: 20.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.