Mi omega

Capitulo 03

P.O.V. LISA WILLIAMS

 

Abro los ojos, desconociendo el lugar donde estoy, logró escuchar unas voces, aunque se escucha lejanas pero una mano brazo me hace saber que están cerca.

-Solo necesita reposo, las omegas son más frágiles y tarda más en curarse - dice alguien, escuchó un suspiro y luego una mano en mi cabello.

-Esta despierta - dice el hombre que está enfrente de mi, es alto, cabello negro al igual que sus ojos, tiene una mirada penetrante y sería, su toque en mi se siente suave.

Suelto un quejido cuando él se aleja para solo ver una luz que me hace cerrar los ojos, pero eso no impide que la persona siga revisando mis ojos.

-¿Sabes dónde estás? - esa no es la voz que escuchó antes de dormirme - está desorientada, puede tardar unos segundos o minutos en que pueda acostumbrarse.

El hombro se aleja y vuelvo a verlo, quien me vuelve a poner su mano en mi mejilla con cuidado.

-Si le doy mi sangre ¿Habrá un problema? - Su voz es ronca, tal y como la escuché antes.

Pero ¿Darme su sangre? Soy una omega, no cualquiera puede darme de su sangre.

-Seria mejor que no, ya que puede ser algo… imprudente para ella.

Él suelta un gruñido - Ya se puede retirar, doctor.

Mi cabeza vuelve a estar entre almohadas y cierro los ojos, escuchó unos pasos para luego oír una puerta cerrase.

-Estarás bien ahora que estás conmigo - su mano pasa por mi rostro y suelto un quejido cuando toca cerca de mi ojo - perdón.

Se que no debo estar aquí, no conozco a este hombre pero en cambio estoy aquí, dejándome llevar por su toque en mi rostro, no sé si él es un peligro para mí, si es como los demás lobos.

-Él no es un peligro - escuchó a mi lobo en voz baja - huele bien.

Dejo que mis sentidos lobunos se hagan presente y un aroma delicioso se hace presente. Un aroma a lirios y café.

Es él, es mi pareja destinada pero es un alpha. Los Alphas no son buenos con los omegas, los Alphas dañan.

Abro los ojos y él está pasando un trapo por mis brazos, está tan concentrado y lo hace con delicadeza pero eso no está bien, él es un alpha, es alguien peligroso, con fuerza alejo mi brazo de él y me mira.

– Estás despierta.

– ¿Quién eres? ¿Que hago aquí? – intento levantarme pero él me lo impide.

– No toques – él se aleja unos pasos levantando sus manos, con una mueca confundida.

– Yo no te haré daño.

La puerta es abierta y entra una mujer de estatura baja, cabello morado y piel blanca, ella sonríe al verme.

– Oh, estas despiertas.

– Está asustada – responde él.

– ¿Cómo no va a estar? Eres un alpha te vez como amenaza – reprocha ella y eso hace que él me mire confundido.

La mujer lo empuja sacándolo de la habitación mientras le dice que hablara conmigo, cierra la puerta y la miró con desconfianza.

– Discúlpalo, solo está emocionado, te traje un poco de ropa, espero que te quede – me señala la ropa que está en una silla.

– ¿Qué hago aquí? – vuelvo a preguntar.

Ella se acerca – Creo que ya pudiste notar que él es tu pareja – asiento con la cabeza – él te encontró en el bosque mientras te golpeaban.

– ¿Quién es él? 

– Alexander Harrison, el alpha de…

– Midnight light, él es alpha de Midnight light – niego con la cabeza – no, eso no es posible, no con él.

Él es un alpha poderoso, el más poderoso de este continente. Si un alpha como él me tiene, no sé qué hará conmigo.

– Tranquila. Él no es malo, entiendo que debes estar asustada por lo que le hace a los omegas pero Alex no hace eso. Alex ayuda a los omegas, en esta manada hay algunos.

La miró asombrada, nadie se atreve a ayudar a los omegas, para todos los omegas son solo algo que debe atrapar.

– Debes cambiarte – ella toma la ropa de la silla y me la entrega.

– Gracias, aún no se como te llamas.

Ella ríe – Cierto, soy Tania, mate del beta de alpha. Te lo presentaré pronto – sus ojos brillan al mencionar a su pareja.

– Gracias Tania.

– De nada, estaré abajo, puedes bajar cuando te sientas lista, y no te preocupes, no dejaré que Alex entre a la habitación, él puede ser un poco exigente pero es algo que se aprende de él.

Sonríe y sale de la habitación, dejo salir un suspiro.

Él no puede ser, es un alpha, el más poderoso de este continente pero salva omegas ¿Para engañarlos? ¿Para ver si cumple con la profecía? ¿Que hará conmigo cuando se de cuenta que soy yo? ¿Me usará para su bien?

 

 

 

:)



#2178 en Fantasía
#1088 en Personajes sobrenaturales
#6364 en Novela romántica

En el texto hay: omega, alphas

Editado: 10.06.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.