No Me Sueltes

ROJO

    EMMA

Otro mes se añade a mi calendario desde que llegué. Mis poderes siguen sin aparecer y no quiero desanimarme pero espero que pronto puedan salir a la luz. Me levanto de la cama y me voy directo al baño, hoy quiero que sea diferente así que me quitaré los lentes de contacto.

-¿estás segura?-pregunta Kasi-.si así lo quieres yo te apoyo, aunque no te niego que me da curiosidad ver tus ojos, tu pelo blanco ya me encanta, no me imagino tus ojos, aunque tienen que ser peculiares como para que los tengas con lentes de contacto.

Escucho hablar a mi amiga y yo no creo que sean la gran cosa, lo único es que las personas no están acostumbradas pero no es nada de otro mundo. Cierro la puerta y me preparo para retirármelas. Los nervios me toman un poco pero pienso en los ojos de Xander y me da un poco de tranquilidad.

Quito los lentes y lo que me muestra el espejo después de años es asombroso, tenía muchísimo tiempo sin verme como ahora y me da nostalgia saber que no he podido contemplarlos como he querido. Salgo del baño y la mirada de Kasi me pone nerviosa, se queda parada y no deja de verme.

-¿esos son tus ojos? - pregunta casi tartamudeando-. Son..... ¿Así de brillantes?-asiento y la veo pasar saliva-.entiendo ahora porque lo utilizabas. -Dice mientras se me acerca-.nunca había visto unos ojos así en mi vida.-siento sus manos pasar por mi cara, luego por mis cejas y después por mis ojos, su mirada es tan penetrante que me hace sentir nerviosa.

-eres muy hermosa, Emma.-si me gustaran las mujeres ya estaría loca por ella-. De verdad son increíble.

-gracias, cariño. -tomo su mano y le sonrío-. Me has puesto muy nerviosa.-confieso y no sé cómo romper el momento.

-okey.-sale de mi vista-.si te miro un segundo más puedo perderme en ellos y no volver a ver unos ojos de la manera en que te he visto a ti.-se acuesta en la cama y toma su móvil-.es hora de ir a desayunar.

-no quiero ir.-me arrepiento-.no sé si es buena idea.-se para de la cama
y me obliga a salir-.okey.-digo muy nerviosa-.lo haré. -Me tomo media hora entre salir y no salir y Kasi ya tiene hambre.

-nos quedaremos sin desayuno.-dice desesperada-.te acostumbraras, hoy te verá todo el mundo y mañana será normal.-me soba el brazo haciendo que me sienta segura.

-okey. -respondo y salimos del cuarto.

Una vez cierro la puerta siento que mi cuerpo tiembla, son nervios, es normal pero me da miedo, no sé por qué pero me da miedo. Avanzamos a las escaleras y siento los ojos de las personas que van subiendo. Me da mucha vergüenza pero ya estoy acá. Camino y las voces no se hacen esperar. Llegamos al comedor y en menos de un minuto los ojos están sobre mí.

<Me da algo> <me quiero ir> <que nervios> <mucha gente me ve> <no debí quitarme los lentes>

Los nervios se tornan más fuertes y siento que no se quieren mover mis pies del piso, comienzo a caminar cada vez más lento hasta que me veo en medio de un círculo de adolescentes, niños y personas adultas.

-¿son tu ojos?-escucho por ahí.

-¿son lentes de contacto?-me estoy comenzando a marear.

-¿por qué son tan brillantes?

-seguro son lentes de contacto.

-no deberías utilizar esos, no te quedan.

La imagen de los chicos comienza a ponerme muy nerviosa y busco a Kasi quién está tratando de apartar a las personas ya que la han enviado lejos de mí. Trato de calmarme pero siento que cada vez se pegan más a mí.

-Kasi.-digo muy bajito esperando que pueda llegar rápido a mí-.utiliza tu poder.-no sé si me escucha pero siento que se me forma un nudo en la garganta de tantos nervios.

-Xander.-llamo esperando a que me salve como siempre-.los nervios me están ganando y por inercia me toco la garganta como quien detiene algo-.por favor.-digo un poco alto y veo como todos se van al suelo tapándose los oídos y en nanosegundos siento los brazos que quería sentir después de algunas semanas. Llegamos al polideportivo en ruinas y siento que quiero gritar.

-¡Ah¡ -grito de los nervios una vez que Xander me deja en el lugar. Saco lo que tengo adentro y me siento mejor que antes. Después de unos minutos la presencia de Xander invade el lugar y los nervios me toman, los latidos se me aceleran y mi entrepierna se moja.

-¿te sientes mejor?-pregunta y me hace sentir bien.

-estoy bien, gracias.-asiente y se pega a mí, pone una mano en mi cintura y otra en mi espalda quedando a centímetros de mí. Rozo mi nariz con la suya sintiendo el calor que me gusta.

-Me gustas, Xander.-le confieso-. ¿Lo sabes?

-Lo sé.-dice mientras siento que no puedo así y no es lo que quiero escuchar.

-¿también te gusto?-pregunto nerviosa y no responde, me pone un poco triste la situación pero es algo que no se puede obligar. Me traslada a mi habitación y no me da oportunidad a decir nada ya que se va enseguida.

Me quedo dando vueltas mientras pienso en que hacer, ya me vieron, ya no quiero ocultarme más. Salgo de la habitación y me dirijo al comedor, los ojos vuelven a caer en mí y esta vez no quiero que invadan mi espacio.

-son mis ojos. -Digo bajito y la mayoría asiente. < ¿Cómo?<aaaah, recuerdo el poder del oído y esas cosas>

Desayuno con los chicos y todos me ven de la forma que me vio Kasi.

-Emma.-dice Simón-.realmente son hermosos.-se para de su asiento y se pone a mi lado-. ¿Es normal perderse en ellos? -Pregunta sin dejar de verme, pasa su mano por mi cara y veo sus ojos brillar-.son increble-. No deja de verme y me pone nerviosa.

-Simón.-escucho la voz de Xander quien parece que lo regresa de no se dónde, vuelve a verme y esta vez se lo veo más relajado.

-gracias. -Poso mi mano en su cara y le agradezco dejándole un beso en la otra mejilla.

Después de eso trato de no verlos por mucho tiempo a los chicos una vez que me han dicho muchas cosas lindas, le agradezco a todos y el desayuno termina bien.



#2428 en Fantasía
#3122 en Otros
#532 en Acción

En el texto hay: fantasia, poderes, amor amistad

Editado: 01.07.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.