¿love Or Friendship? (amor o amistad)

Capítulo 13

Un verdadero amigo eleva tu espíritu.

 

 

Estamos en el carro de Leo, yo voy de copiloto y Lila y Arturo van en la parte de atrás, vamos al pueblo donde Leo tiene que hacer una plaza comercial, según tengo entendido Leo alquilo una cabaña donde pasaremos el fin de semana, todo el camino lo pasamos hablando y cantando las canciones que pasaban por la radio, llegamos a eso de las 6 de la tarde, la cabaña es hermosa, pequeña pero limpia.

-Solo tiene dos habitaciones -dijo Arturo después de revisar la cabaña.

-Lila y yo dormimos en una y tú y Arturo en la otra -dije mirando a Leo.

-Ok vamos a llevar las cosas a la habitación para hacer la cena -dijo Leo y todos caminamos en dirección a las habitaciones, la habitación era grande con una cama matrimonial y un armario, al parecer hay un solo baño.

-Es hermosa -dijo Lila tirándose en la cama.

-Si lo es -dije imitando su acción.

-Vamos a preparar la cena que tengo hambre -la seguí fuera de la habitación y ya los chicos estaban en la cocina.

-¿Que quieren para cenar? -pregunto Leo.

-¿Que hay? -pregunto Lila sentándose en la isla.

-Pasta y pizza congelada -dijo Arturo sacándolas de la bolsa plástica.

-Prefiero pasta -dije viendo con asco la pizza congelada.

-Pasta será -dijo Leo encendiendo la estufa y poniendo una olla con agua a hervir.

 

*****

 

Después de comer la rica pasta que preparo Leo, fuimos al lago, solo la luz de la luna y las estrellas nos alumbraban, nos sentamos a la orilla del lago y reímos de las tonterías de Arturo y de Leo quien quiso imitar a Michael Jackson con bailes graciosos.

-Vamos a bañarnos -dijo Arturo sacándose la camiseta y Lila lo imito.  

-Vamos Zoe -dijo Leo que ya estaba en bóxer, yo me saque el vestido y quede en traje de baño, lo bueno es que no hace frío. -Te ves hermosa -mis mejillas se calentaron y sonreí por lo bajo, nos adentramos al lago y nos mojamos en una guerra de agua, luego hicimos un juego en pareja, yo estaba sentada en los hombros de Leo y Lila en los de Arturo, teníamos que pelear hasta tumbar al equipo contrario, y mi equipo iba perdiendo ya que Arturo es muy rápido.

-Eso es trampa, Lila me sujeto de los cabellos -dije cruzándome de brazos y haciendo puchero.

-Es mentira solo no saben perder, acéptalo son malísimo en este juego. -Dijo Lila mostrándome la lengua.

-No empiecen por favor, vamos ya esta tarde. -Dijo Leo bajándome y saliendo del lago, me coloque mi vestido y mis sandalias y nos dirigimos a la cabaña, Arturo y Lila se nos adelantaron en una carrera.

-¿Te gusta estar aquí? -pregunto Leo.

-Me encanta es hermoso, además siempre me gustó ir al lago -dije abrazando su brazo.

-Prometo traerte más seguido.

-Gracias Leo, por ayudarme a ser feliz.

-Tú también me haces feliz. -Nos dimos un beso y continuamos nuestra caminata, cuando llegamos a la cabaña nos sentamos en una hamaca, recosté mi cabeza en su hombro y nos pasamos el tiempo en un silencio cómodo.

 

*****

 

Entramos a la cabaña y yo fui a la habitación que comparto con Lila, la busque y no estaba, después de unos minutos Leo entro a mi habitación.

-Lila y Arturo duermen en la habitación del frente, y no me quieren abrir, me puedes dejar dormir contigo.

-Creo que sí, la cama es muy grande.

-Gracias. -Salí de la habitación y entre al baño a ponerme mi pijama, entre a la habitación y Leo ya estaba acostado en la cama, me recosté en un lado y apague la lámpara.

-Que tengas dulces sueños amor -dijo Leo y yo me apoye en su pecho.

-Tu igual amor -después de unos minutos nos quedamos completamente dormidos.

 

*****


-¿Cómo amanecieron? -pregunto Lila con una sonrisa.

-Bien ¿y ustedes? -pregunte y ella sonrió.

-Muy bien, ¿verdad amor? -Lila le preguntó a Arturo.

-Más que bien amor -dijo Arturo y beso los labios de Lila.

-Tengo hambre -dije sentándome en una silla.

-Casi están las tostadas  -dijo Leo.

Después de desayunar fuimos a dar una vuelta en el pueblo, tenía un parque muy bonito, y me encantó caminar por el de la mano de Leo, llegamos a unos columpios y Leo me empujó cuando estuve sentada.

Al pasar el tiempo nos sentamos en el césped verdes, mientras los chicos compraban unos helados.

-¿Me vas a decir porque no dormiste en nuestra habitación? -pregunte cruzada de brazos.

-Quise dormir con Arturo, ¿ya contenta? -dijo Lila y puso los ojos en blanco.

-Lila ¿no habrás hecho nada con ell, verdad?

-no hicimos nada prohibido  -dijo con una sonrisa.

-oh Dios Lila te acostaste con Arturo -dije tapando mi boca y con los ojos grandes de la sorpresa.

-Tú también te acostaste con Leo.

-Solo dormimos, y tú estás loca.

-Ya cállate que vienen los chicos.

-De chocolate para Zoe -dijo Leo dándome mi helado.

-Gracias -nos quedamos el resto del día en el parque, recostados en el césped y contando anécdotas de cuando éramos niños.

-Ya es hora de volver, el camino a la ciudad es largo. -Dijo Arturo poniéndose de pie.

-Que malo eres, este lugar es hermoso y me quiero quedar más tiempo. -Dijo Lila quejándose.

-Te traeré otro día lo prometo -dijo Arturo ayudando a que se ponga de pie, y Leo imito su acción.

 

*****


Ya en el carro de Leo volvimos a casa, el camino fue largo y agotador y cuando llegamos a la ciudad había una tormenta que me sorprendió ya que en el pueblo todo es muy cálido.

Los chicos nos ayudaron con nuestros equipajes y cuando iban saliendo el agua se intensifico y sonaron los fuertes relámpagos, volvimos a entrar al apartamento y Lila preparó unas tazas de chocolate caliente.

-¿Cuando va ha parar esta tormenta?, ya tengo sueño -dijo Leo.

-Si quieren se pueden quedar a dormir, además ya son las 12 -dije sin ninguna expresión.



#4118 en Joven Adulto
#20349 en Novela romántica

En el texto hay: bebe, amor, empresa

Editado: 14.08.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.