Mi amor imposible

Capítulo 49 "Mala suerte" parte 2

~Narra Sarah~
Espero Liam no tome a mal el embarazo de mi amiga, se que para ella es muy importante su apoyo.
Me acuesto en mi cama y cierro los ojos tratando de conciliar el sueño.
~~~~~~~

Salgo de la estación de policía en la cual acabo de hacer la denuncia en contra de Jake, solo espero puedan hacer algo, no puede estar con una menor de edad. Subo al taxi y me dirijo a casa de Isaac, le escribo un mensaje
*¿estas con Mia? Voy en camino a tu casa* envío. Él responde a los segundos que estan juntos que no me preocupe. Estoy nerviosa, no se como vaya a reaccionar Mia, tal vez no me crea. El auto se detiene avisandome que ha llegado, le entrego el dinero al conductor y bajo.
Toco el timbre, Isaac abre de inmediato.
-hola Sarah- me da un beso en la mejilla
-hola Isaac- respondo, él se hace a un lado y yo entro.
-¡Sarah!- exclama Mia, me da un corto abrazo al cual respondo.
-¿quieres algo de tomar?- pregunta Isaac.
- no gracias- respondo.
- no hermano ahora podemos mirar alguna peli los tres- dice Mia. Isaac me mira esperando respuesta.
- en realidad quiero hablar contigo- le digo. Ella frunce el ceño
-¿sobre que?- pregunta
- yo creo que mejor las dejo solas- dice Isaac, nos da un beso a ambas y luego sale.
Mia me mira impaciente -¿de qué quieres hablar Sarah? Sientate- señala el sofá , me siento a su lado
-Mia lo que te voy a decir es delicado, y puedes tomarlo a mal pero si te lo digo es porque me preocupas y quiero protegerte, aunque me odies ...
- me estás asustando- dice sería
- no es mi intención, bueno seré directa - hago silencio unos segundos, es muy difícil ella me mira fijo y para ser honesta no se como reaccionará - es sobre Jake ...
-entonces es cierto- dice. Yo frunzo mi entrecejo - él ya hablo conmigo -se pone de pie
-Mia espera- le digo. Ella abre la puerta
-Sarah es mejor que te vayas, por un momento creí que él mentía pero veo que no es así - dice dolida
-¿qué te dijo? Hablemos por favor, tienes que escucharme. Cierra la puerta y se cruza de brazos
- te escucho- dice
-sientate- digo, ella lo hace solo que esta vez más alejada - a Jake lo conocí en un boliche, él estaba con una chica la cual era novia de un amigo en ese momento, yo me acerqué porque  le reclame a la chica que le estaba siendo infiel a mi amigo y fue ahí cuando discuti con ellos, me llevaron afuera y me subieron al auto de Jake, yo no recuerdo nada de lo que pasó allí pero ... es difícil cuando no recuerdas y solo tienes las pruebas... Él abuso de mi- digo en un hilo de voz.
-¡eso no es cierto!- grita ella
-puedo comprobarlo- digo - eso no es todo Mia, yo lo denuncie estuvo detenido y si salió fue bajo fianza. Él volvió a buscarme para vengarse pregúntale a tu hermano sino me crees, él y un amigo me salvaron...
-¿por qué inventas eso? Jake no es asi- dice entre lágrimas.
-dime que se cuidaron con preservativos las veces que tuvieron sexo- digo. Ella niega con la cabeza
-tomo píldoras. Yo cierro los ojos con fuerzas
-necesito que confíes en mi, tienes que ver una doctora urgente- hablo preocupada.
-¿por que?- pregunta limpiandose las lágrimas con brusquedad. Me acerco a ella y tomó su rostro entre mis manos
-él me contagió de una enfermedad, tenemos que asegurarnos de que estés bien. Ella niega con la cabeza
-dime que es mentira, mi Jake es incapaz de hacer algo asi- dice entre sollozos, yo la abrazo con fuerza; dejo que lloré y se descargue.
Más calmadas nos dirigimos a el consultorio de la misma doctora que me atendió a mi.
~~~~~~~~~~~~~

Mia limpia sus lágrimas nuevamente, mi corazón se estruja ante esa noticia, la doctora le hizo unos análisis urgentes debido a su edad y para nuestra mala suerte tiene una enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) es una infección e inflamación del útero, ovarios y otros órganos reproductivos femeninos. Esta causa cicatrices en estos órganos y puede conducir la infertilidad, embarazos ectópicos, dolor pélvico, abscesos y otros problemas graves, no puedo creer como es que puede tener tantos virus y aun asi sigue teniendo relaciones sexuales sin protección. Observo a Mia unos segundos y la entiendo más que nadie , lo bueno es que lo sabe a tiempo, debe tomar medicamentos y seguir un tratamiento.
La llevo a su casa, él taxi se detiene ella me mira
- no le digas nada a Isaac por favor- susurra
- no te preocupes, no diré nada y hazle caso a la doctora, si necesitas algo llamame ya tienes mi número- digo ella asiente. Me da un beso
-gracias- se baja y entra a su casa. Le digo al taxista que continúe el camino.
Al llegar a mi departamento me tiro en la cama, esto fue demasiado fuerte para mi, suena mi celular atiendo sin mirar
-hola- digo
-hola Sarah- habla Aaron
-¿como estas?- pregunto
- bien ¿y tu?-
- bien gracias.
- te llamo porque Irene quiere tu número me pregunto si se lo puedo pasar ¿qué hago?
- si daselo, no tengo problema- respondo.
- bien, nos vemos - dice. Finaliza la llamada.
A los pocos minutos me llega un mensaje de un número que no tengo agendado, lo abro
*Hola Sarah soy Irene. ¿cómo estas?
*Hola Irene, ¿bien y tu?
*bien, gracias. Sabes hoy cumplimos un mes de novios Aaron y yo y quiero pedirte un favor.
No tenía idea de que fueran novios pienso.
*claro dime.
*¿me puedes acompañar a comprarle un regalo?
*claro ¿dónde nos encontramos?
*pasame tu dirección y paso por ti. Se la envío, ella responde que en una hora pasa por mi. Dejo el móvil a un lado y me pongo de pie dispuesta a darme un baño y arreglarme un poco.

~~~~~~~~~~~~~~

Empiezo a leer un libro de mi antigua Universidad, extraño estudiar, por loco que suene quiero que pasen muy rápido los días para seguir estudiando, y mantener mi mente ocupada en algo. Suena mi celular sin mucho ánimo miro quien esta llamandome veo el nombre de Irene y atiendo
-¡Sarah no sabes lo que acaba de pasar!- habla rápido y nerviosa
-¿qué pasa?- pregunto
-Liam, se acaba de lesionar
-¿como esta?- mi corazón late a gran velocidad, cierro el libro y me me pongo de pie
- dije que que era su hermana y debido a nuestro parecido el hombre me creyó y pude averiguar que lo trasladaron a la clinica La milagrosa.
-gracias Irene voy para alla. ¿Emma lo sabe?
- no ahora la llamo a ella
-gracias- finalizo la llamada y salgo a toda prisa .
Sólo espero que este bien, llamo un taxi, necesito un auto urgente esto de estar esperando un coche me desespera y más en momentos como este.
Llega el auto subo, le indicó hacia donde me dirijo y el taxista conduce hasta allí. No se si soy yo que desea llegar pronto o el tránsito está demasiado lento, tardó al menos veinte minutos en llegar, le pago al hombre y bajo corriendo.
Paso por recepción y no hay nadie, sigo caminando; la clinica es inmensa pero no estamos en horarios de visita si le preguntó a cualquier persona no me dejara verlo, sigo buscando donde puede estar , veo una enfermera salir de una habitación me acerco a ella
-buenas tardes - saludo amable - me podría decir donde se encuentra Liam Brown por favor
-¿es usted familiar?- pregunta, yo niego con la cabeza. - lo siento no puedo brindarle esa información
-soy su novia-  digo de inmediato
- mira no estamos en horarios de visita pero debido a que el señor esta nervioso la dejaré entrar, tal vez eso lo tranquilice, es aqui- señala la puerta de la cual acaba de salir.
-gracias- digo feliz, ella sonríe y se aleja.
Abro la puerta y entró miro a Liam acostado quien al verme frunce el entrecejo
-¿qué haces acá?- dice serio. Camino hasta él
-¿estas bien?- pregunto preocupada
- Si muy bien, mejor imposible- dice sarcástico- prefiero estar aquí acostado antes que estar jugando ¿sabes?-
-no sabes cuanto lo siento ¿cómo pasó?- pregunto, él respira con pesadez
- deja de preguntar estupideces Sarah, choque con otro jugador ¿cómo crees que me voy a lesionar?- habla fuerte y molesto, yo abro los ojos como plato, ya veo porque la enfermera mencionó que estaba nervioso.
-yo creo que no es buen momento para hablarte- digo pensando en no volver a abrir la boca, entiendo que este mal, pero no es mi culpa no entiendo porque se desquita conmigo, a lo mejor hice mal en venir.
- no no lo es, quiero estar solo- dice, yo asiento lo miro unos segundos y pienso solo una idiota como yo sale corriendo por alguien como tu y ni siquiera puedes ser amable.
-vete- dice al ver que no me muevo. Es ahí cuando caigo en cuentas de que solo fui un estúpido juguete para él, que mientras fui nuevo se divirtió y ahora se aburrió entonces me bota a la basura, salgo de allí con mi dignidad en el suelo. ¿cuando mierda vas a entender que Liam no te quiere cuando?- grita mi consciencia. Salgo de la clinica y empiezo a llorar una vez más el causante es la misma persona, en momentos como este deseo desaparecer, irme lejos y que nadie sepa nada de mi.
-¡Sarah!- exclama Emma, yo limpio mis lágrimas antes de que llegue a mi lado
-¿qué te pasa?- pregunta apenada
-nada- miento
-¿qué te hizo?
-una vez más la realidad me golpeó amiga- digo. Ella me da un abrazo al cual respondo de inmediato.
- te adoro- dice.
-y yo a ti, a ustedes - corrijo. Ella sonríe. - ve a verlo- digo. Ella asiente.
-luego hablamos tu y yo - dice. Emma entra y yo decido regresar a mi departamento a seguir ¿llorando?



#457 en Joven Adulto

En el texto hay: viaje, amor tristeza

Editado: 05.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.