Ni 1millón de Estrellas

Capítulo 3

Y allí estaba de nuevo.
Ante las puertas de aquel "castillo".

Vestía el uniforme del lugar: zapatos blancos, calcetas negras, falda de pliegues azul marina con el borde blanco, una camisa blanca con una corbata dorada y una chaqueta americana con detalles en dorado y el logo sobre el pecho derecho.

Cada vez aparecían mas y mas coches lujosos....espera....¿¡eso era un carruaje!?

A duras penas conseguí mantener mi boca cerrada para que no se me cayera la mandíbula.

Me hice hueco entre los estudiantes en busca de mi clase.

Según lo que me acababa de decir la conserje, muy amable por cierto, era la de 1°A, en el 2°pasillo, la cuarta puerta al final.

En mi búsqueda de la clase, mi móvil empezó a vibrar dentro de mi bolsillo.

- Ahora no puedo.

- ¿Donde estás? ¡Me has abandonado! - dijo fingiendo que lloraba.

- Ja....luego soy yo la reina del drama no? Esta tarde te cuento, te quierooooo - mientras ella se quejaba, yo le mandaba muchos besos hasta que colgué.

Llegué al salón....

ES MAS GRANDE QUE MI APARTAMENTO.

Llena de pupitres, sillas, un pequeño "escenario" donde el profesor daba la clase, una gran pizarra digital.
La lampara era TAN grande, aquello era como un palacio. ¿Enserio era necesario todo esto?

Me senté en uno de los pupitres, en la segunda fila, el que pegaba al pasillo.

Poco a poco empezaron a llegar los compañeros, quienes me miraban curiosos por saber quien era su nueva compañera y comentaban entre ellos.

- Tu, escoria.

¿Acaso dijo escoria?

- ¿Estas sorda?

¿Que pasa con esta person....

Ay madre....

- ¿Hice algo mal en mi vida anterior? - dije casi suplicando al cielo

- Esta loca....- le escuché susurrar en alto.

- Mira señor Zapajo

- ¿Zapajo?

- Zapatos-rojos....quiero empezar con buen pie, supongo que este es tu asiento, ¿no? Pues yo me camb....

- No.

- ....bio a otr....¿no? Entonces ¿¡que quieres!?

- Ven.

Agarró mi muñeca y me llevó con el en contra de mi voluntad.

- ¿¡Que haces!? ¡Suéltame! - grité mientras intentaba soltarme.

- ¿¡Quieres parar!?

- ¡Pues suéltame!

- ¡Necesito que vengas!

- ¡Pídemelo como las personas normales!

- Mira - se calló mientras acariciaba su frente con las yemas de sus dedos - necesito que me acompañes un momento.

- ¿A donde?

- Solo ven.

- Pues suéltame.

Y al fin, lo hizo. Menos mal porque ya iba a ver la furia real de Alina Vell. Empezó a andar y yo le seguí completamente en silencio.

Bajamos por unas escaleras en forma de caracol hasta lo que parecía una gran sala de descanso llena de sofás, decoraciones lujosas y extravagantes, esculturas....

- Hola señorito Evans - dijo apresuradamente una señora con un micrófono en la mano.

Delante de ella había un cámara....¿esto era una entrevista?

- Hola - dijo el sonriendo.

- ¿La has traído?

- Si, aquí está - dijo agarrándome por los hombros.

- Perfecto, sentaros aquí y comenzamos.

- Espera esto que es - le dije.

- Shh, tu solo sígueme la corriente.

- Tras el incidente de ayer, las redes sociales se volvieron locas, por eso tenemos aquí a la señorita Vell, dispuesta a relatarnos la verdad - dijo la entrevistadora acercando el micrófono a mi.

- H....hola, eh....e....

- Está muy nerviosa, esto es nuevo - dijo el Zapajo mientras sonreía.

- Entonces díganos usted, señorito Evans, ¿es cierto que la agredió?

- ¿Que? ¡No! Fue un accidente. Ella cayó con tan mala suerte de que pisé la comida, luego cuando ella me la enseñó, al devolvérsela se me cayó encima suya. Nunca fue mi intención hacerle algo así a una pobre trabajadora.

¿Que? Como puede ser tan sucio y mentiroso....

- Wow, la historia cambia mucho, pues en Internet parecía otra cosa. ¿Eso es cierto? - volvió a acercar el micrófono a mi.

Yo me quedé perpleja hasta que el me dio un codazo.

- S....si, es cierto.

¡¡Tonta estúpida!! ¿¡Por que has dicho eso!?

- ¿Y como es que has decidido venir a la gran UWK?

- Gracias a su inteligencia y duro trabajo, consiguió la beca que ofrece cada año el centro para los no pudientes.

- ¡Eso es fantástico! ¡Enhorabuena! Y hasta aquí la entrevista de hoy, el señorito Evans tiene que estar muy ocupado y la señorita Vell tiene que adaptarse al lugar. ¡Nos vemos en el siguiente programa!

Ja....ahora entiendo todo....

En silencio nos fuimos hasta quedar solos en un pasillo directo a mi clase.

- Sabia que eras un crío malcriado....pero no que esto seria tan sucio.

- ¿Que estas hablando? - dijo molesto. 
Todas aquellas sonrisas falsas que puso durante la entrevista se fueron nada mas el cámara dejó de grabarle.

- ¿Por mi esfuerzo y duro trabajo? ¡No me jodas! Esto solo lo has hecho para limpiar tu nombre y quedar yo como una tonta y torpe pobre.



#37931 en Novela romántica
#9939 en Joven Adulto

En el texto hay: adolescentes, drama, amor

Editado: 18.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.