Microrrelatos

I

El gorrino observaba cómo caían las bayas y las olisqueaba una a una mientras el pastor adormecía sujetado por el tronco del roble.

De repente, uno de sus corderos se acercó a él corriendo y le salto al regazo despertándolo.

El buen hombre lo acarició y, reuniendo a todo su rebaño, volvieron al hogar.



#25890 en Otros
#8021 en Relatos cortos

En el texto hay: microrrelatos, historiascortas

Editado: 21.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.