No Me Sueltes

OKEY

EMMA

5 HORAS ANTES DE CASA DAREK

Salgo de la ducha con la toalla en la cabeza, comienzo a vestirme para poder salir a la ciudad y comprar cosas para la casa. el tiempo ha pasado tan lento entre recuerdos y extrañar a mis amigos, a Xander............ no hay día que no piense en ellos, y para ser sincera el que mis poderes hayan florecido y ahora pueda controlarlos a mi gusto me han dado el privilegio de espiarlos.

Hay día que los escucho hablar, hay noches que veo dormir a Kasi en mi cama, rompiendo mi corazón porque sólo quiero correr a ella y decirle que la extraño, o a Simón o a Andrea o a Xander quien la mayor parte del tiempo escucho. Ha sido difícil estar así y más aún cuando sientes que has perdido demasiado, los escucho entrenar, hablar, los veo dormir y sólo quiero correr a ellos.

La carretera me recibe regalándome una cantidad de hermosos arboles grandes, después de una hora de viaje llego a la ciudad y me encargo de hacer compras. 3 horas más se suman, haciendo que caiga sentada en una de las sillas de mi cafetería favorita.

-¿lo mismo de siempre?-habla Andres quien trabaja aquí todas las tardes.

-sí, por favor.-espero unos minutos y llega mi pedido. Tomo los tenedores y corto un pedazo de pancake mientras de costumbre dirijo mi oído a la casa Darek esperando a escuchar a mi amiga.

--¿cómo estás?-pregunta mi Simón. Cada que los escucho se me comprime el estomago

-estoy bien.-dice Kasi.

Sigo escuchando disimulando que no pasa nada mientras termino con mi comida. La música se detiene después de unos minutos mientras escucho a los niños de la casa gritar. Los pelos se me enchinan y el coraje me toma cuando escucho a Marcús llamándome.

-aquí o allá.-dice Kasi furiosa-.donde sea que esté jamás te la daría, hijo de puta.

Con disimulo salgo del lugar y enciendo mi auto, me adentro a la carretera lo más rápido que puedo y una vez fuera de las cámaras. Aparezco en la casa Darek en medio de los árboles. Tanto tiempo entrenando, practicado y sacando lo mejor de mí me han traído aquí. a mí me quieren, mi me tendrán.

Camino mientras de lejos observo como un proyectil se dirige a los niños, como  me enoja y me hace enloquecer viendo la falta de humanidad de estos hombres. Detengo el aparato mientras veo a Kasi hacer la misma acción, lo regreso al hombre haciendo que más de 10 de ellos se destrocen en pedazos. Escucho a la onda expansiva de lo que ahora sé que evitaba que mi madre y padre puedan utilizar sus poderes.

-Emma.-el corazón me brinca al escucharla a mi amiga, los ojos me arden y el grito sale mandando a bajo aquello que les prohíbe cuidarse y cuidar a otros. Los ojos de Kasi me buscan y no puedo creer lo hermosa que está. camino de entre los arboles mientras evito que varias balas toque a los niños. Xander, Simón, Andrea y ella me ven como si no me conocieran. No se mueven mientras que camino evitando que los de la casa sean lastimados.

-Emma.-los ojos de Andrea se conectan con los míos mostrando nostalgia en ellos. No respondo, no digo nada y salgo de entre los arboles haciendo que ella vuelva a lado de Simón.

Camino sin dejar de perder de vista todo a mi alrededor, Kasi está sin moverse y me estresa que no se dé cuenta de que una cantidad de balas va a su dirección. Detengo todo evitando que la toquen, mientras la voz de Xander llega a mis oídos.

-Vigdís.-otra punzada llega recordando las veces que sus brazos me consolaban. Ver como tratan de lastimarlos me llena de tanto odio. Procedo a acabar con todo lo que se me cruza en el camino y con aquello que no. No veo, no siento y no tengo una pizca de piedad con aquellos que lastimaron a mi familia.

Veo a Jenefer detener el tronco dirigido a uno de los malos, lo hace con dificultad mientras pienso si la dejo o no, pero sin embargo decido dejarla y que ella se encargue de eso. los ojos de los chicos no dejan de verme y los nervios me comen. A todos se los ven diferentes, más guapos, un poquito más grandes. <Mi Kasi, Mi Simón, Mis chicos, Mi Xander.......>

Me dirijo hacia Kasi sin saber qué hacer. La abrazo, les digo lo muchísimo que los extrañé. Me detengo sin dejar de verla y los chicos se acercan. Los miro y el corazón me va a mil. Los extrañé demasiado que me duele.

Decido pasar por su lado dejándolos sólos para llegar a mi cuarto y encerrarme en ella.

AHORA

Un día desde que llegué y no he podido dormir, estoy tan nerviosa y no sé qué hacer. Regreso a la cabaña para poder dejar todo ordenado, todo lo que compré y así volver al lugar que me acogió. Están en peligro por mí, yo soy la que se tiene que encargar de ellos.

Dos semanas desde que volví a Darek y el ambiente es pesado, no hablo con ninguno aunque se han acercado, es que no sé tampoco cómo hacerlo después de tanto, no sé si volverán a ser los mismos conmigo o si realmente me consideró su amiga. A las 2am me dirijo a la terraza ya que no puedo dormir por pensar en ellos, creí que sería más fácil pero no lo es.

-Emma.- volteo viéndola tan hermosa como siempre-. Hablemos.

-Te extraño.-me arden los ojos-.los extraño a todos.-Kasi se me tira a los brazos y siento como rompo en llanto.

-Perdóname, Emma.-la voz se le quiebra-. Debí decírtelo, no hay excusa para esto.-dice mientras me mira a los ojos-.perdón por no decirte y dejar que todo esto haya pasado, no hay excusas, no hay motivos ni un porqué y peor un pero. Sólo perdóname.-las lágrimas le inundan el rostro-. Por favor.-la pego a mis brazos y veo a Simón acercarse.- la suelto para tirarme a los brazos de mi chico favorito.

Tantas noches que me cuidaron y aguantaron mis gritos sin importar que sus oídos sangren, tantas veces que me consolaron y fueron mi refugio. Sí, me mintieron con algo muy grave pero ya está, he decidido perdonarlos porque hicieron por mi algo que nadie más haría.

-Perdóname, Emma.-sus ojos se cristalizan.

-y a mí.-Andrea aparece a mi lado con lágrimas en los ojos.



#2428 en Fantasía
#3122 en Otros
#532 en Acción

En el texto hay: fantasia, poderes, amor amistad

Editado: 01.07.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.