Los años que te ame...

Capítulo 34 — La cruel verdad

— Summer ¿Estás segura de que quieres quedarte hoy aquí? Sabes que Paula y yo podemos cuidarte muy bien — explico Henry mientras ayudaba a Summer a subir las escaleras, la veía sumamente pálida y débil, el divorcio de su esposo le estaba dando mucho dolor y, sentía que nada del tratamiento estaba ayudándola por la profunda tristeza que la envolvía.

— Si, ustedes deben dar las clases y asegurarse de que todo vaya bien en la orquesta — respondió débilmente mientras entraba a su cuarto, Samuel escuchaba detrás de la puerta del estudio la conversación ¿Qué demonios estaba pasando? ¿Summer estaba enferma? Su corazón latía con fuerza y el sentimiento de culpa comenzó a invadir en su mente.

— La quimioterapia fue demasiado fuerte está vez, Michelle dijo que debíamos cuidarte mucho — la ayudo acostarse y la arropó.

— Lo sé, mira hagan lo que tengan que hacer, mientras yo dormiré una buena siesta. Así cuando regresen podemos comer algo y ustedes dos me platican cómo está eso de que ya viven juntos — dijo Summer con una sonrisa, Henry miro a su débil prima y se preguntó el por qué su esposo la había dejado ir sin investigar nada. Que idiota.

— Lo haremos, y debo agradecerte por presentármela, Paula es la mujer de mi vida y sin ti no la habría conocido — respondió con sinceridad, se dio cuenta de que los sentimientos por Summer no eran lo que él pensaba pues cuanto más tiempo pasaba con Paula, más se enamoraba de ella. Así que no dudo en perseguirla pues sabía que ella sentía lo mismo.

— Genial, ahora déjame dormir y vengan más tarde. Quiero una buena hamburguesa con queso — sonrió débilmente y poco a poco sus ojos fueron cerrándose debido al cansancio.

— Si descansa Summer, te quiero mucho... — beso su frente y salió de su cuarto. Se quedó mirando el despacho del exesposo de Summer y lo vio entreabierto, había visto el auto de el en la esquina, pero no quiso decir nada, sospechaba que estaba en la casa y quería enfrentarlo, tenía mucho que decirle.

— ¡Deberías salir ya Samuel! — cruzo los brazos y miro al hombre que caminaba hacia él, podía ver en sus ojos muchas emociones, tristeza, dolor, pena, culpa — Supongo que tienes muchas preguntas.

— ¿Qué demonios le sucede a Summer? — le cuestionó inmediatamente.

— Bajemos, ella está descansando — se giró y bajo las escaleras sin detenerse a esperar a Samuel, aunque Summer no quería el que se enterará, debía decírselo. Al menos esperaba que, sabiendo la verdad, luchará por Summer y arreglarán su matrimonio.

— ¿Puedes decirme ya? ¿A qué te referías con quimioterapias?

— No sé si eres un idiota o te haces — Henry se cruzó de brazos y se sentó en el sillón — realmente no puedo creer que no te hayas dado cuenta de que mujer no estaba bien y ni siquiera investigaste si nuestra "aventura" era real Samuel.

— ¿Cómo mierda iba a saberlo? Yo los vi saliendo del Royal alegres y.... Supuse que las fotos eras reales.

— Entonces ¿Así de fácil dudaste? ¿No creíste que era otra cosa? En todos los años que llevas de casado con Summer o que llevabas, jamás confiaste en ella a mi parecer, es más jamás la has amado realmente. A tal grado de dejarla sola en un proceso demasiado doloroso por estar más al pendiente de tu trabajo y de tu amiga.

— ¿De qué estás hablando? — pregunto Samuel desesperado.

— Te investigue Samuel, te he observado por qué quería conocer al hombre que se casó con mi prima.

— ¿Tu prima? Entonces ustedes....

— Vez lo que te digo, no investigaste nada realmente y te dejaste llevar. Se que tienes mucho trabajo y que le mentiste a Summer sobre tu asistente, Mitzy ¿correcto? Sabes ella no es lo que parece, pero tú jamás has querido verlo, pusiste a tu amistad antes que a tu mujer...

— Yo no...

— Claro que sí, Mitzy siempre ha sido más importante que Summer y me lo confirmaste cuando estuviste en el mismo hospital donde Summer estaba recibiendo sus quimioterapias y tú visitabas a la madre de esa mujer o si sabes que cosa Mitzy sabe de la enfermedad de Summer, la vi indagando sobre lo que le sucedía a tu esposa así que supongo que está más que feliz al saber que ella morirá pronto.

— ¡Explícame ya que le pasa a mi esposa! ¡Dime ya por favor! — exclamó fuertemente, se sentía un tonto, un imbécil, un patético hombre que no creyó en su esposa.

— Tiene cáncer y es avanzando — dijo con dolor — ella descubrió que tú ya sabías que se quedaba conmigo, pero la malinterpretaste, pensó que confiarías en ella e investigarías la verdad, pero, fue todo lo contrario así que te dejo ir. Sabes Summer te ama demasiado, más que a ella misma, a tal grado de ocultarte la verdad solo para que no sufrieras su ausencia

— ¡Mierda!

— Si, mierda. Samuel solo te diré que eres un imbécil, pero ella aún te ama, ¿Sabes lo que ha llorado todos estos días? ¿Sabes la tristeza que está cargando en su corazón? — se levantó y camino hacia él, tomándolo de los hombros — averigua más sobre lo que le sucede a tu mujer y cuídala, toda la información está en tu despacho y puedes contactar al doctor Michelle y la doctora Molly, ellos son quienes llevan el caso de Summer — le entregó una tarjeta dónde venía el número del médico — cuida de tu esposa, estaré al pendiente de ella pero, si te ve aquí seguro se va a alterar así que tómalo con calma.

Henry miro a Samuel, estaba pálido y con la mente en shock, solo asintió y se dejó caer en el sofá, las lágrimas comenzaron a fluir sin poder detenerlas ¿Que había hecho? ¿Qué demonios hizo con su esposa? La abandono cuando más lo necesitaba, ahora todo empezó a tener sentido.

Los moretones en su piel.

Cuando la escucho vomitar

Su pérdida de peso

Y la supuesta infidelidad con la que cubrió la verdad de todo.

— Summer mi Summer ¿Que fue lo que te hice? — busco a Henry, pero este ya se había ido, corrió hacia el cuarto donde estaba su exesposa y cuando entro, la culpa lo invadió.



#3349 en Novela romántica

En el texto hay: tragedia, amor dolor

Editado: 20.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.