Microrrelatos

VI

  Mi novio y llevábamos un tiempo mal en nuestra relación así que nuestro amigo decidieron regalarnos un fin de semana fuera de la ciudad, en un pueblo antiguo con tan solo 5 ancianas.

  En el pueblo no había aparatos electrónicos, exceptuando unas radios. Tampoco había luz, solo velas y, por supuesto, no había cobertura ni enchufes...

  Fue un fin de semana donde todo lo malo de nuestra relación se esfumo como por arte de magia.

  Fueron dos días muy extraños, donde los sucesos raros era parte de la normalidad y el aura del pueblo algo tensionada.

  Fue una muy buena experiencia, y aún mas para lo que jugamos allí.  ;)



#25890 en Otros
#8021 en Relatos cortos

En el texto hay: microrrelatos, historiascortas

Editado: 21.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.