¿love Or Friendship? (amor o amistad)

Capítulo 4

Un amigo leal admira todas las partes de tu persona (incluso las inadecuadas).

 

 

Ya ha pasado una semana, y ya tengo una parte de la decoración para el jardín, los novios pidieron música romántica y electrónica por lo que contrate un DJ, todo será decorado con luces ya que será en la noche y quiero que todo sea mágico.

Amelia me envió la lista de invitados por correo, pero como no me toca hacer eso le pedí a Lila que se la envíe a Leo.

-Permiso -dijo Lila entrando a mi oficina.

-Pasa -dije sin dejar de mirar los diseños que tengo en frente.

-¿Qué haces?

-Tengo que elegir el diseño de las mesas y las luces.

-Dejarme ver -dijo tomando las hojas de mi escritorio -las luces azules dan un aspecto mágico y más con las mesas tipo cristal.

-También estaba pensando en esa combinación.

-tú ves mejor las cosas, no digas eso solo para que me sienta bien.

-Y no lo hago, de verdad me encanta esa combinación, nunca te sientas menos que nadie, tu eres muy inteligente y me encanta tu forma de ver las cosas, creo que necesito una asistente, alguien que me ayude a elegir, ¿quieres ser tú? -pregunte con una sonrisa.

-Gracias Zoe eres la mejor y claro que acepto -dijo sentándose en mis piernas y dándome un abrazo.

-Tienes que dejar de comer Nutela -dije riendo.

-Me estás diciendo gorda -hizo cara de sorpresa -que tu tenga el cuerpo perfecto no quiere decir que sea gorda.

-La perfección no existe, somos aquello en lo que creemos, aún sin darnos cuenta.

-OK soy una súper modelo de Victoria's -dijo poniendo se dé pie y modelando hasta la puerta.

-no era para tanto, tu solo puedes ser modelo de las tiendas chinas -dije riendo, y ella me mostró su lengua en gesto infantil.

 

*****


Después de todo el trabajo llegamos a casa, subimos por el ascensor asta nuestro piso, el número 6, cuando salimos me encuentro en frente de mi puerta a mi madre, con su celular en manos.

-¿Mama? -Mi madre se giró y me miró por un momento inspeccionando mi ropa y luego a Lila. -¿Qué haces aquí?

-hola mi vida yo también estoy bien -dijo en tono sarcástico.

-¿Quieres pasar? -Pregunte.

-Pensé que no lo preguntarías. -Abrí la puerta del apartamento y entramos.

-¿Quieres algo de tomar? -Pregunte incomoda, no me culpen nunca me he llevado con mi madre.

-No gracias, no tengo pensado quedarme mucho tiempo, esto es muy pequeño - dijo mirando la sala, que no es nada pequeña, no sé porque ella dice que es pequeño, es un apartamento completo y la ubicación es buena.

-Ok ¿qué quieres?

-quiero que vuelvas a la casa, tu padre está enfermo y solo pregunta por ti.

-Sabes qué no volveré y si por mi padre es, dile que pasaré más seguido.

-Si es por tu amiguita te la puedes traer. -Dijo mirando a Lila quien está en la cocina preparando la cena.

-Mami yo no puedo vivir contigo, no soporto estar mucho tiempo a tu lado. -Dije enojada.

-Yo siempre supe que serias así de rebelde, por eso siempre preferí a tu hermano -no le había dicho que tenía un hermano.

-Por tu culpa es que Lucas no está con nosotros, tú lo obligaste a estudiar medicina sabiendo que él amaba pintar, el odiaba su vida por eso se suicidó, no aguantó la vida que tenía contigo -mis palabras salieron cargadas de odio, y mis lágrimas mojaron mis mejillas.

-Yo no podía dejar que él sea un inútil, la pintura no lo iba a llevar a nada.

-Pero la medicina si, al único lugar donde lo llevó fue a la muerte, eres la peor madre del mundo, sal de mi casa por favor -me puse de pie y le abrí la puerta, ella no espero más y salió con la frente en alto.

No aguante más y me tire a llorar en el sofá. Mi hermano era un buen chico, muy inteligente el termino la secundaria a los 14 años, solo duró dos años en la Universidad, a los 16 años entró en una depresión, ya que su autoestima era muy bajo y a él no le gustaba a medicina, una tarde mi madre lo encontró en su habitación pintando un hermoso paisaje, ella se enojó y le dijo que estaba avergonzada de ser su madre, y solo eso basto para al día siguiente encontrarlo muerto en su cama se había tomado un frasco completo de pastillas, yo misma lo encontré, yo tenía 19 años, ese mismo día me fui de la casa.

Sentí unos brazos rodear mi cuerpo, y me derrumbe más, han pasado 3 años desde su muerte y todavía no la supero.

-Él era un buen chico Lila, lo amaba -dije mientras sollozaba -tenía toda una vida por delante, el mismo acabó con su vida, yo hubiera dado mi vida por él, todavía recuerdo cuando él era pequeño de unos 8 años.

Recuerdo

Lucas nadaba lo más rápido que sus brazos y piernas le permitía, estaba en una competencia intercolegial, cuando terminó la ronda quedó en segundo lugar, él no estaba feliz por ese puesto, todo lo contrario lloraba con mucho miedo, me acerque a él y le di un abrazo.

-¿Porque lloras? -Le pregunte después de unos minutos.

-Me va a matar -respondió con miedo en su voz

-¿quién? -sé muy bien a quien se refiere, pero quiero escucharlo de su voz.

-Ma- mami, quería que gane en primer lugar, siempre tengo que ser el primero, el segundo es el primer perdedor.

-No puedes decir eso, para ser el primero deberás ser el último, no siempre vas a ganar, debes aprender a aceptar los resultados finales, y si mami no lo acepta, allá ella tu eres el mejor nadador para mí y para papi. De todas formas solo fueron 3 segundos, ya ganarás más velocidad si es lo que quieres.

-Gracias Zoe te quiero mucho -dijo el pequeño Lucas dándome un abrazo al qué respondí con una sonrisa.

Fin del recuerdo

Después de ratos de llorar en brazos de Lila, me quede dormida.

 

 

 



#4117 en Joven Adulto
#20342 en Novela romántica

En el texto hay: bebe, amor, empresa

Editado: 14.08.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.