Mi Voz O Tu Amor

12

Cariño en recepción el señor Kim dejo un paquete para ti con una nota dentro, recógelo y léelo antes de dirigirte fuera del edificio.

El mensaje de mi abuelo llego justo antes de que saliera de mi oficina e irme a casa, bueno antes de bajar y esperar al señor Kim para que me lleve a mi nueva casa, al salir del ascensor y caminar hasta la recepción sorpresivamente la chica que trabajaba allí aún se encontraba en su puesto de trabajo, al verme caminar hacia ella su rostro se ilumino como si viera llegar a su salvación.

-buenas noches señorita- me saludo alegremente.

-buenas noches, disculpa ¿hay un paquete para mí?- la chica saco un sobre blanco tamaño carta de un cajón y me lo entrego.

-esto es lo que dejaron para usted señorita-

-gracias- dije antes de caminar lejos de ella – tenga buena noche- la escuche decir detrás mí, a lo cual me gire y respondí con un sonrisa y un asentimiento.

Al llegar al pasillo que llevaba nuevamente a los ascensores, abrí el sobre el cual tenía un pequeño bulto, al mirar dentro vi la llave de un auto Audi, me tomo unos segundos asimilar lo que había en mi mano. Volví a mirar en el sobre y saque la nota que había allí.

Mi pequeña niña, no sabes la tristeza que me causa alejarte de mí pero ante todo está tú seguridad y el hecho de que debo aceptar que ya no eres mi nenita que corría hacia mí con sus pequeños pies, a partir de hoy empezaras una vida de la cual yo, ni tus padres serán parte en su totalidad, y lo único que podemos hacer es velar por que tengas los medios para hacerlo, en el estacionamiento lote A hay un pequeño regalo de parte de tú padre y mía.

PD:    Tu madre también dejo algo para ti, te quiero mi preciosa Mugunghwa recuerda que de igual manera solo estaré a 25 minutos de distancia.

Me dolía un mundo dejar a mi abuelo y esta nota picaba más en la herida, lo único que me reconfortaba y me hacía sonreír era el saber que aun seguiría cerca de mí y al menos lo vería en el trabajo.

Con el ánimo renovado apreté la llave que tenía en mi mano y me dirigí hacia el estacionamiento, al llegar al Lote A en uno de los espacios estaba estacionado un Audi SQ5 negro con un pequeño moño rojo encima del capo, lentamente me acerque y utilice la llave para desbloquearlo y un pequeño beep lo abrió de inmediato.

Los vidrios estaban tintados de negro y estaba casi segura que eran blindados también, abrí la puerta y el olor a cuero nuevo me dio la bienvenida, el auto era hermoso y moderno, me senté tras el volante y presione el botón de encendido, el motor cobro vida y empezó a vibrar muy sutilmente, cerré la puerta y con la felicidad burbujeando dentro de mí. Salí del aparcamiento coloque la dirección del complejo en el GPS y me dirigí hacia lo que sería mi nuevo hogar.

The Hill se encuentra en una colina, el recorrido hasta llegar al gran complejo estaba lleno de árboles y era acompañado por el río que quedaba en el acantilado, al acercarme a la entrada pude divisar la garita donde se encontrada dos guardias de seguridad que me hicieron el pare.

-annyeonghaseyo, señorita en que podemos ayudarle- saludo amablemente uno de los guardias.

-annyeonghaseyo, hoy me mudo aquí señor- dije seguramente – me permite su identificación, por favor- le di mi documento de identidad y él se la entregó al otro guardia que empezó a teclear en la computadora, después de unos minutos el guardia de antes volvió a acercarse a mí y me entrego mi documento.

-bienvenida a The Hill señorita Song, por favor acérquese a la oficina de administración que queda en el lado derecho de la entrada, para que le sean entregadas sus llaves y su tarjeta de entrada- inmediatamente la barra de color amarillo se alzó abriéndome el paso, agradecí al guardia para luego conducir hacia la administración.

Al entrar al complejo vi el letrero que decía Guest House The Hill, lo cual imagino que es la recepción, estacione en el parqueo frente al pequeño edificio, desabroche mi cinturón y Salí del auto, abrí las puertas de vidrio de la oficina y un chico de unos 25 años me saludo alegremente.

-annyeonghaseyo,  señorita ¿en qué puedo ayudarla?-

-buenas tardes, soy Celina Song-

- oh, sí señorita Song su abuelo nos llamó esta mañana para avisarnos de la llegada de su nieta- ¿Qué?, diablos este chico sabía quién soy ¿y ahora? Que mie…

-oh tranquila señorita, cada uno de los trabajadores que laboramos dentro del complejo hemos firmado un contrato de confidencialidad, además hay cámaras en todos los pasillos y no se les permite utilizar su teléfono celular, ni ningún aparato electrónico que provenga fuera de las instalaciones, todo esto para poder salvaguardar la privacidad de nuestros residentes- di un pequeño respiro de alivio al escuchar las palabras del chico frente a mí.

- bueno aquí le entrego la tarjeta llave de su apartamento, el cual se encuentra ubicado en el edificio Woods último piso apartamento 2, aquí también le hago entrega de la tarjeta de entrada, con esta tarjeta podrá acceder a todas nuestras instalaciones como el gimnasio, la piscina y nuestro restaurante, este es el horario de atención de cada uno- el chico me dio junto a mis llaves y tarjeta, un folleto, un mapa y varios papeles con muchos horarios.



#8493 en Joven Adulto
#33980 en Novela romántica

En el texto hay: romance, coreano, grupo

Editado: 15.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.