Me Sorprendes

Capítulo 25 (FINAL)

Vamos camino a la casa de campo de los padres de Eddy, la verdad era que necesitábamos esto, juzgando por los parciales de la universidad, el estrés de la graduación y todo lo que había pasado los últimos meses.

Cuando llegamos, entramos a nuestras habitaciones a descansar, era la primera vez que tendría que dormir con Jazmín.

Jazmín: Puedo dormir en la sala si esto te incomoda.

Yo: No, tranquilo, puedes dormir conmigo, solo déjame vestirme en el baño.

Entre al baño, y me puse mi pijama. Cuando Salí, puedo ver que Jazmín solo utilizaba un short de dormir, el sí sabía cómo ponerme nerviosa.

Nos dimos un beso de buenas noches y nos dormimos abrazados, me gustaba esa sensación.

Desperté, casi a las 12 del mediodía, al despertar sentí un brazo en mi cintura, y entonces recordé que no había dormido sola.

Cuando intente moverme él se apegó más a mí y me dijo.

Jazmín: Quédate por favor.

Yo: Quisiera pero debemos alistarnos, recuerdas que nos bañaremos en la piscina hoy.

Jazmín: tienes razón, alístate primero y baja, yo bajare en un rato.

Yo: No te tardes.

Me aliste y baje, como era de esperarse ya el almuerzo estaba servido en la mesa y mis amigos estaban en la piscina. En la mesa solo estaba mi almuerzo y el de Jazmín, yo me comí el mío y me fui a la piscina. Al cabo de unos minutos veo a mi novio llegar a la piscina y ducharse con nosotros.

Jugamos un buen rato, luego entramos a la casa a vestirnos, íbamos a un salón de juegos que quedaba cerca de la casa.

Cuando fuimos jugamos un buen partido, primero mi novio y yo, Eddy y su novia, luego Eddy conmigo y Jazmín con Brenda, después éramos Brenda y yo, Eddy y Jazmín.

Nos la pasamos increíble.

 

Ya vamos camino a nuestra casa.

Jazmín: cuando llegues a tu casa prepárate que vamos a salir.

Yo: De acuerdo.

Llegue a mi casa y me prepare para mi salida con Jazmín, luego de unas hora el timbre me hace entender que mi novio había llegado, abrí la puerta y no me equivocaba era él y lucia nervioso.

Jazmín: ¿nos vamos?

Yo: claro.

Cerré la puerta y nos fuimos, llegamos al restaurante en la playa donde había sido nuestra primera cita.

La cena transcurrió tranquila, en un momento él se para y va al baño.

Luego veo a mi mejor amigo llegar con unas rosas y un cartel que decía: Lo eres todo para mí, el me los entrego.

Luego veo a Brenda entrar con otro cartel que decía: Por eso quiero permanecer siempre a tu lado.

Al final entra el y se arrodilla ante mí con un anillo de compromiso en mano y me dice:

Jazmín: ¿Me harías el honor de casarte conmigo?

Yo: Claro que sí, acepto.

Lo bese con lágrimas en los ojos, pero de felicidad, me casaría con el hombre que tanto amaba.

Llego el día de la boda, estaba nerviosa y pensando en todo lo que habíamos pasado, ya voy caminando ene l altar y ver a todas las personas importantes para mí, mi madre y Claudio estaban más felices que nunca y eso me hacía feliz a mí.

Padre: Mariel ¿acepta usted a Jazmín como su esposo?

Yo: Acepto

Padre: Jazmín. ¿Acepta usted a Mariel como su esposa?

Jazmín: acepto.

Padre: puede besar a la novia.

Y así paso nos besamos, y por fin era la esposa y mujer de Jazmín. Tire el ramo hacia atrás y Brenda lo agarro, siento que muy pronto habrá otra boda.

Bebimos y comimos pastel, también bailamos.

Jazmín: Princesa, es hora de irnos.

Yo: Claro.

Nos fuimos en una limusina, a un hotel que creo mi esposo había reservado porque al llegar dijeron, llegaron los recién casados.

Recepcionista: Todo esta listo.

Jazmín: Gracias.

El me cargo y me llevo hacia el cuarto, al llegar nos besamos y yo sentí la necesidad de decirle.

Yo: Aun soy virgen.

Él se queda en silencio mirándome a los ojos.



#10994 en Joven Adulto
#27411 en Otros
#3801 en Aventura

En el texto hay: sorpresas inesperadas, accion y amor, enojos

Editado: 21.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.