Manantial de amor

Corea del Sur

Caminé un poco más adentro y el brillo de algo me dio directamente en los ojos. La molestia me hizo cerrarlos instintivamente y mover mi cabeza de lado para identificar lo que era. "Mi delicada Tiara con piedras de jade" presioné mis ojos tratando de contener el llanto, cubrí mis labios para no gritar de dolor. Porque era como una espada atravesando mis recuerdos, como mi alma. Corrí sin dudarlo dejando caer mi cuerpo sobre mis rodillas contra el césped y la acaricié entre mis manos. Es de oro blanco con dos incrustaciones pequeñas de diamantes en ambos lados, al centro y en la parte elevada 9 piedras de jade verde y una grande al centro. Una pulsera en oro blanco con 3 piedras de jade separadas con el diseño de una flor con cinco pétalos con sus respectivas hojas alrededor formando círculos entre cada piedra de jade. El anillo en oro blanco con una piedra grande de jade al centro, con 14 diamantes rodeándolo. Esa tarde hace dos años al colocarme el anillo, la tiara y la pulsera... Ji me proponía matrimonio de rodillas frente a mis padres y su padre. Haciéndome sentir como su verdadera princesa.

Ji, es un hombre de ensueño y lucía un traje Chanel en color azul. En la solapa brillaba el borde de seda y un pin de la misma marca sobre su pecho de lado izquierdo, una camisa de seda blanca al igual que un moño en color azul adornando su perfecto cuello largo y ancho. No sospechaba esa petición de su parte, mis padres estaban felices abrazados sonriéndonos. El padre de Ji, el señor Yeong-ho Park aplaudía sonriente ante la propuesta al ver a su hijo tan enamorado y felizmente correspondido. Nosotros con amor le decíamos solo señor "Ye" pero en realidad el significado de su nombre es muy bello, nos explicaba un día que en Corea del Sur se acostumbra a darle un nombre con significado especial a los hijos dependiendo el día, el número del mes y el último dígito del año en que nace, un nombre que predomine y defina su futuro. El abuelo de Ji le daba el nombre de Yeong-ho Park que significa "valiente, héroe, grande, vasto, luz, amable, activo, alegre.

Cuando el señor Ye eligió el nombre para su hijo único sin dudarlo lo llamó Ji-Min Park que significa: Sabiduría, Alegre, Generoso, Moderno, Creativo, Temperamental, Competente, en Hanja está escrito como ''朴智旻''significa ''Mi sabiduría será más alta que el cielo'' sin duda alguna un gran y bello nombre como lo es el ser humano, mi hombre perfecto, mi ángel sobre la tierra y el hombre al cual amo.

No esperaba la propuesta de matrimonio a un año de noviazgo, conociendo mi amor por ese hombre inimaginable y a la vez real, levanté su mejilla para ver sus ojos negros bellos y le dije:

—¡ACEPTO! Quiero amarte en mi presente, en mi futuro y en la eternidad.

Ji permanecía arrodillado con la cabeza hacia abajo y me incliné de la misma manera abrazándolo con respeto, acompañado por el inmenso amor que siento por él. Nos besamos sonriendo y llorando felices, nuestros padres aplaudían con gran dicha. Festejamos unas horas danzando entre el césped descalzos al ritmo de la música, el señor Ye preparó comida típica coreana para el festejo y no podía faltar el kimchi. Abrimos una botella de champagne Dom Pérignon Rosé Vintage mi favorito, para brindar por el amor sencillamente, decretando cada uno de los cinco lo que deseábamos uno para el otro, felicidad, abundancia, fertilidad, tolerancia, amor y respeto. Adoro contar la historia de este champagne le dije al señor Ye. Recibe su nombre en honor a Pierre Pérignon un monje benedictino quien descubrió el método champenoise, que es lograr que el vino fuera espumoso. Dice la leyenda que cuando lo probó por primera vez exclamó " Venid pronto, estoy probando las estrellas".

Al terminar el brindis papá nos llamó para acercarnos a la sala

Al terminar el brindis papá nos llamó para acercarnos a la sala.

—Hijos, volvemos más tarde. Vamos a ir hacer unos pedidos al pueblo para organizar la boda, ustedes definan la fecha. Y mi pequeña princesa, Te Amamos. ¡Felicidades!

—No papá, no se vayan ahora. Vamos a seguir festejando. —Corrí a los brazos de ambos, tenía a cada uno justo de cada lado, yo en medio estrechándolos con una mano, se unió Ji y el señor Ye. Cuánto deseaba que en ese momento estuviera el pintor de mi infancia, y llevar plasmado en un lienzo, en cada trazo mi alegría en colores y sonrisas.

—Hija, ahora es el momento de hacer esos pedidos, más tarde volvemos. ¡Los amamos!

Nos despedimos con muchos y fuertes abrazos a mis padres, ellos me dieron su bendición antes de partir. Me incliné haciendo reverencia al señor Ye, pero mi emoción y felicidad me hicieron olvidar las tradiciones y lo abracé fuertemente dejando muchos besos en sus mejillas, como a mis padres y les pronuncié unas palabras muy emocionada.

—Agradezco a mis padres, a mi suegro, a Ji el convertir la vida de esta mujer en un paraíso terrenal, he sido y soy mucho muy feliz desde que era una niña, al conocer a Ji, el amarnos intensificó la abundancia de tal alegría, la perfección de la vida está en nuestras manos. Los amo a los cuatro, gracias por coincidir en esta y en las futuras vidas.



#21124 en Fantasía
#4447 en Magia

En el texto hay: amor, muerte y esperanza, kimchi

Editado: 13.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.