Registrarse

Mundo Interior

Capítulo 1-La llegada

Alex llevaba ya varias horas dormido. Se movía de vez en cuando mientras estaba recostado, pero seguía tan profundamente dormido como hace unas horas, y eso era bueno, ya que lo que estaba por suceder requería que estuviera sumido en un inmerso sueño.  

En su cabeza, dos personas mantenían una conversación muy interesante.

—Ya debe estar por llegar —dice Fénix, una personalidad que vivía en la mente de Alex

—Solo espero que pueda hacerlo —añade Arol, otra personalidad más que también habitaba en ese lugar

— ¿Amor? —llega a la estancia diciendo, un chico alto de ojos azules como el mar, parecía totalmente confundido y algo asustado

—Interesante —dice Fénix de manera tranquila al verle llegar

— ¿Qué está pasan…? —deja la pregunta a medias y todo su rostro se llena de sorpresa en el momento en que Arol se ha dado la vuelta. —Por dios. ¿Qué es lo que sucede? —cuestiona el chico que parecía aumentar sus niveles de sorpresa cada vez que miraba a Fénix y a Arol.   

Estos lo miraban de forma serena, como si entendieran lo que estaba pasando. Se miraban entre sí, pero no decían ni una palabra; eso ponía más nervioso al chico.

—Tranquilízate Max. —le dice Arol con un tono de voz tranquilo. —Estás dentro de la mente de Alex y me gustaría saber ¿cómo has podido hacer eso?  

—Nos gustaría —añade Fénix viendo de reojo a Arol para después volver a centrar su mirada en Max que era el nombre al que respondía

— ¿Y ustedes quiénes son y por qué lucen igual que mi novio? —se acerca más a ellos hasta quedar a un paso de distancia.    

Fénix y Arol tenían el mismo rostro, moreno claro y de ojos verdes. Delgado y de estatura promedio.

Fénix vestía totalmente de rojo. Llevaba anillos en todos sus dedos excepto por los pulgares. Un tatuaje en forma de un Fénix se asomaba de entre su camisa que cubría su pecho. Su manera de vestir era algo extravagante sin duda alguna.

Arol por su parte, vestía de una manera más elegante y formal. Todas sus prendas eran fieles a un solo color, el negro. Llevaba un reloj adherido a su muñeca izquierda. Un anillo en su dedo anular en su misma mano y unos anteojos cubrían sus hermosos ojos verde esmeralda.

—Somos personalidades de Alex. —le responde Fénix. —Es la respuesta más entendible que puedo darte  

—Mi novio es un actor —responde dudoso  

—A la vista tuya y a la de los demás lo es. —añade Arol. —Pero cuando toda mirada curiosa está extinta se convierte en lo que ves. En ese momento entramos nosotros

— ¿Me están diciendo que mi novio vive una doble vida? —inquiere con sumo asombro

—Una triple vida en realidad —le responde Fénix. Sonriente  

—Esto es un sueño. —se dice así mismo. —Cuando despierte, esto solo habrá sido una creación de mi subconsciente  

—Buena idea, pero debes tomar en cuenta que estás posado en terreno ajeno —demanda Fénix 

— ¿Y qué implica eso? —vuelve a cuestionarlo Max  

—Que tú y Alex están viendo las mismas imágenes en su cabeza. —dice una voz gruesa desde el fondo de la habitación.   




Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.