Mi Voz O Tu Amor

28

Mi cuerpo intentaba salir de una bruma cómoda pero mi almohada vibraba y no me dejaba continuar mi velo de sueño. Esperen ¿vibraba? ¿Qué rayos? ¿Cómo llegue a mi cama? saliendo de mí sueño a regañadientes metí la mano bajo mi almohada y tome mi celular. Abrí los ojos lentamente y el nombre de Yul parpadeaba en la pantalla. Fruncí mi ceño ligeramente antes de responder.

-hola- dije con mi voz ronca, una risa bastante divertida se escuchó del otro lado.

–annyeonghaseyo, lo siento por despertarte Cel.

-no tranquilo, ¿qué sucede?- frote mis ojos para eliminar el sueño por completo – oh no es que pensé que ya estabas en la empresa por lo del aniversario, solo quería decirte que yo también estaré allí como invitado para vernos y hablar un poco- al igual que un resorte me senté en el borde mi cama.

-¿Qué hora es?- pregunte mientras me ponía de pie.

-mmm, casi las 8 en punto- un pequeño grito se escapó de mi boca - ¿estás bien Celina?- rayos olvide que estaba en el teléfono – oh si Yul, solo que estoy un poco tarde, ¿te parece si nos vemos allá?

-si claro, nos vemos allá- sin responderle colgué la llamada y corrí hacia el baño. Recogí mi cabello y coloque un gorro de baño antes de meterme a la bañera. Unos cinco minutos después Salí a toda carrera, me seque con la toalla, tome unos pantalones negros tubo, una blusa de seda gris manga larga, unos stiletto color crema y una gabardina color rosa palo larga. Solté mi cabello para que cayera en ondas y lo peine hacia un lado con mis dedos. Me puse un poco de crema. Protector solar, rubor, rice mis pestañas y coloque mascara, por ultimo tome un bullet color coral para mis labios. Me coloque algo de perfume y finalmente tome mi bolso y mi celular, al acercarme a mi mesita de noche por mi reloj vi una nota.

 

Discúlpame por no quedarme pero se me presento algo, no quise despertarte porque te veías hermosa dormida mi pequeña; nos vemos en el aniversario princesa.

P.D: deje café para ti en la cafetera.

 

Mi corazón se derritió un poco y con un suspiro en los labios camine hacia mi cocina para tomar una taza de café. Después de terminar mi café y ver que estaba con el tiempo justo Salí corriendo de mi departamento.

-¿Dónde estabas chica?- Sun Hee entro a mi oficina en el instante en que puse un pie en ella - me quede dormida, si no hubiera sido por Yul no habría llegado y…

-espera- me interrumpió - ¿quién es Yul?- rayos había olvidado por completo que no le había hablado de Yul.

-oh, lo siento, es un chico que conocí el día que me mude- Sun Hee me miro con cara coqueta – eh calma, no pienses nada raro, solo somos amigos- aclare. Mientras me dejaba caer en mi sillón.

- ¿Su Jin sabe de este nuevo amigo? – Preguntó desinteresadamente – sí, no le gusta mucho la idea, pero si- solo con recordar lo celoso que se puso, me causa risa.

-te pediría que me contaras con detalle pero tenemos que irnos- con un profundo suspiro seguí a Sun Hee hasta los ascensores con dirección a la terraza del edifico.

Mesas de coctel, telas blancas en el techo, una barra, meseros ofreciendo bocadillos, champán y un pequeño puñado de reporteros. Eso fue con lo que me encontré al entrar en el salón de eventos con paredes de cristal  que se ubicaba en la terraza del edificio. Caras conocidas de los diferentes departamentos se encontraban hablando entre ellos.

Mi abuelo como siempre impecable hablaba con una reportera amablemente. Empecé a recorrer todo el lugar y me encontré con la mirada alegre de Yul, cuando pensaba encaminarme hacia él Ji Hu y los demás chicos se acercaron a nosotras. Sentí como Sun Hee se tensó a mi lado al notar que se acercaban.

-Eh Nonna, que tal anoche co…- Ji Hu fue interrumpido gracias a un codazo en sus costillas. Cortesía de Eun Yeong lo cual agradecí silenciosamente – Hyung ¿Por qué me pegas?- pregunto mientras se frotaba las costillas.

-¿Enserio Ji, todavía lo preguntas?- Ji Hu hizo un puchero para luego guiñarme un ojo.

-¿y Su Jin?- pregunte mirando alrededor. Eun Yeong se tensó y Hyeon miro hacia otro lado al igual que el resto de los chicos. Alce mi ceja mientras miraba interrogativamente a Eun.

- En la mañana llego y se cambió, nos dijo que tenía algo que hacer antes de venir, pero no alcanzamos a preguntar que era, ya ha de estar llegando no te preocupes- no pude preguntar más porque en ese instante el señor Ha llamo los chicos. Estos ni cortos ni perezosos prácticamente corrieron hacia él. Aquí pasaba algo muy extraño.

- Cel ya regreso, el señor Song me llama - por Dios ¿Por qué todos salen corriendo? mi celular empezó a vibrar en señal de un mensaje. Tenía la esperanza de que fuera Su Jin pero todas volaron por los aires al ver que era Adam el que me escribía.

A: criatura de Dios, ¿Cuándo nos honraras con tu presencia? Tu público te aclama. La vergüenza se instaló en mí, ¿cómo pude olvidarme de mi compromiso con Min?

C: tranquilo mañana en la noche estaré allí.

Aproveche el momento para mandarle un mensaje a Su Jin preguntándole donde estaba. No hubo respuesta. Intente llamarlo pero me enviaba al buzón ¿Qué diablos está pasando?



#8493 en Joven Adulto
#33983 en Novela romántica

En el texto hay: romance, coreano, grupo

Editado: 15.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.