My Destiny

Capítulo 1


 


Zed

 

— ¿Esa fue la última caja? —pregunta mi madre cuando entro al departamento—, ya estoy cansada—la miro, está sentada leyendo una revista.

—¿Cansada? Si no me ayudaste en 
nada—dejo la caja en el suelo y cuando me volteo le veo unas lágrimas en su mejilla—¿Doris estas bien?

—Sí, solo es que me duele alejarme de ti—comienza a limpiarse las lágrimas—no quiero que estés solo, después de todo lo que paso no es lo mejor.

—No te preocupes, mírame,  yo estoy bien—me acerco al sillón y la abrazo—te quiero.

—Yo también te quiero—me da un beso en la mejilla. Suena una alarma y se levanta.

—Ya me tengo que ir o si no perderé el vuelo—se coloca la cartera y la acompaño a la puerta.

—Cuídate y no olvides llamarme a diario—me dice. Asiento con la cabeza, me da un último abrazo y veo como se aleja por el corredor.

Fue mejor así, los últimos tres años a sufrido por mi culpa. Sierro la puerta y me recuesto en ella.  Este es un nuevo año, después de todo lo que paso un tiempo solo es lo que necesitaba, mudarme era lo mejor que podía hacer. 
 

                          ******************** 
 

Hoy es mi primer día en mi nueva universidad, ayer termine de arreglar las últimas cajas que me faltaron el sábado. No logre dormir en toda la noche, las pesadillas no me abandonan, pero tengo que dejar el pasado en el pasado y concentrarme en mi presente. 
Si me toca ocultar mi ser para estar mejor lo are, no dejaré que me vuelvan a lastimar.

Agarro las llaves del departamento con las de la moto y me voy.


 


 


Tyler

 

—Hola guapo—me saluda Tany. Se acerca y me da un beso.

—Hola—la miro, está igual de guapa que siempre. Hoy lleva su negro cabello amarrado en una cola, con un vestido rosa corto, que combina con su piel canela y unos grandes tacones.

Se percata de que la estoy mirando y me sonríe.

—Guapo no me mires mucho que me gasto—me dice y le regalo una sonrisa. Llevamos tres años saliendo, antes de ser mi novia era mi mejor amiga.

—Perdona por no haberte ido a buscar, es que me quede en casa de mi padre—le digo. Ella me mira con preocupación.

—¿Volvieron a pelear?—pregunta.

—No, solo hablamos un poco—miento, la verdad es que cada vez que nos vemos terminamos peleando, ha sido así desde la muerte de mi madre.

—Gracias por esperarnos chicos—una voz interrumpe nuestra conversación, nos volteamos a ver; son las 
gemelas—sabemos que no pueden vivir sin nosotras—dice Zara acercándose.

—Es que somos un gusto 
de ver—agrega Clary(la otra gemela) guiñándome un ojo.

—¡Oye chica! Deja de guiñarle el ojo a mi novio—la reprende Tany—busca el tuyo—dice haciendo pucheros.

—Guapa no te pongas celosa, sabéis que también te queremos a ti—Zara le da un beso en la mejilla—tu eres nuestro amor.

—¿Segura que ustedes dos no son lesbianas?—les pregunto a las gemelas señalándolas y no es que piense que algo raro. Las tres me miran y comienzan a reírse, ellas son unas locas inseparables.

Comenzamos avanzar para entrar a clases y noto que Clary se acerca a mí.

—¿Dónde está el capullo de tu 
amigo?—me pregunta.

—No tengo idea—le contesto. La verdad es que si se dónde está Trevor, 
probablemente en la casa de la porrista donde fue la fiesta de anoche, por lo que pude ver en sus historias de instagram, pero no le digo, ya que son novios o algo parecido.

—Adiós guapo, nos vemos en las prácticas—se despide Tany, antes de irse se acerca para enredar sus brazos en mi cuello y darme un beso al cual correspondo acercándola un poco más a mí; después de unos segundos no separamos.

Las gemelas se despiden y las tres se marchan juntas a sus respectivas clases.

 

                             ******************* 

 

Ya es la quinta hora, me he sentado al fondo de la clase, literatura es la materia que más me aburre y me tocó tomarla por obligación, ya que los primeros dos años me la salte.

Se abre la puerta y entra un chico alto, de piel blanca, vestido todo de negro, al igual que su cabellera oscura. 
No lo reconozco y eso que conozco a muchas personas, es algo que conlleva la popularidad.

—Permiso ¿Esta es la clase de literatura?—pregunta el chico dirigiéndose al profesor.

—Sí, usted debe de ser el joven Zed— contesta el profesor—tome asiento, que solo se ha perdido medía hora de clase.

El chico levanta la vista buscando una silla y camina a la que está a lado mío. Al caminar muchas chicas se han volteado a verlo y unas cuantas han comenzado a babear por él.

El chico se sienta y saca una libreta, me le quedo mirando solo por curiosidad, hasta que el profesor habla:

—Bueno chicas, la clase es adelante no atrás—todas se voltean embobadas otra vez, para prestar atención a la clase.

Por lo que he notado el chico se ha puesto nervioso por las miradas de algunas chicas, que raro es, a cualquier chico le gusta ser deseado por chicas y más cuando son guapas como ellas. 

 



Yetzye

#15227 en Novela romántica
#4013 en Joven Adulto

En el texto hay: miedos, amor lgbt, amistad

Editado: 15.10.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar