No Me Odies Por Amarte

El reencuentro

 

¡¿ Por qué ?!, si todo iba tan bien, ¡¿Por qué tuviste que aparecer aquel día?!.
Yo andaba tan tranquilo apunto de cruzar la pista cuando de pronto oí una risa familiar, el tan solo escucharla me hizo girar encontrándome cara a cara contigo; creo que me dolió más el hecho que no reaccionarás es como si no me hubieras reconocido.

¡Diablos! Estabas tan hermosa, esa tarde solo tuve cabeza para ti con tus bellos ojos negros y tu risa encantadora; pensé que era un sueño, me repetía constantemente:

"Solo lo imaginaste nada más, es una confusión"

Dentro mío había una guerra interna entre mi cabeza y mi corazón; mi corazón le decía:

- Sé que es ella dejame buscarla.

Mi mente le gritaba:

- ¡ No, Ya basta de tonterías ! Debes de superarla, no vas a estar asi toda la vida.

Mi mente ya estaba apunto de ganar, pero de pronto sonó mi celular, me habia llegado tu solicitud de amitad y ese fue un golpe que hizo ganar a mi corazón. Acepté sin pensar tu solicitud, y al intante me llego un mensaje tuyo.

-"¿Eras tú?"

Mi corazón estalló de alegría y respondí:

-"Sí, era yo
¿Cómo estás?"

Me contaste muchas cosas y entre ellas los amores que tuviste, debo confesarte que por cada chico del que hablabas se terminaba rompiendo algo por mis celos. No podia creer que estaba hablando contigo, habia pasado mucho tiempo.

Poco después llegó lo que espere pacientemente.

-¿Quieres salir conmigo?
-Claro, por qué no?, cuando?
-Te parece el sábado?( coincidentemente el sábado caería 1° de junio)
- ok a que hora? Y donde?
-te parece al medio día en la plaza
- ok, te veo el sábado.

Esperé ansioso al sábado
, y cuando llegó me propuse a ponerme super guapo para ti, salí 1 hora antes de lo acordado para no llegar tarde y esperé pacientemente a que llegarás; mientras practicaba lo que diría al verte, llegaste corriendo porque ya habian pasado casi 30 minutos( me hizo recordar cuando te conocí, siempre se te hacia tarde, eso me encantaba de ti y te hubiera esperado una vida completa).

Me dejaste totalmente sorprendido por lo bella que estabas.

- Hola estas muy bonita
- gracias (sonrojada)

Pasamos una tarde agradable entre risas y miradas, llegada la tarde pasamos por un lugar memorable, el colegio. Rememoramos con nostalgia aquellos viejos tiempos, me alegraba saber que aún los tenias presente; no pude evitar verte a los ojos y decirte:

-Enserio te extrañé
- Yo... También te extrañé

Nos abrazamos y sin pensarlo nos dimos un largo y tierno beso, de aquellos que nos dabamos cuando eramos enamorados; al abrir los ojos te vi y al igual que yo tenías lágrimas en los ojos, nos dimos otro abrazo y así terminamos nuestra romántica velada.



#21405 en Novela romántica

En el texto hay: una novela romntica

Editado: 22.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.