New Opportunity

1

 

Caminaba por un pasillo blanco, era algo similar a un cristal precioso y al parecer no tenía fin o al menos eso veía. Casi podía decir que percibía la vida de ese color.
Me sentía demasiado liviana, sin alguna preocupación en mi mente, me sentía en paz.

Se que morí, recuerdo hasta los últimos segundos de mi vida humana y me siento bien, creo que de alguna manera u otra esperaba este final.

Seguía caminado hasta una puerta ligeramente abierta, era de un metal azul reforzado; en un segundo dude de entrar pero igualmente lo hice por puro instinto. 
De repente toda esa blancura y paz se fue como si explotara un globo, en un momento a otro escuche gritos, sufrimiento, risas. Todo los sentimientos en un solo lugar.

Era obscuro, sin luz, pero se podía ver. Era extraño, no se en donde estoy.

Vi muchas gente haciendo filas, en total había cuatro; en ellas custodiaba cuatro personas de un tamaño un poco anormal. Vestían túnicas que cubrían de pies a cabeza, no sentía miedo.Entonces escuché el galope de un caballo acercándose, pero cuando ví que un par de esqueletos al lado mío se me erizó la piel por completo.

El caballo esquelético se quedo estático y la "persona" bajo de él. Tomó mi mano y hablo con voz neutra, de alguna manera se sentía... robótica. Mientras me guiaba hacia la última fila.

— Estás en el limbo.

Yo frunci el ceño, no entendía bien que era ese lugar.

— Estás en un lugar específico fuera de la realidad, las almas están aquí para ver su verdadero camino. La muerte decide acerca de tus decisiones. 

No puedo negar que me entro un poco de miedo .¿Haberé tomado buenas decisiones en la vida? No lo se. 

Finalmente entré a la fila, era larga pero avanzaba rápido.
Cuando llegó mi turno estaba tensa. No tuve que decir nada, el que custodiaba la entrada toco mi frente, sentí que se metía en mis recuerdos, en mi alma... y en mi corazón.

No duro ni diez minutos cuando saco su fría mano y una luz apareció frente a mi. Me cegó por completo.

Entonces avancé.

Aparecí como si fuera arte de magia en un campo, frente a unas largas rejas que cubrían la zona, las hierbas en el suelo era tan cómodas, por alguna razón estaba descalza.
Era como el mundo real pero a la vez no, también era muy raro, de lejos podía ver casas y personas.
En sus caras podía ver la paz y felicidad que sentían.

Mis abuelos eran católicos, creían en el cielo y yo, al ser criada por ellos, también. Así que finalmente, aquí estoy... En el cielo.
Se abrieron las puertas y entré.

Pude ver que una aureola apenas visible se posó arriba de mi cabeza. 

Nunca había visto algo tan... Mágico.

Me encontré con varias personas, que en algún tiempo había conocido y habían fallecido.

 

Las abracé y lloré con ellos, los había extrañado mucho. Pero ansiaba ver a dos personas mas, las más importantes. No se cuanto tiempo había pasado, pero no me importaba, estaba disfrutando el momento.

‹‹ Cassie ›› Llamaron mi nombre detrás de mi.

Allí estaban uno de los Arcángeles. No me pregunten como sabía, pero ahí estaba.

Quizás por las grandes alas que había detrás de él.

— Ehh... yo... Hola. —Le había dicho susurrando en un momento de nerviosismo.


 Sonriendo hablo —Soy Raguel, uno de los siete arcángeles.
 — Y te voy a enseñar lo que estar aquí en el cielo, y lo mas importante... Tu misión.

Yo no podía decir nada, estaba un poco conmocionada.
Aun así, seguía hipnotizada con sus hermosas alas blancas y muy bien cuidadas del Arcángel.

—Este, como sabrás es el llamado por los humanos el cielo, o el mundo de los muertos; cada ángel que ingresa por las puertas divinas tiene asignado una persona a quien cuidar y proteger, pero no todos tienen el mismo labor, eso depende del Señor. —asentí, procesando la información—... Tú por lo que me ha dicho ya tienes asignada a la persona a quien cuidarás y protegerás. Aunque antes de todo eso debes aprender sobre... todo. Además...


—Espera, espera, perdón... No entendí, ¿Qué cosa voy a hacer?

 El rió—Si, estoy yendo muy rápido. Ven, vamos te voy a explicar desde el principio de todo... Aquí no hay tiempo que nos detenga.



lov3thedevil

Editado: 22.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar