Mi amor imposible

Capitulo 33 "Aprender a perdonar"

~Narra Sarah~
Durante el vuelo me la pase llorando, lo se soy una idiota él ha roto mi corazón un millon de veces y yo de masoquista sigo permitiendo que lo vuelva a hacer.
En este viaje debo olvidarlo, debo hacerlo antes de que me destruya ¿por que no tenemos la opcion ^eliminar^ personas del corazón y de la mente? Como en los moviles, dejo a un lado esas tonterias al notar que he llegado a mi ciudad. Suspiro con pesadez mientras me pongo de pie, busco mi valija. A lo lejos veo a mamá quien levanta su brazo para que la vea, me acerco a ella nos damos un abrazo tan calido, la extrañe. No importa la edad, un abrazo de mamá siempre sana el alma.
Durante el camino le comento que estuve pensando en darle una oportunidad a papá, quiero acercarme a él y a mis hermanos. Mamá apoya mi decisión y eso me tranquiliza, ella me cuenta que mi hermanito es muy inquieto; aun no ha dejado ver el sexo, yo creo que es niña por su pancita redonda. He escuchado que cuando es niño es más en punta, mamá dice que eso es solo mito. Al llegar a casa saludo a Jeremy, él me saluda amable. Tomamos asiento en el sofa, mamá me mira preocupada, su marido se pone de pie y nos deja hablar solas.
-¿como estas mi amor?- pregunta 
-bien mamá, se que quieres saber de Liam, pero no paso nada y prefiero no hablar de él.
-esta bien cielo, entiendo. ¿Emma como esta?
-ella esta muy bien, cada día más enamorada. Sonrio.
-cuando quieras hablar puedes hacerlo.
-lo se, gracias mamá. Pasamos al comedor, Jeremy trajo comida tal parece fue a camprarla, cenamos hablando de su luna de miel. Se ve a kilometros de distancia lo enamorados que estan, me alegra tanto verla feliz. Al terminar subo a mi cuarto, me siento cansada, saco mi celular tengo un mensaje de Emma preguntando si llegue bien, le respondo que si. Leo otro de Les preguntando los mismo, estas dos chicas son las mejores del mundo. En eso llega otro mensaje de Brandon, lo ignoro y salgo, no tengo animos de saber nada de él, es como si sabe cuando estoy aqui y molesta. Dejo el aparato en la mesa de noche, cierro los ojos la imagen de Liam en el aeropuerto viene a mi mente preguntandome si estoy bien como si le importara, luego disculpandose aunque lo interrumpi siento curiosidad de saber que hubiera dicho. Si lo dijo es porque lo siente; no debio disculparse. Intento sacarlo de mi cabeza, el sueño es más fuerte que yo esta vez .
~~~~~~~~
-Buenos días amor- la dulce voz de mamá hace que abra los ojos lentamente, ella sonrie en sus manos trae una bandeja con el desayuno. Me siento en la cama
-buenos días mamá, no es necesario que me traigas el desayuno , yo puedo prepararmelo.
-quiero hacerlo, dejame consentirte. Sonrio en agradecimiento. Desayunamos juntas, durante la tarde salimos a caminar para mi desgracia cruzamos a Sophie.
Es de noche, Jeremy anunció que saldremos a cenar a un restaurant, me miro en el espejo de cuerpo completo no me veo tan mal. Visto un top sin mangas y un pollera entubada hasta las rodillas, ambos en color azul, dejo mi cabello suelto esta vez me hice unas hondas. Bajo, mamá tiene un vestido color vino ajustado en la cintura, haciendo notar su bonito vientre.

Caminamos hasta la camioneta Audi Q5 sport color gris de Jeremy, subimos y él arranca.
Al llegar al restaurant Osaka se detiene, bajamos, un hombre lleva al estacionamiento el vehiculo. Ingresamos al lugar, tomamos asiento un mozo se acerca a nosotros entregandonos la carta, mamá me sonrie levanto la mirada el chico me observa, siento mis mejillas arder, pedimos el menu y él se aleja
-vaya hija robas miradas- habla mamá contenta, yo niego con la cabeza.
-¿que tal tu viaje Sarah?- pregunta Jeremy
-muy bien, me gusta España.
-que bueno ¿conoces Australia?
-no, por el momento. ¿tu lo conoces?
Mamá le lanza una mirada que no logro entender.
-si, y dime Sarah ¿te gustaria estudiar administración de empresas?
-no, odio todo eso- digo entre risas
-Sarah estudiaba psicología, con su mejor amiga. Cuando ella se mudo mi hija cambio a medicina. - habla mamá
-si lo se, pero quizas le interese ...
-no lo creo- lo interrumpe. No estoy entendiendo a que se debe esto pero decido cambiar de tema.
-me cuentan su historia de amor, quiero saber como se conocieron. Ambos rien
-para encontrar el amor de tu vida no hay edad- dice ella. Yo sonrio. -nos conocimos en... el mozo deja los platos, le agredecemos y se retira, mamà continua hablando emocionada, yo la escucho atenta mientras llevo un bocado de mi cena a la boca.
Pasamos una noche agradable conversando, ambos me contaron anecdotas graciosas, la pase muy bien. Subimos al coche y nos dirigimos a casa. Al llegar bajamos, cerca de la entrada esta Brandon de pie, mamá voltea a verme y me sonrie.
-hasta mañana cielo. Se acerca y deja un beso en mi mejilla. Dejo que ellos ingresen me acerco a él.
-¿que haces aca?
-Hola Sarah, te ves muy bien- sonrie - tenia ganas de verte.
-vete, y no vuelvas más.
-¿que pasa? ¿no me invitas a tener sexo en tu sillon?- se rie.
-eres un idiota, para tu mala suerte estoy sobria- respondo. Queda serio, me mira con furia
-¿no dejaste de ser invisible ante los ojos de Liam por eso regresaste? No respondo camino para entrar a casa, él me detiene.
-no me toques.
-Liam sigue enamorado de Sophie, ella es una mujer de verdad, en la cama no tiene comparación, no es una timida- dice mirandome de pies a cabeza. Busca lastimarme pero no le dare el gusto.
-¿timida? ¿en serio? a lo mejor contigo, pero puedes decir lo que quieras bien sabes que yo de esa noche no me acuerdo. Para mi no paso.
-¡si paso!- grita -pero dejalo asi. Yo estoy saliendo con Sophie y ella si sabe lo que hace en la cama.
-que bueno, no la dejes mucho sola. Entro a mi casa, me recargo en la puerta mientras cierro con fuerza los ojos. No tengo que dejar que me afecte lo que diga, Liam no puede estar enamorado de ella, aunque si lo pienso Lucy tiene un gran parecido, y no ha vuelto a tener otra novia. Abro los ojos y veo a Jeremy
-¿estas bien?- pregunta. Yo asiento. El sonrie y sube a su cuarto, coloco el seguro en la puerta, apago la luz y subo. Comienzo a sacarme los zapatos, mi celular suena es una video llamada  de Emma.
-¡hola!- gritan ella y Les.
-hola- respondo.
-¿que pasa?- pregunta la morocha
-Brandon vino a casa.
-¿que te dijo?- pregunta Emma
-que Liam sigue enamorado de Sophie porque ella es buena en la cama
-eso no es cierto- dice mi mejor amiga
-¿quienes son Brandon y Sophie?- indaga la castaña
-el amigo de mi hermano, y ella la ex- explica Emma
-ellos salen ahora- digo
-¡vaya!- exclama Les.
-no le hagas caso Sarah, Sophie es una bruja estoy segura de que mi hermano la olvido
-quiero ver una foto de esa zorra- habla Les. Yo sonrio ante su comentario.
-luego te la muestro- dice Emma
-¿ustedes como estan?- pregunto
-bien, los chicos juegan a la play, nosotras vinimos a preparar palomitas vamos a mirar una peli, nos haces falta- dice Emma.
-hace tres días regrese- me rio
-te extrañamos igual- afirma Les.
-muestranos como estas vestida- dice la morocha. Me pongo de pie y camino hasta el espejo, enfoco con la camara alli.
-¡estas hermosa!- dicen al unison.- ¿ a donde fuiste?- pregunta Emma
-a un restaurante con mamá y su marido.
-que bueno- dice Les.
-bueno te dejamos descansar, te quiero- dice Emma.
-te quiero - grita Les
-las quiero- respondo - que lo pasen bien.
-gracias- finalizamos la llamada, me desvisto, me coloco el pijama, y me meto en la cama.

~~~~~~~~~

Respiro agitada, inhalo, exhalo tratando de controlar mis nervios. Es momento, abro la puerta de mi auto y camino hacia la entrada, con mis dedos temblorosos toco el timbre; espero unos minutos hasta que abre una señora de unos sesenta años.
-hola- hablo nerviosa- ¿se encuentra el señor Morton? Ella me sonrie
-si señorita, su papá esta. Pase. Se hace a un lado yo entro. Quedo de pie cerca de la puerta, ella me señala el sofa, decido no sentarme, le agradezco, ella camina hacia la cocina, en eso baja las escaleras Erin.
-¡Sarah que sorpresa!- corre a darme un abrazo. Respondo de inmediato.
-sientate- habla tomando mi mano, juntas caminamos hasta el sillon y nos sentamos.
Erick se nos une -¡que bueno verte Sarah!, nos abrazamos.
-¿cuando regresaste de España?- pregunta él
-¿estabas en España?- indaga ella. Yo asiento
-si, llegue hace unos días.



#456 en Joven Adulto

En el texto hay: viaje, amor tristeza

Editado: 05.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.