Mi Voz O Tu Amor

16

Definitivamente levantarse a las 3:00 am de la madrugada no era de Dios, me arrastre de mi cama hacia la ducha a tomar un baño caliente, al salir seque mi cabello dejándolo caer libremente por mi espalda, tome unos jeans oscuros y una blusa de seda color blanco de mangas largas con cuello en v, me enfunde en unos botines rojos y una chaqueta a media pierna de color negro y finalmente me maquille muy ligeramente.

Al terminar tome mi mochila negra de cuero y mire el reloj de la pared, 3:45 am aún tenía 15 minutos antes de que pasaran a recogernos a mí y los miembros, decidí aprovechar el tiempo y prepararme un café. Mientras bebía mi café negro me pregunte cómo habrá echo mi abuelo para justificar mi mudanza al mismo edificio que C.E.N.T.S.

Ayer por la noche antes de dormir Sun Hee me mandó un mensaje informándome que ya había sido comunicada mi nueva dirección para que hoy me recojan junto a los chicos. El ding dong del timbre me saco de mi meditación, lave y deje la taza en la encimera antes de ir hacia la puerta.

Al abrirla todos los chicos me esperaban allí vestidos en su mayoría con grandes abrigos negros largos y cubre bocas, Su Jin bajo el suyo y me sonrió – buenos días princesa ¿lista?- le sonreí alegremente y Salí al pasillo cerrando la puerta tras de mí.

-buenos días a ti- dije mirándolo fijamente, escuche como alguien se aclaraba la garganta y mire hacia dónde provenía el sonido - ¿ahora solo tienes ojos para él Nonna?- pregunto tristemente Ji Hu.

-eh pequeño caballero no digas eso- empuje ligeramente a Ji Hu con mi hombro y le sonreí – tú al igual que cada uno de los chicos tienen una parte de mi corazón- un unísono wooow se escuchó por todo el pasillo – abrazo grupal – grito Jeong Ho, quise protestar pero ya era muy tarde todos me encerraron en medio y me abrazaron como una pequeña montaña humana.

-Hey chicos no respiro- dije sin aliento, empezaron a reír  antes de separarse, fue un alivio sentir el aire frío entrar por mis pulmones nuevamente.

- chicos vamos, ya están aquí- dijo Eun Yeong mientras miraba su celular, el trayecto desde el ascensor hasta la salida del edificio de apartamentos estuvo muy divertida, todos se quejaban de morir de sueño y como deseaban estar nuevamente en su cama, cosa que  también compartía.

Fuera del edificio una furgoneta negra nos esperaba, al llegar a la puerta esta se abrió hacia un lado mostrando a una soñolienta Sun Hee -buenos días chicos- dijo antes de llevarse a la boca un termo Lo cual imagino era café.

Todos dimos los buenos días perezosamente antes de empezar a subir, la furgoneta tenía 3 filas y dos columnas de dos asientos cada uno, me senté junto a Sun Hee, Su Jin y Ji Hu se sentaron tras nosotras, Eun Yeong y Jun se sentaron en los asientos de a lado y aunque Sun Hee quiso disimularlo note como se tensó cuando Eun Yeong paso junto a ella y sus piernas se rozaron.

Tenía que admitirlo últimamente Sun Hee estaba más nerviosa de lo normal, Eun subió diciendo que quería sentarse solo y susurrando algo como necesito seguir durmiendo, finalmente Hyeon y Jeong Ho se sentaron detrás de Eun Yeong y Jun.

-¿café?- Su Hee extendió su termo hacia mí con una sonrisa nerviosa- ya tome una taza, gracias- Sun Hee empezó a mover nerviosamente su rodilla mientras clavaba sus ojos detrás de la cabeza del conductor, ¿Por qué esta tan nerviosa?, mire a mi alrededor hasta  descubrir el porqué, la espalda de Eun Yeong estaba recostada sobre la ventana y su cuerpo estaba de frente a nuestro asiento.

Él la miraba sin ningún tipo de discreción y podría decirse que con algo de incredulidad y un poco de ¿ira?, no puedo imaginarme a Yeong mirando a alguien de esa forma, mire a Sun Hee y me acerque a ella.

-¿estás bien?- ella asintió eufóricamente y me dedico una sonrisa fingida, rodee los ojos y tome mi teléfono.

C: Me puedes decir qué diablos te pasa

Un pequeño sonido de campanas sonó por todo el autobús, mire a Sun Hee como  frenéticamente empezó a buscar en su bolso hasta encontrar su celular para después silenciarlo. Leyó mi mensaje y me miro mordiéndose el labio.

SH: ¿a mí?, pues no me pasa nada, estoy completamente bien, yo estoy súper, ya sabes wiiii.

Mi boca cayó abierta mientras leía como me mentía mi amiga en mi propia presencia textual, carajo estoy ahora inventando palabras.

C: ¿estas drogada?

SH: ¿QUEEEEE?, no, que te pasa no soy esa clase de chica.

Mi pequeña furia interior se encendió como el fénix.

C: mira pedazo de loca, eh tratado de darte tu espacio y no presionarte pero a la mierda contigo y la consideración, me preocupas, eres mi amiga y aunque tal vez no tenemos una amistad de mucho tiempo te quiero y quiero apoyarte, quiero ser esa persona en la que confíes, yo confió en ti, si me preguntaras algo yo te lo diría sin miramientos, ahora te lo pregunto ¿QUE CARAJOS TE PASA? O me lo dice tú o voy y acorralo a Eun Yeong y lo obligare a que deje de acosarte.

La carcajada de Su Hee se escuchó por toda la furgoneta todos se elevaron ligeramente de sus asiento para mirarla, hasta el chofer la miro desde el retrovisor y dibujo una mueca divertida, la risa se Su Hee era tan natural que empecé a reír con ella hasta que las lágrimas aparecieron, repentinamente sentí como los brazos de Sun Hee me rodearon en un abrazo fuerte.



#8416 en Joven Adulto
#33734 en Novela romántica

En el texto hay: romance, coreano, grupo

Editado: 15.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.