Mi amor imposible

Capitulo 60 "Es el mejor regalo"

~Narra Sarah~

Liam y yo llevamos dos meses juntos, para mi no deja de ser como un sueño; cada día me convenzo de que es lo mejor que me ha pasado en la vida.
Me hace realmente feliz, cada platica, cada risa es unica para mi.
Empece a estudiar nuevamente, pero esta vez medicina y Emma psicología; vamos juntas a la universidad. Hoy es su cumpleaños, John nos pregunto hace dias a Liam y a mi como sorprenderla le dimos la gran idea de festejarlo en la casa de la playa, a él le agrado.
~~~~~~~
Pasamos un dia increible, sin dudas sorprendemos a mi amiga. Contamos anecdotas graciosas y vergonzosas que tuvimos, almorzamos y luego comemos pastel. Me encanta compartir tiempo junto a Emma, este cumpleaños es muy especial para ella ya que esta embarazada se que le emociona todo un poco mas. Ella nos agradece y dice que somos su mejor familia, se cuanto le duele que sus padres no esten presentes por eso deseamos hacerle pasar un bonito dia.
- nada de lagrimas señorita, ahora vamos a contar alguna mentira que hayamos dicho- dice Anthon.
Empieza mi amiga
-una vez estabamos en una discoteca Sarah y yo, y unos tipos estaban muy pesados, como ya no sabiamos como sacarlos de encima invente que éramos lesbianas. Los muy idiotas nos pedian besos, decidimos irnos de alli-
-creo que todas las mujeres han dicho eso alguna vez en su vida- dice Isaac.
-yo no- responde seria Irene.
-continua tu Sarah- dice Emma.
-bueno una mentira que le dije a mamá espero cuente. Le dije que nunca estuve ebria hasta perder el sentido comun. Solo alegre.
-pobre Susy si te creyo- bromea mi amiga. Todos se rien.
-sigues Anthon- digo.
-me menti a mi mismo, una vez me emborrache tanto que la resaca fue lo peor de mi vida, entonces me dije jamas vuelvo a tomar, y ya ven no cumpli- dice. Todos reimos.- sigues tu Isaac.
-dije ¿a ella? ni borracho. Luego tome unos tragos de mas y la lleve a mi departamento- tapa su rostro con pena- todos reimos.
-mejor no preguntemos como era- bromea Aaron.
-no, y se los agradezco. Sigues tu bro- señala a Aaron.
-al arbitro le dije que no le pegué a un chico del equipo contrario. En ese momento no existía el VAR, pero de todos modos cobro penal, y no era pero la justicia llego cuando el arquero lo atajo.
-si recuerdo que discutiste con el árbitro- dice Anthon.
-no me lo digas, si lo golpee pero no era penal- se rie. continuas Liam.
- mañana te la devuelvo, se lo dije a un amigo por una camiseta original de futbol y bueno se la devolví al mes- todos reimos. Finaliza Irene
-bueno la mentira mas común es el lunes comienzo la dieta, el problema es ¿que lunes?- todos reimos, ya que es típica de mujeres.
Despues de dialogar unas horas sin parar decidimos meternos al agua a jugar al vóley y nadar un rato.
John y Emma anuncian que sere la madrina del bebe y Anthon el padrino. Es muy emocionante que me hayan escogido. Le damos un abrazo. Isaac dice que es momento de abrir los regalos, asi lo hace mi amiga.

~~~~~~~~

Pasamos la noche en esa casa, al dia siguiente  después de almorzar cada uno regreso a su respectivo hogar.
-antes de ir a casa debo pasar a ver a Harry ¿no te  molesta?- pregunta Liam. Yo niego con la cabeza, él gira el coche hacia la derecha y sigue conduciendo. Yo me dedico a observar la naturaleza, me encanta ver la forma de los arboles.
 Tras conducir unos minutos vemos una casa blanca bastante alejada de la calle, Liam entra alli siguiendo un camino apenas marcado. A unos metros detiene el auto.
-¿me esperas aqui?- pregunta.
-si, claro- respondo. Él sonrie y comienza a caminar en direccion a la vivienda. Golpea las manos, sale una chica de cabello castaño, piel blanca muy delgada. Lo saluda amable, yo dejo de mirar la escena no pretendo ser asfixiante ni nada por el estilo. Pasan unos minutos y vuelvo a mirar. Liam habla con Harry, la chica mira a Liam con ojitos de amor y me imagino que asi lo miraría yo porque todos podian darse cuenta de lo que sentia por él sin decirlo.
Veo un perrito a unos pasos del vehiculo, abro la puerta y me inclino hacia el precioso animalito, éste comienza a lamer mis manos, yo acaricio su suave pelaje, es hermoso.

~Narra Liam~
Después de pasar el cumpleaños de mi hermana en la casa de la playa decido pasar por la casa de Harry a pagarle y agradecerle por mantener en tan buen estado la casa.
Giro a ver a Sarah quien esta en el coche esperando y me encuentro con una imagen adorable, ella en cuclillas acariciando un cachorro. Sonrio al notar que el animal lame su rostro, ella rie mientras acaricia su pelaje. Harry lo nota y niega divertido.
-bien debo irme, gracias por todo, cualquier cosa que necesites me llamas; nos vemos- hablo extendiendo la mano, él estrecha la suya, se despide y regreso al auto. La hija de Harry busca el perrito y lo carga en brazos, Sarah sube al coche nuevamente y a mi se me ocurre algo.
Tras conducir unos minutos en silencio la miro.
-ahora debo hacer algo importante ¿quieres que te deje en casa o en tu departamento?- pregunto. Aunque le insisti varias veces que viva en casa ella se niega a aceptar, hay varias habitaciones si no se siente cómoda en mi cuarto y al dinero del departamento puede ocuparlo en otra cosa pero es mas terca que mi hermana.
-en mi departamento voy a leer un poco- dice. Yo asiento. Al llegar detengo el vehiculo ella se acerca y deja un casto beso en mi labios, antes de que abra la puerta digo
-nos vemos en la noche. Ella asiente mientras me regala una hermosa sonrisa, luego sale; espero a que ingrese y sigo mi camino.

~~~~~~~~
No fue facil dado que hoy es domingo pero gracias a algunos contactos lo logre.
 Más tarde le dare la sorpresa, solo espero sea buena idea y le guste.

~Narra Sarah~
-Basta Sarah, seguro tenia algo que hacer no puedes vivir pegada a él- me regaño mentalmente. Dejo las hojas a un lado ¿me estoy volviendo una novia toxica? No, yo no soy asi. A lo mejor fue al estadio, debe extrañar jugar un partido y decidio ir solo porque se siente mal o simplemente para hablar con sus compañeros. Aparto todos esos pensamientos de mi cabeza y decido prender la televisión.
Hago zapping sin tener buenos resultados busco en Netflix alguna serie, una logra captar toda mi atención llamada Grey's Anatomy es de doctores y sin darme cuenta llevo mirando mas de tres capitulos. Suena el timbre dejo en pausa y camino hacia la puerta.
Me encuentro a mi hermoso novio de pie
-hola- saluda.
-hola- me hago a un lado y él entra. Mira el aparato encendido y sonrie
-crei que estabas estudiando, de haberlo sabido no hubiera hecho tanto tiempo para venir- dice entre risas. Se sienta en el sofa, yo lo imito. Liam pasa su mano por mi hombro
-tengo algo para ti- dice.
-¿un regalo?- pregunto. Él asiente -crei que habia quedado claro ese tema. No necesito regalos- hablo seria
-y yo te respondi que voy a seguir haciendolos, no es para impresionarte porque tu me conoces bien y contigo puedo ser yo mismo pero quiero hacerlo- dice.
-me encanta como eres- digo. Él sonrie mientras se acerca y deja un beso en la punta de mi nariz. Deseaba que fuera en mis labios
-¿no quieres ver tu regalo?- indaga entornando sus ojos - no fue facil conseguirlo pero lo logre por ti-  me guiña un ojo. Nos ponemos de pie y caminamos hacia su coche. Él abre la puerta y retira una caja mediana color blanca sin tapa. Me la entrega y yo simplemente pierdo el habla solo abro mi boca emocionada y espero no estar babeando.
-¿te gusta?- pregunta. Yo asiento rápidamente como una niña feliz con un juguete nuevo.
-¡me encanta! ¡Es, es el mejor regalo! ¡gracias!- chillo emocionada. - ten la caja- le pido, él lo hace y yo tomo en brazos a ese pequeño peludo. Es hermoso, y perfecto me fascina. Le doy un beso y lo dejo seguir durmiedo en mis brazos.
-debes pensar un nombre- dice Liam.
-si lo hare. Me encantan los perritos- admito aunque creo que ya lo noto. Caminamos hacia dentro.
Liam sonrie - si lo note en casa de Harry- responde. Yo lo miro
-¿me viste?- pregunto, no tenia idea. Él asiente. Nos sentamos en el sofa nuevamente esta vez con mi amiguito en el regazo. No dejo de mirarlo es muy tierno el chiquitin.
-creo que no fue tan buena idea regalarte un cachorrito- dice Liam. Yo lo miro confundida.
-¿por qué?- pregunto
-porque ahora no me registras- responde. Yo doy una carcajada.
-¿celoso de un animalito?- digo. Él asiente -pues lo siento pero esta vez alguien robo toda mi atención- respondo. Liam toma mi rostro entre sus manos haciendo que lo observe
-¿al menos merezco un beso no crees?-
-eso no se pregunta- respondo acercandome lentamente a sus labios y uniondolos a los mios, sintiendo el fuego en mi interior que solo él inexplicablemente logra encender.
Aún no le he dicho que lo amo, aunque lo siento desde hace tiempo me parece precipitado decirle esas dos palabras tan fuertes. No quiero incomodarlo porque se que no respondera un "yo tambien". Pero dentro de mi deseo decirle cuanto lo amo y cuan importante es, pero sobretodo lo feliz que soy a su lado. Él no necesita mas que mirarme para perderme en sus ojos y olvidarme del resto.
Aunque cada dia que pasa me siento mas nerviosa a como pueda reaccionar ante mi verdad, puede que nos una o nos separe y de solo imaginarlo mi corazon duele. Todos soñamos con formar una familia y no hablo de hoy ni mañana pero si en el futuro y no creo que Liam sea la excepción.
-¿te pasa algo?- pregunta. Yo niego con la cabeza. -cuando vayas a la facultad puedes dejarmelo a mi, aún me quedan unos meses para volver a practicar.
-es justo en lo que estoy pensando- miento - no quiero dejarlo solo- sonrío debil
-es la excusa perfecta para verte y darte el beso de la suerte todos los dias- dice divertido
-me parece perfecto- respondo. Uniendo nuestros labios nuevamente en un beso lento, suave y delicioso que despierta las mariposas en mi barriga. 



#457 en Joven Adulto

En el texto hay: viaje, amor tristeza

Editado: 05.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.