Naveidad: la espiritualidad de un amor

Introducción a la Naveidad

La espiritualidad de la Navidad es una sola y trae consigo la fraternidad; la fraternidad está envuelta en un incontable amor que emana de dos individuos, que se intrigan sin medidas; y el amor incontable e indivisible que, a pesar de la distancia se desenvuelve, marcando la historia del romanticismo perfecto. ―Daniel Aquino.

Ya se había acercado. El viento frío se paseaba por el mes. Todos estaban preparados para darle la bienvenida a los días más emocionantes y sobresalientes, que originan y dan el preámbulo al siguiente año. Y la vecindad esperaba que le vistieran con los colores de Nochebuena, para sonreír y dar las salutaciones a todo aquel que en ella pisare.

Siempre, se ha anhelado la víspera de Navidad y, para muchos, hablar del hermoso y mágico nombre de la Navidad era maravilloso, sobre todo cuando centramos el pensamiento en que la misma hace referencia a la gran masa de nieve que procede del Polo Norte a una determinada región; a los gorritos y guantecitos que nos cubren de la nieve y de su potente frío; a los muñequitos de nieve que elaboramos y decoramos con ramas, botones de camisetas, zanahorias, y lazos o bufandas de colores para su cuerpecito; a los grandes adornos que colocamos en la casa o en alguna parte de su alrededor; a los accesorios que concierne la estación del año; al gran árbol de Navidad que se reviste con bolas de colores, bombillitos que parpadean sus traslúcidos colores; a la gran estrella colocada en la cima del árbol, la cual ilumina el camino que lleva hacia Belén, donde nació el niño Jesús; a las cajitas de regalos que, en su interior están llenas de algunas sorpresas que nos van a encantar; a los calcetines que llevan objetos o caramelos de diferentes sabores; al diseño que seleccionamos para que todo se vea majestuoso y, para que cautive el bello paladar en la vista de los demás; a las flores que nos enamoran; a las guirnaldas que colocamos en las puertas de la casa, para exhibir parte de la navidad; al Papá Noel que le da sentido a la Navidad; y, a la calidez que sentimos cuando pensamos y observamos nuestro adorado hogar navideño.

Pero, a decir verdad, esa Navidad de la que se habla, queda a la perspectiva de aquellos que viven en esa realidad. Ahora, a nosotros nos queda en nuestros pensamientos, saber que esa Navidad significa la perfección para ellos, y no para nosotros. Por eso, aquellos que suelen llamar a esas cosas como “Navidad”, poseen un gran valor en su personalidad y un gran sentido en sus experiencias.

Pues, soy de los que dice: ¡Navidad es más que eso!... y, por tal razón, aquella vecindad llamada, La Cién, decidió hacer las cosas diferentes, y llamó a su tradición: La Naveidad… y la gran mayoría se preguntarán: ¿Qué es eso?... ¿Qué significado tiene?... y, a sinceridad, te dirán: “Significa que es la espiritualidad que no es espontánea, sino racional e idealista, que va acompañada de la esencia del elixir y del perfume del amor”.



#22774 en Otros
#6833 en Relatos cortos

En el texto hay: deseos, amor, felicidad y tristeza

Editado: 21.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.