No Me Sueltes

MIAMI

      EMMA

Estas semanas han pasado envuelta en este mundo, mis poderes siguen sin aparecer y me estoy dando por vencida con esto. Mis amigos ya casi no despiertan con los oídos llenos de sangre y de cierto modo me consuela. Ahora puedo dormir mejor y aunque extraño a mi familia y el dolor no desaparece, este lugar, los chicos me ayudan mucho.

-hay que planear un viaje para este fin de semana.-habla Andrea mientras anda en la laptop.

-me parece buena idea.-digo de inmediato-. ¿Dónde sería?

-vamos a la playa. -Dice Simón-. Invitemos a los chicos y vamos.

La idea me gusta pero no quiero tener nada que ver con Marcús. No tengo nada en su contra pero me da mala energía.

-Miami. -Dice Kasi-. Miami es el destino y todos estamos de acuerdo.-reímos ante su suposición.

Andrea se encarga de avisarle a los chicos y todos estamos de acuerdo, dentro de la semana recoge el dinero de los pasajes y del hotel mientras todos, menos yo. Sacan sus poderes a la luz.

-listo.-habla Andrea mientras salgo del baño con la toalla envuelta en el pelo-. Está todo comprado, nos iremos el viernes por la noche.

-¿mañana o el próximo? -pregunto.

-mañana, querida. Así que alista tu ropa. -veo como mensajea avisándoles a todos-. Será un buen viaje, lo necesitamos. -dice mi amiga mientras se abre de brazos en la cama en forma de cruz. Me tiro a su lado y sin querer me quedo dormir.

-Emma. -Me mueve de los brazos-. Levántate.

Poco a poco abro los ojos y aun no sale el sol.

-tienes que arreglar la maleta, te dormiste temprano ayer.-no entiendo por qué lo hizo pero mejor respiro porque sé que no lo haría de mala manera. <DESPERTARME TEMPRANO>

-Andrea. -Digo mientras bostezo-. ¿No es más fácil ir y venir teletransportánrnos?-recuerdo como mi padre me trajo a NY de un momento a otro y aunque me duele el corazón siento que puedo aguantarlo.

-nop. -Dice de momento-. No sé cómo se hace eso, sólo puedo hacerlo dentro del país y muy raras veces.-nos tiramos en la cama mientras vemos la habitación aclararse por los rayos del sol-. Por cierto, Xander también va.-me da una punzada y trato de disimular.

La mañana llega bajamos al comedor, los chicos están en una mesa y todos hablamos del viaje. El resto de la mañana la tomo para arreglar las cosas con Kasi y los otros chicos y llegado la tarde avanzamos al aeropuerto.

-como van las cosas con Sasha?-le pregunto a mi amiga-. Espero que bien si no se las verá conmigo.-nos reímos.

-bien, seguimos hablando y viendo cómo se dan las cosas.-dice mi amiga.

Llegamos al aeropuerto y nos reunimos todos, ver la cara de Xander me pone nerviosa pero ver la de Marcús me daña el genio. Alistamos todo, para poder subir al avión y que el viaje pueda iniciar. Nos montamos al avión y disfrutamos del viaje. Después de unas horas aterrizamos en el aeropuerto de Miami.

-es increíble!-habla Kasi-. Me encanta este lugar.

-es el aeropuerto. -Dice Marcús-. No es gran cosa.

-es increíble.-defiende Sasha-. Que sea normal para ti no significa que lo será para otros.-toma a Kasi de la mano y seguimos caminando.

Después de pasar por migración nos apuramos a ver las maletas, una vez con las maletas en mano, salimos del aeropuerto en busca del hotel el cual nos queda a unas cuadras, todos caminamos mientras hablamos entre todos, los ojos de Marcus me comienzan a fastidiar.

-¿Cómo que me ves mucho?-digo sólo para él-. Deja de verme que ya te dije que no me gustas y no me gusta que lo hagas.

- son mis ojos, yo hago con ellos lo que quiera.

-pero me incomoda y comienza a fastidiarme.-lo dejo con la palabra en a boca y me pongo atrás de Xander, no quiero hablar con él, sólo quiero llegar al hotel.

-no fue buena idea caminar.-dice Simón-. Creí que dijiste que estaba cerca, Andrea.

-en el mapa se veía cerca.

-dejen de ser llorones y caminen.-me les burlo-. Aprovechen, tómenlo como un ejercicio.

Después de unos minutos llegamos al lugar.

-wow.-se sorprende Sasha-. Este lugar es bonito.

Las instalaciones del Embassy suites by Hilton Miami internacional airport nos reciben dándonos una vista linda del hotel, la recepcionista nos atiende y nos indica los numero de las habitaciones.

-esta es su llave.-se la da a Xander-. Por favor.-nos ve a todos-. Disfrute de su estadía.

Cada quien coge su rumbo y nos dirigimos a las habitaciones, mi habitación la comporto con Andrea y Kasi, nuestra habitación está en medio de la de Simón y Xander y más delante la de los demás chicos.

Después de una hora nos arreglamos y salimos para cenar, el lugar tiene una gastronomía exquisita y no puedo quedarme con las ganas de probarla. Todos estamos sentados en una mesa, somos 9 en total y sin más hablamos de nosotros para poder conocernos.

-desde cuando tienen poderes.-empiezo yo.

-yo los descubrí a los 16, ahora tengo 26. -Habla Simón.

-yo a los 7 y ahora tengo 19. -Dice Jenefer.

Todos nos me responden menos Xander.

-¿y usted? -lo miro mientras está con los brazos cruzados.

-¿quieres saber mi edad? -su pregunta me avergüenza y los chicos si ríen, no pregunto más y él tampoco se digna a responder. Terminamos la cena y cada quién se dirige a su habitación.

-quisiera ver las instalaciones.-le digo a las chicas-. Adelántate, ya vamos.

Mi habitación está en el 8tavo piso y decido ir por el ascensor. Bajo y me dirijo a la zona de la piscina, está todo iluminado y me encanta como se ve en la noche, el ambiente es agradable y la piscina aunque no es grande está bien.

-¿vas a bañarte? -Pregunta Marcús y sin dejarme reaccionar me tira a la piscina.

<¿Pero él en serio no entiende?>

Salgo de la piscina y me dirijo a mi habitación.

-no te enojes, estaba bromeando.-me toma de la mano y me apega a él, mis tetas tocan su cuerpo y me muevo con brusquedad ya que no quiero que me toque.



#2510 en Fantasía
#3200 en Otros
#552 en Acción

En el texto hay: fantasia, poderes, amor amistad

Editado: 01.07.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.