Monumentos de la provincia de Granada

Cogollos de Guadix

th_9884a105155d2d5abab95f407ee25a91_U4T3746-Aljibe-Cogollos-de-Guadix-Granada.jpg?x53512

Junto a la plaza del Ayuntamiento se encuentra el antiguo aljibe. Se trata de una obra en la que se pueden apreciar el estilo árabe, a pesar de que ha sufrido a lo largo de su historia numerosas transformaciones. Todavía se conserva intacta su estructura de base rectangular y techo curvo, con una apertura y una ventana. Está acondicionado como sala de exposiciones.

Cogollos de Guadix es uno de los ocho pueblos que forman actualmente la comarca del marquesado del Zenete. Uno de los elementos más destacados del paisaje del Zenete, son sus extensas vegas, que llevan los regadíos desde los fondos de los valles hasta bien entrado el altiplano. En estos magníficos entornos rurales, se puede  disfrutar de largos paseos en bici, a pie o a caballo

La agricultura en la zona se desarrolla gracias no solo a los abundantes recursos hídricos, provenientes de las nieves de Sierra Nevada, sino también, por la existencia de una extensa red de infraestructuras hidráulicas, compuesta por acequias, balsas y aljibes. Estos elementos fueron construidos, a partir del siglo I, primeramente por la cultura romana, que instaló sistemas hidráulicos, tanto en el entorno de las minas de cobre y plata que salpican la comarca, como en el medio rural, y así lo atestiguan el gran número de granjas y villas romanas que estaban alimentadas por fuentes canalizadas.

Posteriormente, los árabes desde el siglo XII hasta el XV, desarrollaron y ampliaron estas infraestructuras, creando una intrincada red de canalizaciones, y construyeron aljibes en todos los pueblos o alquerías musulmanas.

En el entorno de Cogollos de Guadix levantaron varios aljibes, de los cuales, solo dos han llegado hasta nuestros días. Uno de ellos está situado en la misma Plaza del Aljibe, centro neurálgico del pueblo, y otro, conocido como “El Aljibillo”, se encuentra en el Cortijo de Martos, a las afueras de Cogollos de Guadix.

El Aljibe de la Plaza se levantó, probablemente, durante el siglo XII, para abastecer de agua a los vecinos del pueblo.  Recogía tanto las aguas del río Alhorí, como las aguas de lluvia.

El aljibe es de una sola nave, de planta rectangular de grandes proporciones. Cuenta con una longitud de 10 metros y una anchura de 4 metros. Está cubierto por una bóveda de cañón. Sus muros están realizados, hasta donde empieza el arranque de la cubierta, con hormigón de cal, con abundante relleno y trabado con mortero de cal. Los tímpanos y la bóveda son mampostería de lajas.

El Aljibe de la Plaza de Cogollos de Guadix, ha pasado a lo largo de su historia por tener varias utilidades. Gran parte del tiempo ha sido utilizado para contener agua y ser usado como abastecimiento público, pero tras la Guerra Civil, y puesto que el aljibe llevaba mucho tiempo seco y sin utilizar, sirvió como cárcel municipal. Durante los años 70 del pasado siglo sirvió de punto de reunión y trabajo juvenil, y de capilla improvisada, durante las obras de restauración de la iglesia de Nuestra Señora de la Anunciación. Actualmente, tras una reciente remodelación se ha convertido, muy acertadamente, en una sala de exposiciones.

 



#8538 en Otros

En el texto hay: monumentos importantes

Editado: 22.04.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.