Mis Días Contigo

Capítulo 20

CUATRO MESES DESPUÉS

Juro que ví pasar todos estos meses delante de mis ojos. Supe cubrir bien el puesto y la jugadora se recuperó para la última fecha de la liga. Todos, pero todos me agradecieron por hacer mi trabajo y eso me hizo sentir satisfecha... El equipo no sintió la ausencia de su capitana y referente del equipo. Aprendí mucho en este poco tiempo. Me dí el gusto de jugar la final de Champions, la cual perdimos por penales... Pude cumplir la promesa a Jimena y traer a mi familia. El lado bueno es que pude participar del torneo más importante del continente.

Hoy tengo que volver a Fráncfort del Meno y allá encontrarme con mi representante. Se vence el contrato y la idea es quedarme un año más. Ya son casi cinco temporadas en el club y me gustaría probar en otra liga, eso si me siguen teniendo en cuenta o tengo que adelantar mis propósitos.

Pero antes de eso, las chicas me invitaron a un almuerzo de agradecimiento y despedida... No acostumbro a eso, pero supongo que es algo íntimo de ellas.

Ni bien llego al comedor del club, el olor a asado inunda el lugar. Mi estómago ruge y solo sonrío, es el permitido que tengo cuando termina la temporada. A lo lejos puedo llegar a ver a Guillermo rodeado de algunas chicas del equipo y Jimena sola apoyada sobre la pared.

-¡Ya llegó!- abro los ojos asustada y veo que ella viene directo a abrazarme- Se te extraña, pendeja.- escucho que me dice al oído y le respondo al abrazo.

- Y me vas a extrañar más si no renuevo contrato.- se aleja uno centímetros y me mira con su ceño fruncido- Tengo que ir hasta allá antes de viajar a Buenos Aires.

- Creo que vas a comer más asado de lo que comiste en cuatro años.- me río al recordar que su padre me invitó a su casa para celebrar que su hija esté con su familia y que yo los invitara a que vieran la final de Champions- Haceles recordar a tus tíos que también son más que invitados.

Algo que no voy a olvidar del día que se vieron mi tío y el padre de Jimena es que se sorprendieron al reconocerse. Resulta que es quien le provee gran parte de la mercancía a la pizzería del hermano de mi mamá. Me pareció gracioso que se conocieran y nosotras ni enteradas.

Me acerco hasta donde está Guillermo y saludo a las chicas en el camino. La verdad es que entablamos una buena amistad, algo que en un principio no había pasado con el equipo al que represento ahora. Hay algunas que me hablan en español, aunque ninguna es de lengua nativa.

- ¡Ferro!- grita mi amigo y me hace señas para que me acerque a él- Ayudame con el asado o no termino más.- veo la hora por el celular... Son casi las doce del mediodía- Jime me dijo que sabés cocinar a la parrila y esto es lo único que se encuentra en esta parte del mundo. Es lo que te debo por no poder llegar a acompañarte.

Veo que es una parrilla con un tambor a su lado, y ruedas. Un elemento que te limita a cocinar por su poco espacio. Miro a Guillermo y éste se encoge de hombros.

- Me costó encontrar los cortes de carnes como para que me vengas con tus quejas.- abro la boca para contestarle y lleva su dedo índice a sus labios, en señal de que no le conteste.

- Aprovechá a ligarte con una que no tengas tus mismos gustos.- levanto una ceja en su dirección y me sonríe- Solo te pido que no me hagas quedar mal, que no digan que tengo un amigo mujeriego.- levanta sus pulgares y desaparece de mi vista.

Cierro los ojos y aspiro el olor a la carne que se cocina en la parrilla. Esto es vida. Un buen asado, una buena copa de vino y compartir el momento con personas buenas...

Hablando de buenas personas, en todo este tiempo no pensé en alguien que podría ser algo bueno para mi vida y solo me llevé una desilusión: Abel. De no ser por Mariela que me lo mencionara, ya lo habría olvidado por completo. Lo peor es que tengo miedo de lo que piense. No sabe cómo es que llegó a la pizzería, pero ahora sabe mi profesión. Pero Abel Salazar ya es cosa del pasado, eso es lo que trato de clavar en mi mente.
 

Ya son las cinco de la tarde cuando veo a mi representante bien vestido y yo me aparezco con ropa de verano. Con el calor que hace, no pienso ponerme algo formal ni aunque me amenacen. Él empieza a caminar a las instalaciones, donde supongo deben estar el presidente, el mandamás del fútbol femenino y el abogado.

- Un gusto verla por aquí señorita Ferrou.- ¡otra vez con esa u! Me recibe Winkler y estrechamos manos- Debo admitir que a más de uno dejó con la boca abierta con lo que hizo en Munich.

- Me hizo bien volver a casa, creo lo necesitaba después de todo. Tenía que conocer a mi familia.- ellos siempre supieron que era huérfana, hasta se alegraron cuando supe de la existencia de mi tío y su familia- Solo que el mister no supo verlo y Bayern Munich aprovechó la oportunidad. Salí campeona en un equipo que no representaba, hasta ayudé a clasificar a la final de Champions...

- Eso fue lo que no le perdonamos y decidimos no renovarle el contrato a Schmidt.- abro los ojos. Me sorprende, ya que es un tipo que llevaba mas tiempo que yo en el club- Él dijo que no te tendría en cuenta y le creímos. Solo te dejamos ir porque los directivos de Munich dijeron que tienes características similares a la futbolista que se había lesionado.

- Ya está, ahora a pensar en lo que viene.- él asiente. Saludo al presidente y al abogado seguido de mi representante.

Entramos a la sala de reuniones y me sorprendo al ver que me estaban esperando desde hace rato. Ni bien nos acomodamos en las sillas, miro a mi representante. Lo estuvimos hablando por un buen tiempo y probar suerte en otra liga que estuvo en mis planes desde hace unos años. Hablo antes de que quieran insistir en la nueva renovación.

- Antes de comenzar, les comunico que mi idea es que este es el último año en el club.- el abogado, quien estaba por hablar, queda de boca abierta y los demás están sorprendidos- Llevo un tiempo con la idea de probar suerte en otra liga... Espero que no se lo tomen a mal.



#3968 en Novela romántica
#1139 en Chick lit

En el texto hay: amorimposible, futbolista, regreso

Editado: 22.10.2023

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.