Los últimos serán los primeros

MES DE ABRIL DEL AÑO 2023

En ocasiones se suele utilizar frases conocidas para dar a entender situaciones y en ocasiones estas frases provienen de la biblia. La frase “los últimos serán los primeros” proviene de la biblia, pero se suele escuchar de personas poco creyentes, se podría decir que se ha convertido una frase usada comúnmente.

Al igual que la primera esta segunda frase “debes amar a tus enemigos” encierran verdades profundas usando pocas palabras.

Para comprender el texto es necesario dar a conocer una tercera y última frase que se suele oír es “Jesús es nuestro salvador” frases que provienen de la biblia tan cotidianamente usadas que se han convertido de dominio de todos.

No negaremos que podemos haber tomado con superficialidad dichas frases pues su significado solo puede hallarse, en su verdadera dimensión, haciendo uso en nuestro comportamiento diario.

La frase completa y que se encuentra en la biblia es “los que ahora son los primeros, serán los últimos; y los que ahora son los últimos, serán los primeros” las tres encierran una verdad muy profunda hoy y en la actualidad.

Antes de ir a las escrituras vamos a tener algo claro, todo hombre va a tener la salvación; Jesús la obtuvo por nosotros tras morir por nuestras culpas. Todas nuestras culpas se las llevó Jesús al morir en la cruz, se lo llevó completamente, las pudo cargar en su cuerpo y su sangre. Todos los pecados de la humanidad para redención del hombre. Al conseguirlo cobra plenitud la revelación de su mensaje en los evangelios.

La mejor forma de hallar la salvación, la que nos trajo Jesús al tercer día cuando resucitó de entre los muertos es practicando su mensaje que nos dejó en sus enseñanzas de la biblia.

En realidad, el conocer de su sacrificio es el único camino para hallar la salvación.

Solo Dios sabe el camino que venimos recorriendo nos alienta a no desfallecer y va abriéndonos paso todos los días.

Empezaremos con un primer fragmento bíblico para comprender el mensaje de la frase del título del relato “los primeros serán los últimos”

Juan 5, 22 – 24

Y mi Padre no juzga a nadie. Es a mí, que soy su Hijo, a quien le ha dado ese poder, para que todos me honren como lo honran a él. Cuando alguien no me honra, tampoco honra a mi Padre, que me envió.

»Les aseguro que todo el que preste atención a lo que digo, y crea en Dios, que fue quien me envió, tendrá vida eterna.

Aunque antes haya vivido alejado de Dios, ya no será condenado, pues habrá recibido la vida eterna.

La promesa de vida eterna se encuentra desde el principio pues se hace referencia en el génesis con el árbol de la vida, con la vida eterna se tendrá plena conciencia de todos nuestros actos realizados en este mundo.

Si nos percatamos la muerte dejó de tener relevancia desde que Jesús, al resucitar de entre los muertos, le quitó toda potestad que sopesaba sobre el hombre; luego, al entregarnos al Espíritu Santo para consolar y guiar a todos los creyentes, a nosotros que somos la creación más preciada.

Nuestro espíritu se conserva o se restablece como lo fue en el principio por la gracia del Espíritu Santo.

Entonces, comprendamos dos conceptos que se traen. "Los primeros que volverán a vivir o la primera resurrección en otras versiones" y el segundo concepto "la ausencia de Dios o la segunda muerte en otras versiones".

Y para eso es necesario revisar a profundidad las escrituras. Jesús menciona repetidamente acerca del reino de los cielos, acá un primer fragmento.

Mateo 20, 8 – 16

Cuando se hizo de noche, el dueño le dijo al jefe de los trabajadores: “Llama a cada uno de los trabajadores y págales, comenzando por los últimos que vinieron, y terminando por los que vinieron primero”.

»Entonces se acercaron los trabajadores que llegaron a las cinco de la tarde y recibieron el salario de un día completo. Después, cuando pasaron los que habían llegado primero, muy de mañana, pensaron que a ellos les pagarían mucho más. Pero cada uno de ellos recibió el mismo salario de un día completo. Después de recibir el dinero, esos trabajadores comenzaron a hablar mal del dueño de la viña y le dijeron: “Los que llegaron a las cinco de la tarde sólo trabajaron una hora, pero usted les pagó a ellos lo mismo que a nosotros, que trabajamos todo el día aguantando el calor. Eso no es justo”.

»Pero el dueño le contestó a uno de ellos: “¡Mira, amigo! Yo no he sido injusto contigo. Recuerda que los dos acordamos que tú trabajarías por el salario de un día completo. Toma el dinero que te ganaste, y vete. No es problema tuyo que yo les pague lo mismo a los que vinieron a las cinco. Yo puedo hacer con mi dinero lo que me parezca. ¿Por qué te da envidia que yo sea bueno con los demás?”

Jesús terminó diciendo: «Así, los que ahora son los primeros, serán los últimos; y los que ahora son los últimos, serán los primeros».

Siempre que menciona el reino de los cielos lo notamos como un destino, un lugar donde debemos de estar, el cual nos es traído o se nos invita a venir allí.

Sea cual fuere las situaciones en que nos encontremos se debe de tener la plena certeza que dicho lugar es el indicado para recibir las bondades que Dios nos ha reservado desde el inicio de los tiempos (como el paraíso del que se describe en el libro de génesis).



#1820 en Joven Adulto
#5653 en Otros
#1689 en Relatos cortos

En el texto hay: salud, vida, salvacion a traves de jesus

Editado: 11.04.2023

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.