Microrrelatos

La tristeza de amar

Cae la verdad en el silencio del olvido. Fría conveniencia cómplice de la ignorancia. La realidad despiadada acaba con la vida del pobre y alimenta la avaricia del más grande.

Estando sentado en el piso de madera, bajo el cuerpo solido un interminable mar de posibilidades, profundidad infinita haciéndose presente, observando el azulado cielo, el sol en lo más alto burlándose de toda su estirpe, lastimando la piel del desprotegido con su energía lumínica. El aire agazapado se filtraba entre su cabello andrajoso y secaba la salinidad que se deslizaba por sus mejillas. En su mano, rodeaba de suciedad, la pluma entintada pasaba con delicados trazos por sobre el papel, testigo del sufrimiento de una vida inocente y expectante de un alma rota. La gema fracturada del corazón viviendo en profunda agonía.

“En el sentir de mi corazón siento la ausencia de tu calor,

Sir Frederick anhela el correr de mi sangre víctima de su espada asesina,

Nuestro amor condenado al olvido causa de la inmadurez de unos pocos,

La sociedad expectante espera el más mínimo error para irse sobre nosotros,

Siento el tiempo pasar y mis deseos propios haciéndose cada vez más lejanos,

La noche de ayer sacie el libido que la parte salvaje de mi ser pedía a gritos ser satisfecho,

Aun con tu recuerdo presente en mi mente, titilando y enterrándose en mi cordura a la par de mis movimientos erráticos,

No era capaz de controlar las visiones que mi alma herida proyectaba frente a mis ojos,

Por un segundo frente a mi estuviste tú,

Fue lo único que necesité para que el placer me invadiera,

Siento que de alguna manera falté a tu recuerdo,

Te pido perdón por lo que te hice pasar,

Y quiero que sepas que eres y serás siempre la única persona en mi vida,

Aun sin importar con quien comparta mi cuerpo,

Siempre seré tuyo”

La vida del inocente era consumida por la condena auto impuesta por el peso de la sociedad. Aun en su mente ennegrecida por los delirios de su amor frustrado se preguntaba si alguna vez podría llegar a ser feliz, o si la felicidad no eran más que una palabra inventada por un ser delirante como el mismo, anhelante de ese sentimiento desconocido perdido en la confusión. Confundido por el origen de su realidad.

 

Letters_Im



#7801 en Otros
#2366 en Relatos cortos

En el texto hay: fantasia, hetero y homo, relatos corto

Editado: 06.07.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.