No Me Sueltes

ÁTICO

EMMA

Salgo del lugar en busca de mi habitación, los ventanales me permiten ver el lugar de afuera. Subo las escaleras y entro a mi habitación. Después de unos minutos los chicos llegan a mi cuarto.

-entren. -Digo sin pensar que Marcus también está. Su presencia me incomoda-. ¿Qué tal el desayuno? -Lo veo sentarse en la silla del escritorio.

-estuvo bueno, Em. -Habla Kasi.

-¿tienes algo por hacer hoy? -preguntó Simón.

-nada, pero si ustedes harán algo me uno. -La mirada de Marcus me estresa, no me quita los ojos de encima desde que entró a la habitación.

-Salgamos a beber o a comer algo. -Habla Samuel-. ¿Deseas ir? Claro si deseas, a parte, es sábado, aprovechemos.

<Quién quiere salir con los padres recién fallecidos>

-claro. -Marcus me tiene nerviosa-. Iré.- Miro a Andrea quién se sorprende un poco. Si me está invitando es porque no sabe y eso significa que puedo confirmar en ellos.

Algunos se van y sólo se queda Kasi y Andrea.

-¿por qué aceptaste? -Pregunta Andrea mientras se tira a la cama.

-porque no saben lo que me pasa.

-bueno.... pero nosotros sí. -Responde Kasi.

-lo sé pero no quiero darle explicación a nadie y estarme llenando de preguntas. -Asienten y no me dicen nada más. Después de unos minutos se despiden de mí dejándome sola.

Paso toda la mañana y la mayor parte de la tarde en la laptop ya que terminé mis estudios y creo que es hora de iniciar una carrera.

Llegada las 7pm Kasi y Andrea ya están en mi habitación. Kasi tiene una falda negra que le llega 5 dedos por arriba de la rodilla y se amolda a su cuerpazo, blusa negra con mangas largas y unos zapatos de tacos. Andrea tiene un pantalón jean color gris una camisa blanca con mangas largas y unos tacos con punta gruesa.<se visten muy bien> me meto al baño, lavo mis dientes y comienzo a vestirme.

-¿lista, Em? -Habla Andrea

-ya casi salgo, chicas. -Termino de poner mi vestido y salgo a ella-. ¿Qué tal? -Pregunto un poco preocupada ya que ni si quiera me esforcé por encontrar algo que me guste. El vestido es negro con flores rosadas de un lado, tiras finas y llega hasta el piso

-te queda muy bien. -Dice Kasi.

-demasiado Bien. -Responde Andrea-. Dame una vuelta. -Giro complaciéndolas con lo que piden.

-Ni siquiera sé si está bien... -Digo desanimada-. No fue buena idea aceptar.

-podemos quedarnos. -Habla Andrea y Kasi no duda en aceptar, pero se las ve hermosas y quisiera ir a caminar un poco por las calles de NY.

-quiero ir. -Digo con una sonrisa-. Vamos. -Termino de ponerme las zapatillas ya que no me interesa ponerme tacos por el momento aunque me siento pequeñas con ellas a lado.

-¿listas? -habla Simón al encontrarnos en el camino.

-sí. -Digo con una sonrisa-. Estás muy guapo. -Le doy en el trasero. Tiene un pantalón de tela color negro y una camisa manga larga color blanca.

-¿y esa confianza? -Me dice de momento y me hace sentir mal.

-lo sient..... -Se ríe cortando mi oración.

-es mentira, Em. -Se acerca y pone su mano en mi cabeza.

-yo me la creo, he. - Avanzamos hasta el estacionamiento.

Sasha, Samuel, Jenefer y Marcus va en otro carro. Veo a Kasi observar a Sasha y esto me huele raro. Nos subimos al carro y salimos en dirección al bar.

-¿tienes buena amistad con Sasha? -Le pregunto a Kasi.

-Le gusta. -Responde Simón.

-¿en serio? -Pregunto asombrada-. Ustedes son muy hermosas, de ley te ha de gustar. -Toco su mano-. Si me gustaran las mujeres, estaría enamorada de ti. -Le confieso y me regala una sonrisa-. ¿Me cuentas después? -asiente con la cabeza.

Después de media hora de viaje, llegamos al destino, la casa Darek está lejos por obvias razones. Una vez estacionados caminamos al Bar. <lo que me encantan las calles de NY pordios> Neir's tavern nos recibe con Don Omar de fondo. Los otros chicos ya están ubicados y nosotros llegamos a su puesto.

-¿Qué tal? -Dice Samuel y todos respondemos, nos sentamos y comienzan a disfrutar de la noche. Entre todos se ponen a hablar, reír y contar cosas, Marcus no me quita la mirada de encima y comienza a incomodarme. Las cervezas llegan a la mesa y no dudo en tomar ya que siento que me la merezco. Todos tomamos pero no nos emborrachamos, el tiempo va pasando y así mismo todos entrando en ambiente. Estoy sentada observando cómo actúan todos y por un segundo, sólo por un segundo me estaba olvidando de lo que había pasado hasta que

Sign of the times-Harry Style. Comienza a sonar en algún lugar. Siento que los ojos me arden y las manos comienzan a sudarme. La mirada de Marcus me tiene muy molesta y nada ayuda a mi estado ahora. Salgo del lugar tratando de huir a lo que me tiene días sufriendo. La música se sigue escuchando fuerte y el pecho comienza a dolerme.

-Emma. -La voz de Marcus no me agrada-. ¿Estás bien? -lo siento muy hipócrita.

-estoy bien, sólo quise salir. -Trato de alejarme de él.

-¿quieres compañía?

-no, gracias, estoy bien.

-no parece, Emma.

-por favor, Marcus, déjame sola necesito espacio. -Me alejo de él buscando un lugar donde no tenga que ver su cara. No tengo nada en su contra pero me molesta que me vea a cada rato.

Camino por la zona tratando de dejar de escuchar la música y dejar de sentir la mirada de Marcus. Mi mirada la tengo perdida y sin querer tropiezo con alguien.

-lo siento....... -Digo mientras sus manos sostienen mis caderas evitando que me caiga de boca.

-debes tener más cuidado, Vigdís. -Su voz me hace asustar y la posición en la que estoy también así que me suelto de inmediato.

-lo siento. -Digo avergonzada.

-¿qué haces por acá? -Su voz me pone muy nerviosa.

-estoy con los chicos a unas cuadras. -Camino para evitar mojarme más con su cercanía.

-¿sabes dónde estás? <No tengo una puta idea de donde estoy>

-sí. -Sigo caminando y no sé a dónde voy.



#2428 en Fantasía
#3122 en Otros
#532 en Acción

En el texto hay: fantasia, poderes, amor amistad

Editado: 01.07.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.