¿love Or Friendship? (amor o amistad)

Capítulo 3

Un verdadero amigo no se rinde contigo, te espera cuando te has quedado atrás.

 

 

Ya estoy de camino a la casa de la Sra. Cooper ayer quedamos en que tenía que ir a su casa para coordinar todo, después de unos 40 minutos llegué a la mansión (digo humilde casa).

Cuando toque la puerta una joven la abrió.

-Buenos días señorita, la Sra. la espera en la sala. -Dijo la joven con una sonrisa tímida.

-Buenos días, me puedes decir Zoe y gracias -camine por el largo pasillo hasta llegar a la hermosa sala estilo vintage. Me encanto toda la decoración.

-Hola Zoe, tenía tantas ganas de conocerte, eres hermosa y más joven de lo que pensaba -dijo la Sra.  Cooper besando mis mejillas.

-Hola Sra. Cooper y muchas gracias.

-Me puedes decir Amelia amor.

-Ok Amelia, me dijeron que piensas festejar el compromiso de tu hijo mayor.

-Sí, su nombre es Ernesto y tiene 29 años, y mi nuera es Sara Belga, ellos quieren que sea algo sencillo y familiar.

-Ok, ¿será en casa o en algún club?

-yo creo que es mejor en casa, el jardín es muy grande y caben unas 200 personas -ok y es sencillo con 200 personas.

-Bueno tenemos que ver el espacio, ¿podemos pasar ahora?

-Claro que sí, mi hijo menor está allí con mi sobrino, vamos -nos pusimos de pie y nos dirigimos al patio trasero que tiene una enorme piscina, caminamos por un sendero de piedras y enredaderas en los lados, llegamos a una hermosa fuente, la rodeamos y allí estaba el jardín, de verdad era muy grande con techo de cristal (creo) cubierto por las enredaderas y rosas de todos los colores, lo puedo describir con una sola palabra (maravilloso).

-¿Qué te parece? -Pregunto Amelia sacándome de mis pensamientos.

-Es hermoso, ya me imagino la decoración -dije sin mirarla.

-oh mira ese es mi hijo -dijo señalando a un lado donde hay una mesa y dos jóvenes, nos acercamos a saludar y cuando estuvimos cerca mi rostro se deformo por la sorpresa.

 

*****


-No y no, ahora mismo voy a renunciar a esa fiesta, y no me vas a convencer -dije enojada.

-Oye tranquila no es tan malo -dijo Lila tratando de tranquilizarme.

-¡¿Que no es tan malo?! Tenías que estar allí para ver lo mal que me trato Leo, es un idiota -pues sí, Leo es el estúpido sobrino de Amelia y cuando estuve en su casa me trato horrible.

-tú tienes la culpa, si no lo hubieses tratado así en la heladería no pasa nada.

-Ahora estas de su lado, es el colmo, mi mejor amiga defendiendo a un desconocido.

-Ya drama Queen, si yo fuera tu no dejo esta fiesta.

-Pero él me dijo que no vuelva, y yo tengo dignidad.

-Ok eso quiere decir que perdiste el juego que tú misma iniciaste, no te rindas además lo laboral no se mezcla con lo personal. -Zoe nunca pierde un juego, además en los años que tengo nunca he dejado un trabajo a medias.

-Ok le haré la vida imposible -dije pensativa.

-No decía eso, pero suena bien, dame esos 5 -dijo Lila emocionada y chocamos las manos.

-Ok ¿ahora qué haremos?

-Ver una maratón de Harry Potter.

-Sip, buena idea, busca la película mientras yo pongo las palomitas en el microondas.

Después de ver 3 películas de Harry Potter nos quedamos dormidas en mi cama, como las mejores amigas que somos.

 

*****


Al día siguiente nos fuimos temprano para la empresa, sin animo y con mucho sueño, pero ya saben el deber nos llama.

-dime -digo respondiendo el teléfono, sabiendo que Lila está en la otra línea.

-Te buscan aquí fuera. -respondió alterada.

-No puedo recibir a nadie ahora, estoy revisando unos diseños.

-Ok. -No pasó un minuto cuando la puerta fue abierta y Leo entro seguido de Lila.

-Perdón pero no lo pude detener -dijo lila asustada.

-No te preocupes déjanos solos -Lila salió de mi oficina dejándome con Leo. -¿Qué quieres? -pregunte sin ningún interés.

-¿No me invitas a sentar? -pregunto Leo

-No te invite a entrar y estas aquí.

-Ok ¿eso es porque tengo paso libre para estar en tu oficina? -dijo tomando asiento

-eso quiere decir que no tienes educación, no todo el que quiere venir aquí puede pasar, tienes que hacer una cita, porque yo si trabajo.

-A si, ¿en que trabajas? Organizando eventos, hazme el favor cualquier persona puede hacer eso.

-¿No me digas? -lo miré con fastidio, pues no es el primer hombre que hace un comentario de ese tipo -que tal si tú te encargas de las invitaciones para el compromiso de tu primo -dije retándolo, siempre respondo de este modo, pero nadie me quiere retar (saben que soy competitiva).

-No tengo que hacer lo que tú quieras.

-No te preocupes, sabía que tú no podías hacerlo.

-Yo sí puedo, ok lo haré. -estupido tenía que ser, por qué rayos aceptó.

-Ok espero no te vuelvas loco, además es lo más sencillo de todo, ¿ya me dirás a qué viniste? -Pregunte desinteresada.

-Mi tía me envió a pedirte una disculpa por cómo te trate ayer -dijo mirando sus manos.

-Enserio -dije y el asintió, no pude evitar una carcajada -sabía que no eres más que un infantil, pero te perdono.

-Eres insoportable, -salió de la oficina como alma que lleva el diablo.

-Uno, dos y tres.

-Que fue lo que pasó -dijo Lila entrando a mi oficina.

Le tuve que contar todo lo que pasó, y ella solo reía como la mala que es.

-No lo puedo creer, eres muy cruel, sabes lo difícil que es hacer las invitaciones -dijo riendo.

-aprendí de la mejor, además no lo soporto -dije rodando los ojos.

-Pero no puedes negar que es un modelo sacado de una revista.

-Bueno si es lindo pero no me gusta. -Como no me va a gustar, tiene unos ojos cafés muy profundo, su cabello es negro y rizado que caen en su rostro, su piel es muy bronceada como si se pasara todo el día en el sol, y su cuerpo bien tonificado.



#4113 en Joven Adulto
#20318 en Novela romántica

En el texto hay: bebe, amor, empresa

Editado: 14.08.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.