Mi amor imposible

Capítulo 40 "Especialista en el amor"

Despedir a Les es sin dudas es una de las peores cosas que viví en mi vida, es injusto, aún no entiendo como pasó ¿por qué ella? Una chica buena, llena de vida, tan linda por dentro como por fuera. Dejo las llaves de la puerta encima de la mesa de la sala. Me siento en el sillón, mi celular empieza a sonar atiendo
-hola cielo ¿cómo estas?
-hola mamá. Bien ¿y tu?- miento no quiero preocuparla.
-bien hija. Te extraño demasiado.
-y yo a ti mamá, pero no quiero que estés triste. Mi corazón está contigo.
-es inevitable Sarah.
-¿Jeremy esta bien?- pregunto
-si mi amor, el esta bien.
-dale saludos de mi parte.
-serán dados.
-bien debo dejarte mamá, adiós- no puedo seguir hablando, no estoy de ánimo y no deseo llorar ante ella.
-adiós hija. Finalizamos la llamada. Dejo el aparato a un lado, cierro los ojos pobre de John, Emma y también Anthon.

~~~~~~~

Los días son difíciles, es inevitable no llorar al recordar que no volveré a ver a Leslie. Habiendo tanta víbora por ahí ¿por qué justo a ella le tiene que pasar esto? Respiro con pesadez, mi celular suena, miro y veo que es Emma
-hola Sarah ¿hoy vienes a dormir a casa? - pregunta
- sí amiga- respondo.
-bien , te espero ven rápido- dice.
-ya salgo para allá. Digo y finalizamos la llamada, me pongo de pie; me cambio de ropa y llamo un taxi. Al llegar bajo del auto; le pago al taxista y tocó el timbre.
-hola - dice Liam quien abre.
-hola Liam vengo a ver a Emma.
- si, pasa- se hace a un lado.
-¿como sigue?- pregunto. John no quiere verla.
-ayer se escapó por la ventana- dice. Abro los ojos como plato.
- lo que hace hacer el amor- digo - los dos sabemos que Emma no levanta un pie sino es para acostarse en la cama, que haya salido por la ventana es un deporte extremo para ella.
-es una inconsciente.
-voy a verla-  digo.
-toma la llave- nuestras manos se rozan al entregarmela. Subo corriendo las escaleras, entró a su cuarto.
-tardaste demasiado- dice al verme
- no es verdad vine rapidisimo, teniendo en cuenta que vine en taxi- respondo.
-gracias por venir- nos damos un abrazo. Cenamos spaghetti con salsa, aunque quien comió fue Liam, Emma no probó bocado lo cual es raro en ella, yo sólo comi un poquito. Subimos a su cuarto, nos acostamos. Emma apaga la luz. Cierro los ojos intentó dormir, pero en verdad no puedo.
-¿estas dormida? - pregunta en la oscuridad
-no, no puedo dormir- confiezo, ella enciende la lámpara 
-puedes hacerme un favor- dice
-claro dime.
-prometeme que vas a ayudarme sin decirle a nadie.
-lo prometo- digo.
-mañana habla con Liam, dile que iremos a tu departamento, y que dormiré allí.
-¿irás a buscar a John?
-Tengo que hablar con él- dice. Noto el dolor en sus palabras.
-claro que te ayudaré, ahora vamos a dormir . Nos abrazamos y a los pocos minutos el sueño se hace presente.
 -Buenos días señorita- dice Emma
-no quiero despertar aún.
- vamos a desayunar Sarah.
-ni siquiera estas comiendo eso no es excusa- digo
-levantate- me toma de las manos haciendo que me siente
-eres una mala amiga.
-no es cierto- responde. Me pongo de pie, camino al baño a arreglarme un poco. Bajamos a la cocina, empezamos a preparar el desayuno.
Al terminarlo tomamos asiento en los taburetes que estan al lado de la isla. Entra Liam
-buen día- saluda.
-buen día- respondemos mi amiga y yo.
Se sienta al lado de Emma, frente a mi. 
-¿cómo estás hoy?- le pregunta él.
-¿cómo quieres que este? Me siento prisionera- habla molesta. Ella me lanza una mirada cómplice, se pone de pie y sale de allí.
-ella no quiere entender que lo hago por su bien- dice él.
-se que quieres lo mejor para Emma, pero no es fácil- respondo
-se que no es sencillo, pero se enoja conmigo y solo quiero evitar que sufra- habla apenado. Es tan lindo se perfectamente que da todo por su hermana.Tomó su mano.
-eres un gran hermano, Emma te ama más que a nada, solo esta mal tienes que darle su espacio, a veces debemos enfrentar "eso" que nos duele para poder continuar. Él me mira fijamente.
-¿de verdad lo crees? - pregunta.
-claro que si. Mira te propongo que dejes a Emma dormir en mi departamento.
Él enarca una ceja. Yo suelto su mano.
-esta bien Sarah- dice. Yo sonrio
- cuando quieres eres un genio. Me pongo de pie y corro hasta la habitación de mi amiga.
-ya esta, solo espero salga todo bien- digo.
- gracias, ¿sabes que te amo?- dice presionando mi cuerpo.
-Emma me estás haciendo mal- digo sin aire. Ella se rie. Apronta un bolso, guarda una muda de ropa, su cepillo de dientes y algunas cosas màs.
- vamos - dice. Yo la sigo.
Bajamos, nos despedimos de Liam
-Emma ¿podemos hablar?- dice él
-no Liam, tal vez cuando regrese. Sale rápido, yo salgo detrás.
Subimos al auto de mi amiga, ella conduce
- Bueno, yo bajo en casa de John y tu llevas el auto- dice.
-no Emma, yo creo que mejor te lo dejas tu. Yo me voy en taxi. Si necesitas  algo me llamas.
-esta bien dice ella. Al acercarnos a casa de John ella se detiene, deja el coche a media cuadra, ambas bajamos.
-gracias, puedes pedirme lo que quieras- dice
-solo cuidate- respondo, Emma sonríe. Ella camina en dirección a casa de John, yo lo hago en busca de un taxi.
~~~~~~

Salgo envuelta en una toalla, abro mi armario y busco un pijama me pongo uno que consta de un short y una remera sin mangas ambos en color gris.
Seco mi cabello y lo dejo suelto. Encamino a la sala, me siento en el sofá y enciendo la tele hago zapping buscando algo interesante veo en un canal de deporte que hablan de los chicos dejo ahí, mientras hablan dan imágenes de uno de sus entrenamientos. Suena el timbre, apagó la tv y me dirijo a la puerta. Deseo que la tierra me trague en el momento que veo a Liam de pie frente a mi.
-¿qué haces aqui?- preguntó
- quiero hablar con mi hermana- dice serio. - por cierto no vi su coche ¿salió? Yo intento no reirme, a veces los nervios me provocan risa, muerdo mi labio inferior.
-ella...
-ya lo sé Sarah no soy idiota- me interrumpe - desde el primer momento supe que Emma iría a casa de John- se gira molesto, yo me interpongo para que no salga, aunque con un dedo puede quitarme del camino.
-no vas a ir a buscarla- lo desafio. Él enarca una ceja
-¿cómo vas a impedirmelo?- indaga
-si das un paso más te golpeó- hablo segura. Él se rie, creo que es la primera vez que soy la causante de tan hermosa muestra.
-no voy a ir a buscarla- dice poniéndose serio-  pero no lo hago por ti, lo hago para que Emma sola se de cuenta, escucha bien lo que voy a decirte. Si mi hermana regresa llorando tu- me señala con su dedo indice- vas a ser la responsable.
-¿tú te crees su Salvador por haberla encerrado? ¿Crees que así calmas su dolor? Déjame decirte que no, ella llora todas las noches, la pasa mal, no verlo no cambia en nada Liam. - digo molesta
-verlo y que él la ignore o la trate mal tampoco la hará sentir mejor ¿no crees?
-eso no lo sabemos, si el no es tan idiota y prioriza su amor va a reaccionar y sino lo hace yo voy a estar ahí para abrazar a mi amiga cuanto sea necesario.
-¿ahora eres especialista en el amor?- pregunta irónico
-no, pero cuando rompieron mi corazón Emma estuvo para mi, yo haré lo mismo las veces que sean necesarias, incluso cuando pasó lo de Ethan estuve a su lado, pero tu no lo vas a entender nunca porque Liam Brown no sabe lo que es sufrir ¿cierto?
-no sabes nada de mi- espeta.
-esta discusión no tiene sentido- digo, a lo mejor sigue enamorado de Sophie y no estoy dispuesta a escucharlo de su boca.
-vete Liam. Él entrecierra sus ojos y sin decir nada sale. Yo azoto la puerta, que satisfactorio se siente hacerlo, en su casa jamás lo hice. Me siento en el sofá nuevamente , regresó el Liam de siempre.

~Narra Liam~
Sarah pasa más tiempo en casa, acompaña a mi hermana; su amistad es tan real.
Bajo a desayunar y las veo sentadas en la isla de la cocina
-buen dia- saludo. Ellas responden a la vez. Me siento al lado de mi hermana, frente a Sarah la miro ella está concentrada en su tostada.
-¿cómo estás hoy?- le pregunto a Emma
-¿cómo quieres que este? Me siento prisionera- responde molesta. Se pone de pie y sale de la cocina, miro a Sarah
-ella no quiere entender que lo hago por su bien-
-se que quieres lo mejor para ella, pero no es fácil- responde
-se que no es sencillo, pero se enoja conmigo y solo quiero evitar que sufra- hablo apenado. Ella toma mi mano y se siente tan bien, tan cálida y delicada es su piel, me contengo para no presionarla. 



#456 en Joven Adulto

En el texto hay: viaje, amor tristeza

Editado: 05.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.